Legendario miembro del Salón de la Fama dedica su tiempo a pelotero cubano

No cabe dudas de que para Díaz se trata de una primavera diferente, muy distinta a la del año pasado, cuando luchaba por un puesto y era casi un desconocido. Sin saber que meses después daría comienzo a una historia mágica.

Los Cardenales quieren que Smith lleve a Díaz a un lugar superior y el chico de Villa Clara se deja guiar para pasar del capítulo del debut al de la consolidación. El 2017 debe traerle cosas buenas, aunque no pueda enfrentar más a su amigo José Fernández. Y es que a veces la felicidad viene mano a mano con un poco de sal.

La primavera pasada eras una incógnita para el equipo, ahora un puntal.

“El 2016 fue increíble para mí al ser el torpedero de todos los días. Este spring training vengo con la seguridad de que el equipo me quiere y me valora de una manera diferente. Pero debo seguir con la fuerza del primer día y no dar nada por garantizado”.

Has escuchado de la llamada Maldición del Segundo Año del Novato?

Sí y en parte me prepara para un segundo año más difícil, porque los lanzadores ya me conocen mejor. Yo diría que el segundo año es el de los ajustes, algo que comencé a hacer ya en la segunda mitad. Yo noté el cambio en los pitchers conmigo”.

¿Qué te llevas de aprendizaje del 2016?

“Hay que ser consistentes. La preparación para cada día estar listo a dar el máximo, no dos o tres en la semana, sino todos los días. Dejar que el cuerpo se vaya aclimatando a la larga temporada, pero lo más importante: lo mental. Que tus pensamientos sean capaces de guiar a ese cuerpo para la carrera de resistencia de una larga contienda”.

Cuál es la meta para la nueva campaña?

“Mantenerme saludable e intentar estar en el terreno los 162 juegos. La gente no se imagina lo difícil que es alejar el fantasma de las lesiones. Pero la meta colectiva es llegar a los playoffs, llegar a mis primeros playoffs. En el 2016 nos quedamos cortos un juego y eso no lo hemos olvidado”.

¿Qué hablabas con Ozzie Smith?

“Súper contento de compartir con un miembro del Salón de la Fama y tratando de absolver todo lo que él pueda enseñarme. Hemos hablado mucho de la parte técnica en el campocorto, de la defensa. Me dijo que no olvidara nunca la defensa, por mucho que bateara. Un torpedero moderno no puede descuidar nada”.

Eras amigo de Fernández desde la infancia, ¿cómo has asumido su pérdida?

“Perderlo ha sido un dolor tremendo, que no se va. Trato de apoyar a su familia en lo posible, a su hijita que está cercana a nacer. La mejor manera de honrarlo es jugando duro, como él lo hacía. Nunca olvidara su cara, su sonrisa. José nunca dejó de ser niño”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s