Alfredo Despaigne, el único en representar a Cuba en cada oportunidad desde el 2014

Por David Venn

GUADALAJARA — A sus 31 años de edad y tras la salida de Cuba de Yulieski Gurriel hace dos años, el toletero Alfredo Despaigne ha asumido la responsabilidad como figura a seguir de dicho país en el béisbol, dentro y fuera de la Serie Nacional. Representando a su equipo Alazanes de Granma en la Serie del Caribe Jalisco 2018, Despaigne viene de encabezar ambas ligas japonesas en jonrones (35) y empujadas (103). Eso, combinado con su larga y exitosa trayectoria en la Serie Nacional, tiene feliz al toletero en el Estadio Charros de Jalisco.

“El entrenamiento y la dedicación que tuvimos este año, estando en un equipo nuevo, la confianza que me dieron en el equipo nuevo, el manager y la dirección”, dijo Despaigne sobre su brillante 2017 con Fukoka Softbank Hawks, que conquistaron el título de la pelota nipona. “Es un excelente equipo, hicimos un buen trabajo y quedamos campeón también”.

Despaigne, el abanderado del equipo de Granma para este Clásico Caribeño, es el único jugador que ha representado a Cuba cada una de las cinco ediciones del torneo desde que el país volvió a participar en el certamen como invitado especial en el 2014. Las primeras tres veces fueron en calidad de refuerzo, mientras que las últimas dos han sido con el uniforme de su propio Granma. “Muy contento”, dijo al respecto el oriundo de Santiago de Cuba.

“Ya es mi quinta Serie del Caribe consecutiva y ahora dos veces seguidas con el equipo mío y mi ciudad. Muy contento y esperamos hacer un mejor papel este año”. Despaigne se fue de 1-0 en la victoria de Granma el viernes sobre Caribes de Anzoátegui (Venezuela). Salió del partido por lesión y habrá que esperar si podrá integrar el lineup cubano para su choque del sábado por la noche ante los Tomateros de Culiacán (México).

OPTIMISTA EN TORNO AL BÉISBOL CUBANO

Con el éxodo de jugadores cubanos hacia los Estados Unidos, un grupo que incluye a estelares como Yoenis Céspedes (cuyo hermano Yoelkis representa a Granma en este evento por segundo año consecutivo), José Dariel Abreu, Yasiel Puig, Aroldis Chapman y el propio Gurriel, se ha cuestionado la calidad del béisbol en Cuba. Despaigne reconoce el inevitable declive en el nivel de la pelota en su país, pero guarda esperanzas de un futuro mejor.

“La pelota de Cuba está avanzando, a pesar de que hemos decaído un poco por los peloteros que se han ido del país”, expresó el jardinero, quien se reportará a su equipo en Japón en unos 20 días. “Pero estamos avanzando poco a poco. Tenemos a muchos jóvenes con deseo de jugar. Esperemos que sigan avanzando”.

Advertisements