Leyenda cubana de los Marlins quisiera tener una relación más estrecha con el equipo

Por Jorge Ebro 

Liván Hernández tiene su casa de primavera en West Palm Beach con los Nacionales, pero le encantaría encontrar un hogar permanente con los Marlins en Miami. Quizá lanzar la primera bola ceremonial este martes en La Pequeña Habana sea un paso sólido en esa dirección.

El ganador del premio al Más Valioso en la Serie Mundial de 1997 subirá al montículo del Marlins Park junto a los inolvidables Charles Johnson y Edgar Rentería para realizar los lanzamientos que dejarán inaugurada la nueva temporada de los peces en su cuartel general.

“Se cumplen 20 años desde que ganamos el primer Clásico de Octubre en la historia de la franquicia, así que será un momento especial”, expresó Liván, de 42 años. “Es muy bueno que se acuerden de uno. A mí siempre me ha gustado tener una relación más estrecha con los Marlins”.

Pero hasta el momento, Liván se ha sentido más cercano a los Nacionales, conjunto que en el pasado lo ha tenido de instructor y consejero, y que en el finalizado spring training lo utilizó a tiempo completo como entrenador de pitcheo.

Liván posee una documentada historia con Washington al ser el primer lanzador que abrió un juego en el RFK Stadium de la capital, cuando la organización se mudó de Montreal, así como el primer elegido a un Juego de las Estrellas por esa franquicia.

Dusty Baker, el manager de los Nacionales, insistió en que Liván estuviera como parte de los instructores de pitcheo en la pretemporada del 2017, pues conocía de sobra al cubano desde que ambos estuvieran juntos con los Gigantes.

“Tuve a Liván en San Francisco y sé que estará predicando lo importante de lanzar strikes”, destacó Baker por esos días primaverales. “Liván era uno de los mejores. Y era un gran fildeador. Tocaba bien la bola. Era un buen bateador. Sabía correr las bases. Era un atleta y jugaba como un atleta, no solo como un pitcher”.

Y, sin embargo, a Liván se le pudiera ver más como uno de los grandes embajadores de los Marlins, equipo con el cual no ha tenido la participación y exposición de otros que igualmente han dejado una huella profunda en su historia.

El hombre que le diera tanta alegría al sur de la Florida con su “I love you Miami” confía en que eso pueda cambiar en lo adelante y se le permita representar de una manera más constante y amplia a los peces en la comunidad.

“Llevamos tres años con los Marlins intentando encontrar la forma de estar más unidos, pero todavía no se ha llegado a nada concreto”, agregó el ganador de 178 juegos en Grandes Ligas. “A mí me encantaría participar más con ellos, estar más cercano. Sé lo importante de la labor en la comunidad y en los entrenamientos. Creo que puedo ayudar mucho en ese sentido”.

Quizá volver al box este martes en el Día Inaugural pueda contribuir a una unión más estrecha entre la sensación de 1997 en una temporada donde se recordará aquella gesta inolvidable en Miami.


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/deportes/beisbol/article143760619.html#storylink=cpy


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/deportes/beisbol/article143760619.html#storylink=cpy


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/deportes/beisbol/article143760619.html#storylink=cpy

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s