Paradojas sin estrellas

Por Juventud Rebelde 

Con las «bandas completas», todo estaba decidido en el este; y en el otro extremo, algunas luces se veían. Ahora, tras anunciarse que la preselección nacional incluyó a unos cuantos muchachos menores de 23 años, la etapa clasificatoria de la Serie de la categoría podría tomar otro curso.

Seguirá en caída libre la calidad del espectáculo, pero aumentará —algo al menos para espantar tantos bostezos—, la rivalidad por los boletos a los play off.

En el oriente, el líder Santiago de Cuba ha tenido que «darle baja» a su principal lanzador, Ulfrido García, y a dos de los puntales ofensivos: Yoelquis Guibert y el fenomenal Oscar Luis Colás; este último ha sido fichado en la liga profesional japonesa.

Por fortuna (para ellos), los indómitos habían sacado buena ventaja. Tendrán ahora que aguantar la presión de los de atrás sin Ulfrido, que les había aportado seis triunfos, y que trabajaba para 1.70 de promedio de carreras limpias y embasaba a menos de un corredor por inning (WHIP de 0.85).

Y en la alineación será difícil reemplazar a Yoelquis y al portento de Oscar Luis, que lo mismo juega la inicial, que los jardines y hasta se encarama en el box y tira envíos a más de 90 millas por hora.

Camagüey, escolta del rey de 2016, se queda con el cuerpo de pitchers más que «mutilado». Basta un dato: entre Yariel Rodríguez, Dariel Góngora y Yousimar Cousín tenían más del 60 por ciento de las victorias de su equipo.

Aumentan, pues, las opciones para Ciego de Ávila, Granma y Holguín, aunque los dos primeros también reportan «bajas» notables en sus planteles.

En la zona occidental ha habido mayor paridad en lo que va de torneo. Sin embargo, los cañonazos serán más seguidos y contundentes cuando los punteros de Villa Clara dejen de contar con los servicios del toletero Norel González (.509 de OBP, .382 de average, cinco jonrones, 21 carreras impulsadas), y el líder en promedio de carreras limpias (0.73) y ponches del campeonato (74), Yosver Zulueta, quien archiva 5-1.

Si en las tres ediciones precedentes del sub-23 ningún equipo había ganado por supernocaut, ya en esta se «sobrecumplió el plan»: Habana le propinó uno a Mayabeque y Villa Clara otro a Pinar del Río, victoria que le sirvió a los Naranjas para extender a ocho la racha ganadora y sostenerse en la vanguardia de la tabla de posiciones.

El elenco menos «afectado» en el oeste es Cienfuegos, aunque el lanzador Adrián Bueno tenía números para ser convocado a la preselección. Con el buen paso que llevan los sureños en las últimas jornadas, sus posibilidades de avanzar a la postemporada crecen como los precios de la malanga en mercados agropecuarios habaneros.

Pese a perder a su receptor titular, Ariel Martínez, los matanceros cuentan con armas suficientes para seguir en la pelea por los cupos a los play off.

El torneo, que desde sus inicios ha provocado más apatía que excitaciones en buena parte de la afición, augura un cierre de mucho suspenso, aunque en el reparto no estén todas las estrellas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s