Candy Maldonado le gusta el béisbol cubano

Por Joel García León

Guadalajara.- Se acercó a la práctica de bateo del equipo cubano en la Serie del Caribe y rápido lo reconocimos. Cándido Maldonado, ex jugador por 15 años en Grandes Ligas (ganó la Serie mundial con los Toronto Blue Jays en 1992) y por igual cantidad de tiempo comentarista de ESPN Deportes es de los imprescindibles cuando de bolas y strikes se hable en América.

Durante su carrera deportiva, jugó con ocho equipos de la Gran Carpa, entre ellos Los Dodgers de los Ángeles (1981-85), los Gigantes de San Francisco (1986-89), los Indios de Cleveland (1990 y 1993-94), los Cerveceros de Milwaukee (1991), los Toronto Blue Jays (1991-92 y 1995), los Cachorros de Chicago (1993), y los Rangers de Texas (1995).

Polémico dentro del periodismo deportivo que ejerció y con muchas referencias a jugadores cubanos que conoció en los terrenos; Bert Campaneris, Luis Tiant, Miguel Cuellar, entre otros, el boricua no rehusó ninguna de las preguntas soltadas en ráfagas, como si allí mismo se armara su gustado programa “La Esquina de Candy”.

¿Qué opinión le merece el beisbol cubano que ha visto?

“Tuve la experiencia de apreciar la calidad de sus jugadores en el primer Clásico Mundial del 2006. Es evidente el talento que hay en esa Isla y la demostración no solo está en los triunfos alcanzados en muchos torneos sino en los peloteros que han llegado a Grandes Ligas. Han triunfado y lo más importante, no tienen nada que envidiarle a ningún otro pelotero de los que juega allí. Me gusta ver la pelota de Cuba porque es similar a la de Puerto Rico, somos dos alas de un mismo pájaro”.

La Confederación Profesional de Béisbol del Caribe aún no aprueba a Cuba como miembro pleno a la Serie del Caribe.

“Es lamentable eso en estos tiempos, pero hay asuntos delicados que uno tiene que tocar con pinza. No obstante, estar aquí y ser parte del evento como invitada es un paso hacia delante y espero que se resuelva pronto esta situación para organizar una Serie en La Habana, adonde todos los países vayan.

Usted gusta nombrar a este certamen de una manera diferente.

“No me gusta decirle Serie del Caribe, porque considero que es la verdadera serie mundial latinoamericana, en la cual los países se encuentran, respaldan a sus equipos y están presentes con miles de iniciativas. Se ve un béisbol caliente, propio de nuestras tierras”.

¿Cuándo lo tendremos de nuevo por Cuba?

“Estuve en funciones de trabajo con ESPN cuando se celebró el partido entre el Tampa Bay y una selección nacional. Me encantó Cuba y quiero regresar porque uno se siente como si estuviera en San Juan. Hay gente maravillosa que se dejan querer mucho”.

¿Cómo valora el desempeño de los Alazanes de Granma hasta el momento, con dos victorias sin derrotas?

“Siempre dije antes de empezar que había que tener cuidado con el equipo cubano porque no han rendido en estas series con el rendimiento y la calidad que se espera de ellos y quizás fuera ahora el equipo sorpresa. Lo vienen cumpliendo, pero hay mucho torneo que jugar todavía. Siempre hay que ser imparcial en este trabajo y solo queda admirar el buen béisbol, que es lo que más me fascina en la vida”.

La despedida quedó con una foto y la propuesta de vernos antes del cierre del torneo para una buena polémica sobre la salud del béisbol en América. Candy Maldonado estrechó su mano y conectó otro jonrón de sencillez.

Advertisements