Resumen del rendimiento cubano en la NPB en 2017

Por Yusseff Díaz y Claudio Rodríguez Otero

Siete antillanos vieron acción en las Liga máxima nipona está campaña. Tres de estos cubanos (Alfredo Despaigne, Raúl Valdés, y Alex Guerrero) fueron al juego de estrellas.

Despaigne quien fue candidato para el jugador más valioso del circuito japonés también fue elegido al equipo ideal al fin de la temporada. Livan Moinelo y Despaigne se coronaron campeones con los Halcones de SoftBank.

Guerrero y Despaigne lideraron ambas ligas( Central y Pacifica) del circuito en jonrones con 35. Despaigne también fue el puntero de la liga pacífica en remolcadas con 103.

En lo siguiente le dejó el análisis de Claudio Otero Rodríguez de BéisbolJaponés.com sobre la actuación de todos los cubanos que vieron acción en la liga.

1.Alfredo Despaigne- El toletero cubano de los Halcones de SoftBank registró su mejor campaña desde que llegó a la NPB en 2014. Si bien su promedio ofensivo no fue el mejor (.262), lideró la Liga del Pacífico en jonrones (35) y empujadas (103) y fue electo al Equipo Ideal del circuito como bateador designado, además de ganar el título de liga y el de la Serie de Japón con su equipo. Así mismo, fue electo para participar en la Serie de las Estrellas por primera vez. En 2018, completará el segundo de un contrato de 3 años con el club.

 

2. Alex Guerrero– El toletero cubano de los Dragones de Chunichi se convirtió en apenas el tercer latino en ganar el título de jonrones de la Liga Central en su primer año en la NPB, luego de enviar 35 pelotas a las gradas. Adicionalmente, impuso un nuevo récord para su equipo al conectar cuadrangulares en 6 encuentros consecutivos (nuevo récord para un jugador latino) y fue electo para participar en la Serie de las Estrellas. Su promedio final de .279 y sus 86 remolques lo convirtieron en uno de los mejores toleteros de poder del circuito en 2017. Chunichi trató de renovarlo, pero al final no pudo y éste terminó firmando con los Gigantes de Yomiuri para regresar a la NPB en 2018.

3.Raúl Valdés– El lanzador cubano de los Dragones de Chunichi tuvo un rendimiento de ensueño en la primera mitad de la campaña, al punto de que llegó a asumir momentáneamente el liderato de efectividad de la Liga Central a finales de junio y fue invitado a participar en la Serie de las Estrellas. No obstante, su forma decayó en julio y agosto y una lesión le impidió terminar la temporada. A pesar de todo, su efectividad de 3.76 fue la décima mejor de la Liga Central este año. Luego de ser uno de los mejores abridores del equipo durante las últimas 3 campañas, el club decidió dejarlo en libertad a principios de mes debido a que ya cumplió los 40 años. Su buena forma física lo convierte en una interesante opción en el mercado invernal de la NPB, pero lo más probable es que su carrera en Japón ya haya llegado a su fin.

 

 4.Liván Moinelo– El lanzador cubano de los Halcones de SoftBank tuvo un debut sensacional en la NPB este año. Luego de ser contratado como un jugador en desarrollo, fue promovido al primer equipo a finales de junio y desde entonces se convirtió en uno de los mejores relevistas intermedios del club. Su efectividad de 2.52 y sus 15 partidos aguantados en 34 salidas desde el bullpen fueron claves para la conquista del título de la Liga del Pacífico y de la Serie de Japón por parte de su conjunto. El club posee una opción para retenerlo por un año más, pero también se dice que podrían renovarlo directamente por 2 o 3 años más. De cualquier forma, es un hecho que jugará de nuevo con el equipo en 2018.

5.Dayán Viciedo– El toletero cubano de los Dragones de Chunichi no pudo cumplir por segunda campaña consecutiva con las grandes expectativas que el equipo tiene de él. Sus 18 cuadrangulares y 49 empujadas en 87 partidos no son números malos, pero el hecho de que volvió a perderse una buena parte de la temporada por lesión, tal como le ocurrió en 2016, no invita al optimismo. En 2018, disputará el segundo de un contrato de 2 años con el club.

6.Roel Santos– El jardinero cubano de los Marinos de Lotte fue contratado como un refuerzo de emergencia a finales de mayo y no perdió tiempo en dejar sentir su presencia en el equipo. Su arranque fue muy exitoso, pero la mala temporada que tuvo el club le restó oportunidades de juego y al final afectó su rendimiento. Si bien su promedio de .250, con 3 jonrones y 8 empujadas en 66 partidos no son números sobresalientes, su actuación sobre el terreno demostró que está más que capacitado para triunfar en la NPB. No obstante, el equipo decidió dejarlo en libertad a principios de mes y parece muy poco probable que regrese a jugar en Japón en el futuro.

7.Yadir Drake– El toletero cubano de los Luchadores de Nippon Ham lamentablemente no pudo sacarle provecho a la oportunidad que recibió de jugar en la NPB, que él mismo reconoce es algo que muchos peloteros quisieran hacer. Llegó al club como un refuerzo de emertencia a principios de julio y vio acción casi sin interrupciones durante el resto de la campaña, pero desafortunadamente sus números no fueron buenos. Bateó para .232, con un solo jonrón y 3 empujadas en 34 partidos, razón por la cual el conjunto lo dejó en libertad a principios de mes. Parece difícil que pueda regresar a Japón en el futuro.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s