José Abreu se ha convertido en un líder de los White Sox de Chicago

Por Fabián Ardaya 

CHICAGO – El futuro de los White Sox, que por los momentos está atado a su grupo de prospectos, no es garantía de un título como el que ganaron el año pasado los Cachorros. Lo que sí parece un hecho es que dicha camada de talento joven será guiada por el primera base cubano José Abreu.
El toletero de 30 años está viviendo su mejor temporada desde que fue al Juego de Estrellas en el 2014, su año de novato. Todo eso a pesar de que el equipo amaneció el sábado con marca de 39-61.
Abreu está bateando .294 con 18 jonrones y 63 carreras impulsadas esta temporada, otra campaña sólida para el bateador derecho. Tras 99 juegos, su OPS es de .862
Con cada cambio de los Medias Blancas -seis jugadores han sido traspasados desde el Juego de Estrellas, siguiendo la salida de Chris Sale y Adam Eaton en la temporada muerta- Abreu se convierte cada vez más en la voz de la experiencia en el clubhouse. Es un rol que ha asumido con gusto, particularmente con el ascenso de algunos de los prospectos más cotizados como su compatriota Yoan Moncada, la promesa número 1 de todo el béisbol de acuerdo con MLBPipeline.com
“A pesar de que mi inglés no es bueno, he estado tratando de comunicarme con los muchachos y con todo el mundo”, dijo Abreu. “Creo que no es sólo bueno para ellos, sino para mí, poder ser no tanto como un líder, pero sí como un mentor para ellos, porque tengo algo de experiencia y pienso que lo que he aprendido también puede ayudarlos a mejorar”.
El manager de los Medias Blancas, Rick Rentería, ve en Abreu a un jugador que ha ido evolucionando, particularmente dentro de la cueva. Abreu ahora es el cuarto pelotero con más tiempo en el actual roster de los Medias Blancas, detrás de los relevistas Nate Jones y Jake Petricka y del venezolano Avisaíl García. Su voz, en opinión del dirigente, tiene peso.
“Él ha ido creciendo en ese rol”, dijo Rentería. “Ha asumido un papel mucho más vocal, comunicándose con los jugadores, con sus compañeros. Y lo ha hecho extremadamente bien.

El campocorto Tim Anderson y el lanzador zurdo Carlos Rodón están entre esas nuevas caras atadas directamente al futuro de la organización. Pero incluso con el ascenso de Moncada, la mayoría de quienes se espera lleve al equipo de vuelta a la postemporada está actualmente en las menores.
Algunos de esos jugadores como el derecho Michael Kopech, el jardinero cubano Luis Robert y el guardabosque dominicano Eloy Jiménez -el 7mo mejor prospecto de todo el béisbol, adquirido de los Cachorros en el cambio por el colombiano José Quintana- representan gran parte de los planes a futuro. Aunque Jiménez la botó el jueves, lo hizo con Clase-A Avanzada Winston-Salem y todavía faltan varios años para su esperado arribo al Guaranteed Rate Field. Es parte de un proceso por el que Abreu aguarda ansiosamente.
“Yo estoy aquí para ayudar al equipo”, dijo Abreu. “Y si eso significa que tengo que ayudar a los muchachos para que lleguen aquí y produzcan como todo el mundo espera que lo hagan, lo haré con mucho gusto”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s