La ausencia de José Fernández pesa sobre los Marlins


Por Eric Núñez

Unas cuantas semanas después de terminada la campaña, Giancarlo Stanton viajó a Río de Janeiro para pintar con aerosol un mural callejero en homenaje a José Fernández.

El dolor por la trágica muerte del estelar lanzador sigue a flor de piel en los Marlins de Miami al afrontar la temporada de 2017. Durante el año, los jugadores lucirán un parche con un círculo negro y el número 16 de Fernández estampado al costado izquierdo, cerca de sus corazones.

Los Marlins perdieron mucho más que un pilar de la rotación el 25 de septiembre, cuando el derecho cubano falleció en un accidente náutico, ocurrido en el último fin de semana de la pasada campaña.

Fernández no solo era el eje del cuerpo de lanzadores sino que tenía un carisma especial, era adorado por la afición y ejercía una gran influencia en el vestuario.

“No vamos a contar con su sonrisa o la energía que aportaba. Es otra cosa que deberemos superar en conjunto”, dijo Stanton, el jardinero derecho, quien ha quedado como el referente principal del equipo.

¿Cómo reemplazar a Fernández? Realmente no se puede.

“Invertimos mucho tiempo durante el invierno tratando de medir la dimensión de esa enorme sombra”, declaró el presidente del equipo David Samson.

En el receso, Miami intentó infructuosamente fichar a los cerradores Aroldis Chapman y Kenley Jensen. Los dos agentes libres no mordieron el anzuelo. El que los Marlins estuvieran interesados en reforzarse con relevistas de lujo asombró al mundo del béisbol: ¿acaso lo primero no debe ser la rotación? En todo caso, añadieron a Brad Ziegler y Junichi Tazawa para complementar al cerrador A.J. Ramos.

Con Fernández, los Marlins eran un conjunto al umbral de dar pelea en la división Este de la Liga Nacional, pese a que su última temporada con saldo positivo se remonta a 2009. Sin Fernández, las posibilidades son más remotas.

“Nunca olvidaremos a José, pero tenemos que disputar juegos. Tenemos un buen equipo, y queremos dar ese paso al frente”, destacó Samson.

Ese paso consistiría en acceder a la postemporada por primera vez desde que en 2003 conquistaron su segundo campeonato de la Serie Mundial. Ese también era el objetivo que tanto anhelaba Fernández.

En una campaña en la que su estadio será sede del Juego de Estrellas, los Marlins creen que pueden lograrlo y el frugal club ha incrementado el gasto de nómina, disparándolo de los 70 millones de dólares invertidos el año pasado a una proyección apenas sobre los 100 para 2017.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s