Azúcar al final del café

Autor:Norland Rosendo

Por historia, Cuba tiene un expediente de buenos resultados mucho más abultado que el de Colombia; en el pasado Clásico Mundial, los cafeteros dejaron un sabor más agradable; y ayer, en el Panamericano sub-23, los insulares tuvieron que tragarse varias tazas de café amargo antes de echarle azúcar a un partido que llegó empatado a cuatro carreras al final del noveno episodio. Más que una conexión sólida, un «chichipó» de Norel González a lo corto del jardín central sirvió para remolcar la victoria y el pase de los muchachos de Ariel Pestano a la superronda del campeonato.

Con cuatro anotaciones en el segundo capítulo parecía que el abridor de los colombianos, Juan Guillermo Escorcia, no duraría mucho en el box, pero su mentor apostó a que el joven de 21 años, quien estuvo asociado a la organización de los Yankees de Nueva York en ligas menores, se repusiera, y este cumplió con las expectativas. Se enderezó mientras sus compañeros descontaron una en el cuarto inning ante los pitcheos del abridor cubano Yosver Zulueta, se pegaron después en el séptimo y en el octavo, frente a Liván Moinelo, negociaron el empate que enfrió a más de uno en esta Isla del Caribe.

El zurdo pinareño, campeón de la Serie de Japón con los Halcones de SoftBank, había sido llamado de urgencia un inning antes para ponerle freno a los cafeteros; en ese episodio sacó el último out, pero en el siguiente Milton Ramos le disparó un doblete que estuvo a punto de volarse las cercas por el medio del terreno, conexión que empujó el abrazo.

La carrera que le devolvió el alma al cuerpo a Pestano y a más de uno aquí, pues una derrota hubiese obligado al conjunto cubano a un triunfo ante Puerto Rico —cuyos lanzadores trabajan para menos de una limpia por juego— para acceder a la superronda de seis, empezó y terminó con los dos mejores hombres al bate por los antillanos en el duelo: Yolbert Sánchez, de 4-3, incluido un triple, y Norel González, de 5-3, ante los pitcheos del relevista y perdedor Hernando Chiquillo.

Aunque los nuestros ya están en la segunda fase del certamen, un éxito hoy ante los boricuas dirigidos por el excelso cátcher de las Grandes Ligas, Yadier Molina, los pondría más cómodos en las aspiraciones, más que de apropiarse de uno de los cuatro tiques para la cita del orbe, de discutir el título, pues los resultados de los juegos contra los clasificados del mismo grupo se arrastran a la superronda.

En la jornada de lunes, Venezuela conservó agónicamente su invicto en cuatro salidas, tras disponer en 12 capítulos del sotanero Argentina, por 9-8; en tanto, Puerto Rico doblegó a Brasil (4-1). Con esos desenlaces, morochos y boricuas están también en la siguiente ronda.

Entrevistado al término del juego de ayer, el mentor Ariel Pestano no anunció a su abridor para el duelo contra los de la Isla del Encanto, pero noticias de última hora confirman que será el derecho Javier Mirabal.

En la Serie Nacional cubana, el tunero Yoalkis Cruz se confirmó como el líder en juegos ganados con 13 éxitos al disponer de Industriales con pizarra de 8-2. Entre los 14 hits de los Leñadores hubo un vuelacercas de Rafael Viñales, mientras por los Azules, Stayler Hernández también empinó una pelota más allá de los límites.

La lluvia impidió que se jugaran los partidos entre Matanzas y Pinar del Río y Artemisa frente a Granma. Hoy se efectuará doble cartelera en ambas sedes, igual que en Las Tunas, pues en esa urbe oriental se concluirá, además del duelo de la fecha, el sellado de la ronda inicial.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s