Entre imprecisiones y olvidos


Autor:Osvaldo Rojas Garay

La más reciente versión de la Guía Oficial de Béisbol —al menos la última que ha llegado a nuestras manos—, correspondiente a la 54 Serie Nacional (2014-2015) arrastra nuevamente varias imprecisiones y omisiones; una de ellas la abordé hace algún tiempo en esta página y nunca hubo respuesta.

Se trata del récord de más entradas consecutivas sin permitir carreras del zurdo pinareño Maximiliano Gutiérrez, a quien en la página 219 le compilan 46,1 innings sin tolerar anotaciones a los equipos contrarios en la 17ma. Serie Nacional (1977-1978).

El error apareció por primera vez en la Guía de 1979 y no fue enmendado en las posteriores salidas del preciado libro. Según los datos que obran en mi poder, en esa campaña Max Gutiérrez tuvo una cifra de escones en línea recta superior a la que se señala.

Sucede que el vueltabajero tiró cinco lechadas de forma sucesiva y tal vez aquí puede estar el origen de la imprecisión, pues una de las blanqueadas, la del 27 de diciembre de 1977, fue en ¡11 entradas! contra la Isla de la Juventud, en el estadio Cristóbal Labra.

De lo anterior se deriva que durante su formidable seguidilla de cinco desafíos sin admitir carreras, Maximiliano trabajó en 47 capítulos. Comenzó la racha el 21 de diciembre de 1977, al pintar de blanco a la entonces denominada Provincia Habana (4-0), en Güira de Melena.

Luego le siguió el extraordinario duelo de 11 episodios con el zurdo Pablo Pérez (1-0). Posteriormente doblegó a Metropolitanos (9-0), el 5 de enero de 1978, en el Latinoamericano. Seis días más tarde dejó sin carreras a Granma (3-0) en el Capitán San Luis y el 17 de enero de 1978 blanqueó a Henequeneros (1-0) en el matancero estadio Victoria de Girón.

En ese momento, Gutiérrez arribó a las 47,1 sin permitir que le pisaran la goma en el campeonato, como se subraya en la edición del periódico Granma del 21 de enero de 1978, pues antes de las lechadas archivaba un tercio sin aceptar carreras.

El 22 de enero Maximiliano fue castigado por la ofensiva santiaguera en el Guillermón Moncada y  tuvo que irse camino a las duchas. Habría que precisar el tiempo que permaneció en el montículo para saber en cuántas entradas fijó la primacía el zurdo pinareño, pero lo que está  claro es que la marca supera a la registrada en la Guía. La cantidad exacta queda de tarea para los estadísticos del país.

Al otrora estelar torpedero Rodolfo Puente lo sitúan con tres jonrones en un juego el 19 de enero de 1970, cuando hacía tres días que había concluido la 9na. Serie Nacional y los Henequeneros ya habían festejado su primera corona beisbolera.

En realidad el «Jabao» Puente, que no se distinguía por disparar batazos de esas dimensiones, conectó su trío de bambinazos en un mismo juego, el 10 de enero de 1970, a costa de los lanzadores de Matanzas. ¡Fueron los únicos vuelacercas que logró en 251 veces al bate en esa serie!

Otro detalle impreciso es que el juego de cero hits cero carreras número 44 protagonizado por Michel Pérez —hijo del estelar relevista Isidro Pérez— frente a Las Tunas fue el 8 de febrero de 2001 y no el 7 de febrero como se señala en la Guía. Además, concluyó con marcador de nocao, 10-0, lo cual tampoco se destaca en el documento.

Olvidos

En el valioso libro, que recoge el desempeño de todos los peloteros que han transitado por las series nacionales hasta la temporada 2014-2015, hubo igualmente algunos olvidos.

La lista de los que han disparado seis metrallazos en un choque no incluye al villaclareño Jorge Luis Toca, quien empató esa marca contra Sancti Spíritus, el 16 de enero de 1994.

Si mis anotaciones no me  juegan una mala pasada también falta en esa relación Dioel Reyes, de la Isla de la Juventud. Por cierto, de ser así, habría que aceptar que Reyes ha sido fatal para los olvidos, pues tampoco está en la nómina de los que han largado dos pelotas para la calle en una entrada. Ni él, ni Joan Carlos Pedroso, quien me lo confirmó en una ocasión en el estadio Sandino.

Reyes realizó la hazaña en el séptimo capítulo frente a los Cachorros de Holguín, el 24 de enero del 2003, mientras que el tunero Pedroso hizo lo mismo en el octavo episodio contra Orientales, el 24 de mayo de 2005, en un partido correspondiente a la 4ta. Superliga.

También el guantanamero Dainer Moreira ligó seis cohetes ante los serpentineros avileños, el 13 de noviembre de 2009, en el estadio José Ramón Cepero.

Otro nombre que brilla por su ausencia es el de Freddy Asiel Álvarez, autor del no hit no run número 53 en series nacionales, el 9 de noviembre de 2013, frente a Sancti Spíritus.

Imprecisiones y olvidos aparte, vale reconocer y agradecer el loable esfuerzo de los que han hecho posible que desde la temporada 1997-1998 hayamos podido contar ininterrumpidamente con este documento de obligada y necesaria consulta, que tuvo un largo paréntesis sin ver la luz entre 1979 y 1998. Ojalá no se rompa la racha y, por último, una sugerencia: sería bueno que dentro de las posibilidades, en próximas ediciones la Guía Oficial incluya en sus páginas el Juego de las Estrellas y las estadísticas de los principales eventos internacionales del período, como se hizo en los años 60 y 70. Eso la convertiría en un gran jonronazo.  

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s