¿Real o no?: Es Liván Moinelo el relevista más legítimo del presente (+Video)

Foto por Yuhki Ohboshi

Por Yirsandy Rodríguez Hernández

¡No les miento!: No había visto nada de béisbol esta semana en mis únicas vacaciones de 2017… y, cuando di un clic para echar un vistazo a los numeritos de los cubanos en la Liga Japonesa Profesional de Béisbol: ¡Oh, qué bien, Liván Moinelo sigue encontrando una auténtica manera de dominar!

El zurdo pinareño de 21 años, que desde los 17 está retando a cuan oponente se le instala delante en el béisbol de mayores, ha relevado en siete juegos desde que debutó con el SoftBank en la Liga del Pacífico de Béisbol Japonés. Durante 8.1 inning, Moinelo tiene un 2.16 ERA, 1.080 WHIP, con atractivas tasas de 8.6 K% y 4.3 BB%. Pero lo que más me asombra del jovencito de Río Feo, no son sus estadísticas históricas o de este año, sino la manera en que él se las arregla para dominar desde que se sube en cualquier montículo beisbolero. 

He seguido especialmente su debut con el SoftBank, para confirmar una teoría que tengo desde hace mucho tiempo: ¿Es Moinelo el relevista más legítimo que tiene el béisbol? La primera vez que vi a Moinelo fue en una Liga Estudiantil en 2008, donde él bateaba tercero en la alineación de Pinar del Río y lanzaba en su rol de siempre como relevista. En el presente, su trabajo con el equipo japonés ha sido esporádico desde su ascenso de las Menores, con un plan que, desde mi visión, está siendo desarrollado en vistas a ofrecerle más confianza. Eso lo mantendría saludable para los momentos decisivos de la temporada, el principal propósito de la inversión japonesa. 

Entrando al domingo en la tierra del sol naciente, el SoftBank era empujado por los bates de Yuki Yanagita (.326/.451/.635, 23HRs, 75RBIs) y Alfredo Despaigne (.270/.358/.539, 22HRs, 61RBIs), y jugaba para récord de 57-30, a medio juego del Tohoku Rakuten Golden Eagles. Así que la rivalidad está asegurada en la Liga del Pacífico.

La pregunta que me hago aquí es: ¿Cuál sería la mejor frecuencia en la correlación trabajo descanso de Moinelo, quien está acostumbrado a una gran carga de lanzamientos y apariciones múltiples en Cuba? Obviamente, entendemos que el nivel de la liga no es el mismo, y seguro ‘coincidimos’ en que, un lanzador, con varios días de descanso suele ser más fuerte en la durabilidad. Pero, ¿qué tan bueno es el comando de un pitcher que está descansando más de la cuenta requerida para el rendimiento sólido de su brazo?… O, ¿todos los lanzadores tienen preconcebidos sus días de descanso? ¿Será que algún pitcher es sometido a un encargo excesivo?

Sabemos bien que, en Cuba, no son pocas las ocasiones en que los lanzadores son utilizados de manera excesiva. También sabemos que los cuerpos de pitcheo no cuentan con la estructura que debería ser, por lo que la responsabilidad de asegurar las victorias con el bullpen recae en el brazo del lanzador de más fortaleza y capacidad. ¿Quién es el clásico ejemplo en la Serie Nacional cubana? Es Liván Moinelo. 

En las últimas dos temporadas no hay un lanzador con más juegos relevados de más de dos entradas y al menos seis bateadores enfrentados. Es por eso que, Moinelo, por momentos no ha sido el mismo lanzador dominante y que, con gran frecuencia, hace parecer a los bateadores de la oposición como si fueran jugadores inexpertos. 

Lo interesante que veo, después de hacerle una mirada a las actuaciones de Moinelo en la NPB 2017, es que, aunque él esté adaptado a una frecuencia de pitcheo más intensa, el cambio de intensidad utilizado por el SoftBank, lo ayudará a estar más sano, duradero y enfocado en el verdadero trabajo de un relevista en el béisbol moderno. ¿Dos, tres, cuatro innings o más?… ¡Eso ya no es una estrategia coherente!

Démosle un vistazo a los primeros siete relevos de Moinelo en la pasada 56 Serie Nacional y los que ha tenido con el SoftBank:

SNB: 2.61 ERA, 17.2 IP, 7H, 5C, 5CL, 8BB, 19K, 65BF.

NPB: 2.16 ERA, 8.1 IP, 5H, 5C, 2CL, HR, 4BB, 8K, 34BF.

Es fácil apreciar, que en la misma cantidad de relevos la diferencia en volumen de trabajo ha sido prácticamente el doble. Moinelo lanzó en dos oportunidades un relevo de al menos cuatro innings en las dos últimas temporadas en Cuba. Entre tanto, dentro de las fechas de esos primeros siete relevos que efectuó del 11 de agosto al 4 de septiembre, hubo 12 lanzadores que no pudieron sacar 12 outs, con un tope en actuación de 3 2/3 entradas.

El descanso en los lanzadores es lo fundamental, pues el brazo no está hecho para lanzar pelotas, aunque algunos súper dotados como Pedro Luis Lazo, lanzaron por años y vieron pasar muy pocas lesiones. Se bien que es una situación extremadamente complicada para los entrenadores de la Serie Nacional, pero hay que pensar más en la salud de los brazos más talentosos y brillantes, lo que, a largo plazo, ofrecerá resultados positivos.

Las estadísticas a veces nos muestran detalles que no podemos (o no queremos) ver, pero hay que interiorizar. Uno de esos datos viene a continuación, revelando el rendimiento de Moinelo con los diferentes días de descanso durante las dos últimas Serie Nacional de Béisbol. 

Nota: Para la investigación de este trabajo, fue vital el aporte del estadístico de Ciego de Ávila Yasmany Ayón.
Estadísticas:


– 1 día de descanso: 8.53 ERA, 1SV, 6.1 IP, 11H, 6CL, 5K, 5BB.

– 2 días de descanso: 5.34 ERA, 4SV, 30.1 IP, 27H, 18CL, 29K, 17BB.

– 3 días de descanso: 2.58 ERA, 4SV, 31.1 IP, 31H, 9CL, 29K, 12BB.

– 4 días de descanso: 5.72 ERA, 2SV, 22 IP, 13H, 14CL, 19K, 17BB.

– 5 o más días de descanso: 1.67 ERA, 7SV, 54 IP, 31H, 10CL, 57K, 19BB.



En 66 juegos relevados, Moinelo tuvo 38 apariciones donde no admitió carreras, igual a un 57.5%. En esa racha de apariciones sin anotación, consiguió 75 ponches y regaló 18 paseos sin tolerar jonrones contra 290 bateadores enfrentados. ¡Esos son numeritos serios! Sin embargo, cuando lanzó con descanso de uno a tres días, marcó un 4.50 ERA, con 63 K’s y 14 BB. ¿Eso les suena familia? 

Cuando Moinelo lanzó con cinco o más días de descanso, su ERA baja hasta 1.67, y contra 214 oponentes jamás permitió que le sacaran la pelota del parque. Aun cuando le batearon mejor, fue ponchador, y su peor tasa de paseos fue de 6.9% en los 22 episodios que lanzó cada cuatro días.

Las mejores actuaciones del zurdo pinareño están entre dos, tres y cinco o más días de descanso, por lo que debería lanzar entre una y dos ocasiones por cada serie para estar en el rango de rendimiento máximo, trabajo y descanso. 

¿Qué aprendimos este domingo? Dos cosas fundamentales: (1) En el béisbol se lleva todo, desde las estadísticas hasta las supersticiones, aunque es un juego impredecible; (2) ¡Qué difícil se me hace estar de vacaciones sin seguir a nuestro pasatiempo nacional!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s