Síguelos…

Por Norland Rosendo 

En una Serie Nacional que ha dado —y dará mucho— de qué hablar, sobre todo, por lo que adolece de calidad y espectáculo, los seguidores de los peloteros que llegan a numeritos redondos han tenido «trabajo» por estos días. Y tendrán más en las próximas jornadas, se lo aseguro.

Algunos jugadores de los que han arribado a cifras de premio han tenido más suerte que otros con eso de las cámaras y los micrófonos… Entre los del segundo grupo está el pirata Luis Felipe Rivera, quien curiosamente en el mes de su cumpleaños (agosto) se ha hecho él mismo par de regalos de lujo sin mucho vidrio, como diría mi amigo Roberto Pacheco.

En esta temporada, el inicialista pinero, de 40 años de edad y a quien en 22 series apenas se le ha visto discutir conteos de los árbitros, llegó y ya rebasó los 300 dobletes. El año pasado, por estos mismos días, anotó su carrera mil, mientras los ojos de los aficionados al deporte estaban posados en Río de Janeiro, sede de los Juegos Olímpicos.

Si nuestro estadístico Benigno Daquinta nos había alertado de la proximidad de Luis Felipe a las tres centenas de batazos de dos bases, el historiador Osvaldo Rojas Garay nos confirmó que fue el jugador número 30 en completar esa cantidad de biangulares, y como dato curioso aportó que el primero fue Antonio Muñoz, en 1986. El año pasado lo habían logrado otros dos inicialistas también, Yordanis Samón y Alexander Malleta; el primero vestido de Cocodrilo y el segundo con un traje anaranjado.

En lo que va del actual torneo, el lanzador pinareño Yosvani Torres llegó a las cien victorias y el avileño Vladimir García a los mil ponches.

¿Qué otros peloteros podrían «redondear» números antes de que finalice la Serie 57? Antes del juego de anoche, al industrialista Stayler Hernández le faltaban cuatro hits para llegar al millar y cinco necesitaba el santiaguero Edilse Silva para saltar la misma varilla. Interesante puja, mientras otro jardinero azul, Yoandry Urgellés, con par de vuelacercas completa los cien jonrones.

Otro que juega con la estirpe heredada de los viejos y buenos tiempos del béisbol cubano, el tunero Danel Castro, quizá a fines de temporada pueda ingresar en el club de los 2 000 hits, pues le van faltando 41 para esa mítica cifra y con nueve batacazos de vuelta completa llega a los 200.

Sin embargo, es poco probable que el pitcher villaclareño Freddy Asiel Álvarez logre los diez triunfos que lo separan de los cien. En honor a la verdad, ha tenido tres aperturas de calidad, pero a los libros han ido par de derrotas. Aunque el muchacho tiene talento para apretar el paso y que sus compañeros lo ayuden madero en mano.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s