Serie del Caribe: por esta vez, de acuerdo

Es un hecho: a partir de que se abrió el grifo y el talento beisbolero comenzó a emigrar a chorros de la Isla, cada vez fue más fácil conformar el team Cuba. “Piece of cake”, como dirían los norteamericanos.

A menos piezas en el rompecabezas, menor espacio a la polémica.

Ya no pasa como en los años noventa, cuando –pongamos un ejemplo– los candidatos a las plazas de segunda base llegaron a ir desde Antonio Pacheco y Juan Padilla hasta Yobal Dueñas, Oscar Macías y Alexander Ramos. Tanta era la puja por entonces, que gente como Carlos Kindelán, Jorge Díaz y Enrique Díaz, no contaban en el debate de los seleccionadores.

Cálculos conservadores ubican en más de 500 los peloteros cubanos que han salido del país en lo que va de siglo, incluyendo por igual a consagrados y prospectos. Basta con echarle una mirada a la nómina que representó al país en 2013 en el Tercer Clásico Mundial: de aquellos 28 jugadores, nada menos que 11 tomaron las de Villadiego, entre ellos algunos que hoy están en la Gran Carpa como José Dariel Abreu, Yasmani Tomás, Yulieski Gourriel, Guillermo Heredia u Odrisamer Despaigne.

Así pues, una vez que Granma se coronó en el torneo doméstico no era difícil presagiar que habría un núcleo fuerte de Alazanes en la nómina a la Serie del Caribe. Es decir, que ahora –más por fuerza de las circunstancias que por sentido justiciero de los técnicos– sí habría que convocar a filas a los que verdaderamente sudaron la camiseta del campeón. El fantasma de 2015, cuando Pinar del Río cargó con media Cuba en su roster, no alcanza hoy a resucitar debido al raquítico listado de los aspirantes a refuerzos.

De manera que el grupo integrado complace a casi todos. Hay 19 hombres que festejaron la victoria hace unos días en el estadio Mártires de Barbados, y los nueve restantes son los mejores (y casi únicos) elementos en oferta.

Mirémoslo por dentro. En el equipo aparece una docena de granmenses (Avilés, Benítez, Cedeño, Abreu, Milán, Despaigne, Santos, Céspedes, Blanco, Martínez, González y García), y siete de los jugadores adquiridos por el mentor Carlos Martí en las rondas de refuerzos (Morejón, Manduley, Paumier, Laza, Cruz, Entenza y Lahera).

¿Llama la atención alguna ausencia? En verdad, no. El zurdo Leorisbel Sánchez había causado baja de la nómina oriental, el relevista Juan Ramón Olivera firmó una calamitosa temporada, y entre los bateadores desechados ninguno tuvo más de 160 comparecencias al home plate.

¿Y qué hay con los nombres de nueva inclusión? La mayoría no deja brecha alguna para la controversia: Vázquez representa el receptor ofensivo de la tropa –habida cuenta de que Yosvani Alarcón no es elegible por razones harto conocidas–; Saavedra será seguramente el encargado de “tapar” a Despaigne en el line up; y Ayala podría asumir el tercer bate con superiores prestaciones a las de Paumier, en discretísima campaña.

En cuanto a los pitchers, Freddy Asiel Álvarez y Vladimir García alinearán en el cuerpo de abridores codo a codo con Blanco y Entenza, mientras Moinelo y José Ángel García llevarán junto a Lahera el peso del bullpen en la Serie del Caribe.

Con toda intención, dejo para el final las menciones de Vladimir Baños y Víctor Víctor Mesa…

En el caso del primero, no faltan las voces que dicen que su boleto debió ser para Yoanni Yera. Cierto es que al staff  le escasean los zurdos (solo tiene a Moinelo y Leandro Martínez), y que Yera es uno de los lanzadores más dotados en el triste panorama de la actualidad. Pero ocurre que el diestro pinareño, a todas luces, llevará la encomienda de los relevos intermedios, y esa misión no es –no puede ser– desempeñada por el yumurino.

Finalmente, hay quienes sostienen que Julio Pablo Martínez debió ocupar la plaza concedida a Mesa, pero personalmente pienso que la presencia de Santos, de similares características a Martínez, inclinó la balanza a favor del (hasta este año) outfielder matancero. El muchacho parece a las puertas de la madurez (.354/.399/.539 con 40 estafas), y presumo que acabará siendo el rightfielder titular en la Serie, apoyado en ese brazo vigoroso y preciso que posee.

Seguro estoy de que si su convocatoria ha sido discutida no se debe a sus condiciones deportivas sino al hecho de ser hijo de su padre, tan vilipendiado por un gran sector del público insular. Y una cosa no puede llevar a la otra, digo yo.

La nómina a la Serie del Caribe

Receptores (2): Frank Camilo Morejón y Osvaldo Vázquez.

Jugadores de cuadro (9): Guillermo Avilés, William Saavedra, Carlos Benítez, Yunior Paumier, Lázaro Cedeño, Osvaldo Abreu, Yuslán Milán, Alexander Ayala y Yordan Manduley.

Jardineros (5): Alfredo Despaigne, Roel Santos, Yoelkys Céspedes, Denis Laza y Víctor Víctor Mesa.

Lanzadores (12): Lázaro Blanco, Leandro Martínez, Yanier González, César García, Miguel Lahera, Freddy Asiel Álvarez, Vladimir García, Liván Moinelo, José Ángel García, Vladimir Baños, Noelvis Entenza y Yoalkys Cruz.

Manager: Carlos Martí.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s