Out 27: Danel extendió la final con un hachazo

Por Joel García León

Las Tunas.- Lo que ansía todo jugador de pelota se le dio a Danel Castro en el sexto partido de la gran final de la 57 Serie Nacional de Béisbol. Bases llenas, noveno inning, dos outs, juego empatado y un estadio pendiente de su conexión. Y de pronto el segundo lanzamiento de Raidel Martínez en recta viajó más de 400 metros gracias al madero del más oportuno leñador y la locura fue total. El triunfo 6-2 de los pupilos de Pablo Civil no pudo ser más dramático y espectacular, pues el cuadrangular de Danel llegó después de haber venido de abajo en el marcador los tuneros –perdían 2-0 hasta el empate del sexto- y de una excelente actuación del derecho Vladimir Baños, quien pareció burlar el refrán y dijo: a la cuarta fue la vencida.

Por supuesto, los comentarios mayores los cargó el mentor Carlos Martí al pasar a Jorge Yhonson con hombre en tercera y segunda para trabajar al designado local. Lejos de ser la jugada de libro, muchos cuestionaron cómo olvidar que algo similar le había pasado a Víctor Mesa hace menos de 10 días y que el otrora torpedero y utility es el de más carreras impulsadas para empatar o vencer en la historia de las Series Nacionales con 304.

“Ahora solo me quedan dos jonrones para llegar a los 200, pero este lo guardaré con especial recuerdo, pues puede valer el campeonato ya que nos permitió jugar el séptimo partido”, comentó Danel, quien minutos antes había confesado en la conferencia de prensa que se preparó para el envío del rascacielo Martínez, relevista por cuarto desafío consecutivo.

El juego había empezado con una anotación de los Alazanes en el tercero con el papel principal para el antesalista Raúl González, quien recibió el primero de los dos boletos de Baños, avanzó a segunda por polémico toque de sacrificio con Yolexis La Rosa, para acto seguido desprenderse hacia tercera y provocar error en tiro de Yordanis Alarcón, que le abrió las puertas al home. En el sexto Roel Santos marcó la segunda para los visitantes al estadio Julio Antonio Mella, al prender la chispa con su único hit del encuentro, estafar segunda sin grandes complicaciones, adelantar a tercera con rolata de Manduley y anotar con largo fly de Guillermo Avilés. En ese propio episodio se activó la tropa verdirroja frente al buen trabajo monticular del zurdo Leandro Martínez, a quien le ligaron doble de Yosvani Alarcón, e imparables de Alexander Ayala, Rafael Viñales y del hermano mayor de los Alarcón, Yordanis.

En lo adelante, todo quedó a disposición de los dos mejores cerradores de ambas selecciones, Raidel Martínez y José Ángel García, este último vencedor a la postre al dominar a los cinco bateadores enfrentados. La escena quedó lista entonces para un duelo este domingo 28 de enero entre Alaín Sánchez por los actuales monarcas granmenses y Yariel Rodríguez por parte de los aspirantes a su primera corona en estos torneos.

Moralejas del partido:

-El equipo que soporte carreras sin hit está condenado a perder, reza un antiquísimo axioma beisbolero, pero Las Tunas lo derrumbó de un hachazo, pues permitieron la primera de los Alazanes sin conexión alguna y se llevaron finalmente el triunfo.

-El fantasma del toque de bola en el primer tercio de juego hizo acto de presencia con ambos mentores. ¿Justificadas las decisiones por la forma en que estaban lanzando Baños y Martínez? ¿Demasiado conservador jugar para una carrera a inicios del juego? ¿Hasta cuándo tendremos monotonía de producir carreras de esta única manera?

-Vladimir Baños apenas utilizó 82 envíos y reivindicó sus tres actuaciones anteriores. Pase lo que pase, con esta actuación puso un pie más seguro en el staff de lanzadores que irá a la venidera Serie del Caribe.

– Contrario a lo que muchos pensaban, el encuentro tuvo una tónica de silenciador desde las lomitas. Leandro Martínez cumplió el papel que le pidió la dirección de los Alazanes: caminar hasta el último tercio; mientras su rival encontró la estelaridad que lo ha hecho imprescindible muchas veces en su provincia natal, Pinar del Río. – De cada diez veces que ocurra la jugada de pasar a Yhonson para tirarle a Danel Castro con bases llenas, en más de siete el torpedero tunero tiene las posibilidades matemáticas de impulsar la carrera. ¿Acaso el béisbol no es el deporte más ajustado a las probabilidades matemáticas?

– Con el match igualado a tres victorias las estadísticas arrojan los siguientes números: en 29 finales disputadas bajo este sistema solo seis veces anteriores encontraron definiciones en siete juegos y de ellas en tres ocasiones el equipo que ganó el sexto partido se llevó el título. Villa Clara ante Industriales en 1994; Santiago de Cuba también ante los azules en 1999; y la última de ellas en el 2010 cuando los capitalinos lo hicieron con los naranjas.

-Para el séptimo juego varios jugadores pueden ser capaces de llevar al campeonato a su equipo: Roel Santos, Guillermo Avilés y Alfredo Despaigne (demasiado discreto hasta hoy) por los Alazanes y Danel Castro, Yosvani Alarcón y Rafael Viñales por los Leñadores. No descarto a alguno de los refuerzos, pero me refiero a los auténticos uniformados de cada selección.