Escoba tunera en Vueltabajo


Autor: Aliet Arzola Lima 

Las Tunas y Pinar del Río entraron a la segundas subseries de la ronda élite de la 57 Serie Nacional de Béisbol con realidades encontradas. Los Leñadores habían caído dos veces contra Matanzas, mientras los Vegueros superaron en par de ocasiones a Industriales, pero en cuestión de tres días todo dio un vuelco.

Los orientales barrieron a los pinareños en el San Luis, donde la tropa de Pedro Luis Lazo falló en todos los órdenes. Su pitcheo recibió un fuerte castigo, la defensa naufragó en múltiples ocasiones (seis errores) y la ofensiva quedó muy por debajo de las expectativas, con solo cuatro carreras en los tres desafíos.  

Este miércoles, los anfitriones tomaron la delantera antes de la mitad del encuentro por jonrón de Lázaro Emilio Blanco con uno a bordo, y línea de sacrificio de Yusniel Ibáñez, todo ante los envíos del as de los Leñadores, Yoelkis Cruz. En la lomita por Pinar estaba Erlis Casanova, quien retiró cuatro entradas en blanco para aumentar a 13 su cadena de escones (dio lechada a Industriales hace una semana), pero en el quinto el panorama cambió drásticamente.

Los tuneros fabricaron cinco anotaciones en un abrir y cerrar de ojos, con par de remolques de Jorge Jhonson, y uno per cápita para Alexander Ayala y Rafael Viñales. La quinta llegó por un error de Raúl González sobre roletazo de Yudier Rondón. De ahí en adelante la tropa de Pablo Civil controló el match, con efectivo relevo de José Adiel Moreno, quien liquidó el último tercio pese a que se le embasaron seis hombres por dos jits, tres boletos y un pelotazo.

De esta forma, los Leñadores llegaron a 20 triunfos como visitantes y se colocaron a media raya de los Leones capitalinos, que también fueron barridos en Bayamo por los actuales monarcas. Si en los dos partidos anteriores había prevalecido la producción ofensiva de los Alazanes, el tercer duelo estuvo marcado por la notable faena monticular de José Ramón Rodríguez y Lázaro Blanco.

El agramontino, primer refuerzo que pidió Víctor Mesa, tuvo que esperar al sexto encuentro de la presente ronda para encaramarse en el box, a mi juicio, estrategia fallida del alto mando azul. Ellos necesitan sacar provecho cuanto antes de las virtudes del diestro camagüeyano, quien puede perfectamente liderar u ocupar el segundo puesto de la rotación citadina.

En seis y un tercio contra los granmenses permitió solo dos limpias, aunque se le embasaron 12 contrarios (siete jits y cinco boletos). No obstante, llama mucho la atención que supo sacar outs bajo presión, pues dejó cuatro corredores rivales en posición anotadora. Al final, la primera carrera en su cuenta la impulsó Yulexis La Rosa con elevado de sacrificio, y la segunda entró por un wild pitch de su relevo, José Pablo Cuesta, con Raico Santos en la antesala.

Justamente los lanzamientos descontrolados determinaron la suerte de Industriales en el partido, porque en el final del noveno, con el choque empatados a dos rayas por bando y los ángulos congestionados, el cerrador Alexander Rodríguez también cometió un wild que abrió las puertas del plato a Guillermo Avilés.

También en el noveno los Leones tuvieron oportunidad de tomar la delantera cuando llenaron las almohadillas (sencillos de Jorge Tartabull y Víctor V. Mesa, y boleto a Wilfredo Aroche), pero el joven Yosver Zulueta resolvió la situación con par de ponches eléctricos a Joasán Guillén y Alexander Malleta.

Por los Azules, Víctor Víctor fue el único que produjo, con un jonrón solitario en el capítulo de apertura ante Lázaro Blanco, y luego con un roletazo al cuadro que propulsó a Yorbert Sánchez. Esta es la quinta derrota de Industriales en la presente fase con un solo triunfo, y han visto como los granmenses, precisamente, les han descontado cinco juegos en la tabla de posiciones.

Tampoco quieren descolgarse del grupo de aspirantes los Cazadores artemiseños, quienes vencieron en el compromiso particular a los Cocodrilos matanceros. Miguel Lahera volvió a ocupar el rol de abridor y cumplió durante seis episodios, aunque tuvo que lidiar con el descontrol (seis boletos y un pelotazo), pero los yumurinos no batearon con oportunidad y eso les pasó factura.

Un total de 11 hombres en circulación dejaron los discípulos de Víctor Figueroa, que solo pisaron la goma por cuadrangular solitario de Yurisbel Gracial. Pero justamente el antesalista pasó de héroe a villano, porque en el sexto cometió un error que dio paso a la segunda y decisiva carrera de Artemisa. El empate, solo unos momentos antes, lo había remolcado Yunier Mendoza con doble al central.

Ya con ventaja mínima, José Ángel García se hizo cargo del asunto en el séptimo, cuando Gracial y Vázquez entraron en circulación por boleto y pelotazo, respectivamente. Ante Jefferson Delgado, el líder histórico en salvamentos de la pelota cubana consiguió un doble play salvador y después liquidó los dos capítulos de cierre sin contratiempos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s