Selección cubana debuta este jueves en Liga Can-Am de béisbol

​Por Prensa Latina

La selección cubana de béisbol interviene por segundo año consecutivo en la Liga profesional independiente Can-Am, y en esta ocasión aspiran a conquistar más victorias y a la vez potenciar el desarrollo de jóvenes talentos.
Los caribeños disputarán del 8 al 29 de junio un total de 21 juegos en ese certamen, 18 de ellos de forma consecutiva, y luego sostendrán cinco desafíos contra el equipo nacional universitario de Estados Unidos, en el tradicional tope amistoso de ambas naciones, del 2 al 7 de julio.
El equipo de la isla sostendrá cuatro partidos del 8 al 11 de junio contra el Trois-Rivières, donde a su vez militan los peloteros cubanos Miguel Lahera (lanzador derecho), el torpedero Alexander Ayala y la joven promesa de los jardines Julio Pablo Martínez.
Del 12 al 15 de junio la nave antillana se medirá a los Capitales de Québec, combinado que cuenta con otros tres cubanos: el serpentinero diestro Lázaro Blanco y los jugadores de cuadro Yurisbel Gracial y Yordan Manduley.
Frente al Ottawa jugarán del 16 al 18, y luego se medirán ante Sussex County (19-21) y New Jersey (22-25).
Habrá descanso general en el torneo el día 26, y a partir de la siguiente jornada los cubanos culminarán sus acciones con tres desafíos ante la plantilla de Rockland (27-29).
El piloto de la escuadra cubana, Roger Machado, tres veces monarca nacional con los Tigres de Ciego de Ávila, dijo a Prensa Latina que piensa utilizar en esta difícil trayectoria a cinco lanzadores abridores.
Machado aseveró que el derecho Bladimir Baños, quien participó en la Serie del Caribe en Culiacán, México, y en el IV Clásico Mundial, será el primer lanzador abridor por Cuba en la gira por tierras norteñas.
Baños declaró que es una gran responsabilidad ser el primer pitcher de un equipo de béisbol, y aseguró que no se considera un hombre importante, pues solo sale a hacer su trabajo lo mejor posible.
Además de Baños, el manager cubano prevé utilizar en esas labores al zurdo Ulfrido García, y a los derechos Alain Sánchez, Dachel Duchesne y Yosbel José Zulueta, este último -junto al siniestro Yoanni Yera- estaría además en doble función de relevo intermedio.
Los tiradores diestros Yasmani Hernández, Leomil González y Frank Luis Medina tendrán la misión de cerradores, mientras el resto de la plantilla de lanzadores actuará como preparadores o intermedios.
La alineación cubana tendrá a Víctor Víctor Mesa como primero en la tanda y patrullero central, Juan Carlos Torriente en la intermedia y segundo bateador, el tercer bate y en el primer cojín será Guillermo Avilés, Yordanis Samón asumirá el rol de bateador designado y cuarto en el orden ofensivo de la selección.
Según sea zurdo o derecho el lanzador rival el quinto bate del equipo sería el cátcher Yosvani Alarcón o el jardinero Norel González, el antesalista Jefferson Delgado será el séptimo en la caja de bateo, Raúl González estará en el octavo turno, como torpedero, y el noveno al bate será Yoelkis Céspedes, en la banda derecha.
Si el pitcher rival es zurdo, el jardinero Denis Laza asumirá el puesto de Norel González en la alineación, y uno de ellos esperaría en cada juego desde el banco su oportunidad como bateador emergente junto a Yeniet Pérez, además del máscara Ariel Martínez, que también puede salir a batear en situaciones comprometidas en un momento dado.
Para el ‘juego chiquito’ de tocar la bola o correr las almohadillas, Machado comentó que el paracortos Yulián Milián se pinta bien para hacer ese trabajo, al igual que Laza.
El estratega de la novena de la isla se mostró optimista de cara a esta nueva incursión en tierras de Norteamérica, pese a la corta preparación que ha tenido la escuadra.
‘Estamos contentos con el grupo, es competitivo y cuenta con lanzadores que dan strike, trabajan con control y poseen brazos fuertes para tirar con poco tiempo de descanso’, comentó el piloto de la novena de la isla.

‘Pensamos en desarrollar a talentos como Víctor Víctor, Yoelkis Céspedes, Norel González o Ariel Martínez, que son el futuro de nuestro béisbol. Por eso mezclamos jóvenes y experimentados, en aras de lograr un resultado destacado y, también, de brindarles a los novatos y otros sin tanta carretera la oportunidad de probarse en un nivel superior a la Serie Nacional, precisó el timonel.

De acuerdo con Machado, esta versión del equipo cubano cuenta con más juventud y puede ser más competitiva que la que participó en 2016, la cual sin embargo poseía más experiencia.
Por su parte, el jefe técnico del béisbol cubano, Carlos Lois, dijo bien categórico a la prensa que va a ser un evento muy complicado y de mucha exigencia, especialmente en el aspecto físico pues, por primera vez en la historia, un equipo cubano deberá jugar 18 partidos al hilo.
‘La preparación ha sido muy corta, de solo 14 días, y eso dificulta bastante tener una mejor visión de lo que muestra cada jugador’, acotó Lois.
El año pasado, Cuba obtuvo 11 victorias con nueve fracasos durante su primera experiencia en la Liga Can-Am.
Los caribeños llegaron a tener balance negativo de 3-7, pero culminaron con ocho victorias en los últimos 10 juegos en ese certamen profesional, catalogado entre las categoría de doble y triple A.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s