Pelotero cubano regresa a los Marlins con ciertas obligaciones que cumplir

 

Por Jorge Ebro 

Adeiny Hechevarría sigue siendo la mejor opción que poseen los Marlins en el campocorto, pero eso no quiere decir que la palabra titular esté tatuada en su hombre de manera permanente.

El cubano será reinstalado para la serie de este viernes en San Diego, luego de rehabilitarse de una lesión en los músculos oblicuos de la parte izquierda que le obligaron a salir del juego el 9 de abril.

Finalista del Guante de Oro en el 2015, Hechavarría retrocedió en varios aspectos de su juego en la temporada pasada al ver cómo se incrementaban sus errores de nueve a 13 y su porcentaje defensivo descendía de .984 a .977.

Su ofensiva también sufrió al conectar para .236 en la contienda previa, muy por debajo del promedio de .281 en el 2015 y .276 en el 2014, pero el cubano aseguró ser mucho mejor jugador de lo que indicaban esos números.

A pesar de todo, los peces confían en que Hechavarría pueda vivir una contienda que lo reposicione como uno de los mejores de su división y ayude al equipo a continuar el buen momento colectivo con el guante, al ser el sexto mejor equipo defensivo en todas las Grandes Ligas.

Sin embargo, Hechavarría habrá de sentir algún tipo de presión a la hora de jugar como torpedero. Si en el pasado el manager Don Mattingly le daba -ante los ojos de algunos- más días de descanso de lo usualmente requerido, ahora tampoco le temblará la mano al dirigente para sentarlo si no comienza a producir.

Los Marlins no son muy profundos en el apartado del banco, pero Miguel Rojas -un hombre muy cercano a Mattingly desde los tiempos de los Dodgers- atraviesa un buen inicio de temporada y el piloto no se ha guardado los elogios.

“En Los Angeles era visto solo como un hombre que ayudaba con el guante, ahora vemos como se va desarrollando su bateo”, comentó Mattingly antes de iniciar esta gira por el Oeste. “Siempre está listo para jugar y en cualquier posición. Es un pelotero muy útil”.

Por otra parte, para hacerle espacio a Hechavarría los peces enviarán a las Menores a J.T. Riddle, quien pegó al menos dos batazos importantes y podría ser llamado ante cualquier contingencia y por último esta Derek Dietrich, quien no juega campocorto, pero sería usado en cualquier otra combinación dentro del infield.

¿Está en peligro la titularidad de Hechavarría? Por el momento no. El potencial está ahí. No se ha ido a ninguna parte, pero de una temporada a otra su capital deportivo ha disminuido y necesita regenerarse cuanto antes.

La llegada del cubano significa que todas las piezas importantes del club están en su sitio, juntas, un lujo que no siempre Mattingly se pudo dar en el 2016. De modo que se acabaron las excusas para todo el mundo. A producir, o de lo contrario…


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/deportes/beisbol/article145777554.html#storylink=cpy

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s