¿FRENO A UNA PERSPECTIVA?: EN DEFENSA DEL INICIALISTA LEONEL SEGURA


Por: Yirsandy Rodríguez

El inicialista de los Toros de Camagüey, Leonel Segura, cumplirá 23 años el 9 de noviembre de 2018. Esto quiere decir que, si ningún equipo lo pide en la ronda de refuerzos de la venidera 58 Serie Nacional de Béisbol, las posibilidades de que celebre su 23er cumpleaños —por supuesto, si está en Cuba— sentado en su casa son realmente visibles. Pero, ¿cuál es la razón? ¿Es Leonel Segura un jugador de perspectivas? Voy a ser totalmente honesto: Evalúo su juego como un pelotero que puede sobrepasar la media fácilmente, pero todavía tiene muchos puntos que superar.

Algo sí reconozco, para tener 22 años, medir 1.75 de estatura y pesar alrededor de 83 kilogramos, Segura ha merecido que se le dé más seguimiento. Y eso se lo ha ganado por su esfuerzo propio y calidad dentro del terreno de juego. Sin embargo, no ha recibido la misma atención que otros jugadores de su edad.

En la pasada IV Serie Nacional categoría Sub-23 en 2017, Segura lideró a los bateadores con un imponente .438 (63-for-144), 17 dobletes y encabezó las carreras del OBP con .523. Todo eso lo alcanzó en los 40 partidos del equipo, jugando además todo el tiempo, con 348 innings a la defensiva.

Inexplicablemente, después de poner ese rendimiento tan significativo a los 22 años, Segura no fue incluido en el equipo nacional que participó en el Mundial de la categoría en Panamá. ¿Alguien escuchó alguna razón de peso por la cual Segura no estuvo en ese grupo? No se ofreció nada parecido a una justificación sólida, o algún tema relacionado a una indisciplina que lo haya alejado de ser elegible.

Incluso, antes de destrozar la pelota en el Sub-23 de 2017, Segura redondeó apenas la cuarta ocasión en que un jugador de 23 años o menos consiguió 100 o más hits en las Series Nacionales desde 2014. ¿Conoces esa lista de éxitos? Aquí va:

En ese listado, Segura ha sido apenas el tercer nombre, contando los dos excelentes años de explosión de José Adolis García, quien hasta este martes golpeaba .355/.400/.613 en 31 AB’s con los Cardenales de San Luis en el Spring Training de MLB 2018. El otro bateador es el inicialista de los campeones nacionales, los Alazanes de Granma, Guillermo Avilés, valorado como uno de los jugadores de mayores potencialidades en el béisbol cubano actual.

El rendimiento de Segura no superó solo sus proyecciones, pues fue una digna temporada para un jugador de contacto. Eso sí, la capacidad de sus hits no pudo hacer mucho daño: Para un .366 BABIP, el .238 con corredores en posición de anotar se quedó bastante por debajo de la media de bateadores de 100 hits (.262). Su 17.3% de extra bases con las almohadillas vacías no ayudó mucho a que Segura impulsara más de 32 carreras en 153 PAs con hombres en circulación. Para un bateador que golpeó .368 y .370 BABIP contra lanzadores derechos y zurdos, respectivamente, está claro que conseguir hits no fue el problema: La situación que le quitó categoría a su temporada fue no producir más en sus visitas al home.

Quizás eso haya hecho que Segura no sea del interés de la Dirección Nacional de Béisbol, algo que no creo realmente, ni se ha dado a conocer de manera oficial. Aunque tampoco pienso que sea demasiada coincidencia que se les haya pasado su nombre para valorarlo entre los inicialistas que saldrán al diamante el próximo día 22 de marzo en la primera Serie Especial preparatoria del Béisbol cubano.

Si miramos todo el calendario de juego de Camagüey desde la 56 Serie Nacional, Segura ha sido uno de los jugadores más activos con su equipo que cualquier otro. Esto es lo que muestran las estadísticas:

  • Partidos e innings de Camagüey desde la 56 Serie Nacional: 175 juegos, 1502.1 innings.
  • Partidos e innings de Leonel Segura durante ese mismo lapso de tiempo: 164 juegos, 1365.1 innings.

Los porcentajes nos llevan más fácil a la realidad: Segura ha jugado el 93.7% de los juegos de su equipo desde 2016 (sumando hasta la Serie Sub-23) y el 90.8% de los innings. ¿Ese esfuerzo y sacrificio no merece una consideración?

A sus 22 años, sus numeritos demuestran la entrega, y los resultados creo que merecieron una inclusión en la nueva Serie Especial.

En la pasada 57 Serie Nacional, Segura bateó .308/.395/.396, con 2 HRs y 28 RBIs, para un .364 wOBA y 4.8 (bdc) OffWAR. Como él no jugó la segunda fase del campeonato, tenemos que recurrir a las proyecciones para estimar qué tal habría sido el peso de su rendimiento esta vez. Analicemos, pues, con una nueva mirada que les proponemos (Según mi sistema de proyecciones), tomando como pista de partida cinco resultados que, al mezclarse, podrían llevarnos a un punto de análisis más objetivo:

Proyecciones de Leonel Segura en 2017

Vamos a valorar cada uno de estos resultados:

Los resultados reales del jugador

Segura fue 9th entre los inicialistas en OffWAR con 4.8, 8th en wOBA (.364) y 11th de 12 primeras bases (con al menos 250 innings jugados) en f/PLUS (menos-8). Su campaña contra derechos arrojó un -5.2 BB-K y frente a zurdos, -15.2%, por lo que descendió en su rendimiento a una unificación de tasas de -20.4, algunos puntos más al -17.5 de 2016. Al enfrentar situaciones de presión, como encontrar corredores en posición de anotar, bateó .282. Con bases vacías, .325/.407/.413, muy por encima de lo que produjo con corredores en bases, .291/.383/.380. Su velocidad siguió siendo una herramienta inconsistente, con apenas un robo y cinco rodados para double play. En general, BaseballdeCuba lo coloca en el 8th puesto del Top-10, con un 4.0 bcdWAR general en 2017.

Las proyecciones de nivel máximo

En este nivel, Segura fue considerado como un bateador de 60 RBIs en 85 juegos. De haber sido “reales” esos resultados, habrían quedado en el 4th lugar, debajo de Yasiel Santoya (65 RBIs) y delante de Alexander Malleta (50 RBIs). Suponiendo que obtuviera 10.4 OffWAR, entonces estaría entre los 13 de 292 jugadores calificados con al menos 10.0 OffWAR. Pero esa es una nota altamente ambiciosa para un jugador que creó apenas 24.6 (RC) carreras en 40 juegos de la primera etapa en la temporada 2017-2018.

Las proyecciones de nivel medio

Esto es lo maravilloso y desafiante de los numeritos: En la proporción media, Segura tiene sus mejores estimaciones de cuadrangulares (6) y sluggings (.406), pero baja en el wOBA de .364 a .359. Con ese porcentaje ponderado de embasarse, Segura habría quedado descalificado en el 14th de 18 lugares entre los inicialistas. Así que los jonrones no suponen ser la mejoría que él necesita para su pleno desarrollo como bateador.

Las proyecciones de nivel mínimo

Esta me parece la estimación más adecuada para los numeritos que puso Segura en 40 partidos de la primera etapa en la 57 Serie: Un promedio de .305 y .338 BABIP para 323 PAs, me suena bastante razonable. No me parece que Segura podría llegar a ser un bateador por encima de .450 sluggings (ni con su habilidad para golpear dobles), pero sí cada vez mejor en su selección de pitcheos en el home. Él suele batear en una media de tres pitcheos, toma pocas bases, pero creo que superará más del 3.0% BB-K en el futuro si sigue jugando en Cuba.

¿Merecen estas proyecciones dar votos a favor de Segura?

Pienso que sí. Cuando revisé el roster de Orientales me pareció posible incluir a Leonel Segura. Al final, el único inicialista que aparece es Guillermo Avilés, pues Rafael Viñales fue contemplado como cátcher. Aunque Lázaro Cedeño es quien le sigue a Avilés en el listado y bien podría alternar en primera, seguramente aparecerá en el line up como bateador designado. En teoría, Cedeño sería el segundo antesalista, y el segunda base Yunior Paumier podría moverse en ocasiones a la antesala. Así que, viendo esas posibilidades, yo habría incluido a Leonel Segura, de 22 años, en lugar de Osvaldo Abreu, quien cumplirá 28 años el 8 de junio.

Norel González lo mismo aparece de inicialista, como en el tope contra México, que ahora de jardinero para la Serie Especial, así que un ajuste de posición también puede ser un intento para ayudar a un atleta de perspectivas. A los efectos del tiempo, Segura debería ser visto como un jugador de mayores proyecciones que Abreu –de hecho, lo es—, pero necesita esa oportunidad dorada para intentar convertirse en un mejor pelotero integralmente.

El tiempo sigue pasando, y es injusto frenar el desarrollo de una perspectiva.

Advertisements