Hay que ganar cuatro

Por Leonardo Leyva Paneque

Con la derrota de este domingo ante el equipo de Las Tunas, quedó frustrado el propósito de los Alazanes de conseguir, al menos, una división de honores en el inicio de la Gran final de la presente temporada beisbolera.

De hecho, con el inesperado resultado -par de reveses- en su visita al parque Julio Antonio Mella, los vigentes monarcas ven peligrar la posibilidad de revalidar la corona, aunque el próximo martes reanudarán el cotejo en su feudo, el estadio Mártires de Barbados, de Bayamo.

“Está 2-0 a favor de Las Tunas, pero hay que ganar cuatro”, expresó el mentor de los Alazanes Carlos Martí Santos, al concluir el partido que los Leñadores aseguraron en el primer capítulo, cuando fabricaron seis carreras frente al zurdo santiaguero Ulfrido García y el jovencito villaclareño Yosver Zulueta.

“El pitcheo no ha estado bien, y se perdió el partido en el primer tercio”, acotó Martí Santos sobre la pobre demostración de sus lanzadores, quienes admitieron 10 anotaciones en los tres episodios iniciales, determinantes en la pizarra final de 11×4.

El avezado estratega reconoció que la batalla no está perdida y aún quedan opciones de ganar el campeonato: “Hay que salir a pelear el martes en Bayamo y tratar de emparejar las acciones”.

Entretanto, sus rivales de turno amenazan con asaltar el trono de la pelota cubana, por primera vez en la historia, como lo hicieron los granmenses en la campaña anterior, aunque para lograrlo necesitan terminar la tarea, o sea, alcanzar par de triunfos más.

Advertisements