La historia heróica que pudo haber sido y no fue para los Marlins ante Chicago

POR JORGE EBRO

La historia habría magnífica. El titular haría énfasis en el hecho poco común: lanzador gana dos veces en el mismo día, primero de relevo y luego como abridor. Después continuaría con destaques para el innegable espíritu de un club que, a pesar de sus carencias, no se cansa de batallar.

La historia, sin embargo, tomó por otro camino, se fue del otro lado. Odrisamer Despaigne no pudo inscribirse en los libros de historia ni los Marlins evitar la derrota 10-6 el sábado en la noche contra Chicago delante de 13,422 aficionados -la cifra es real y no inflada como en el pasado- que pagaron boletos.

Una malograda historia, sin duda, luego de que los peces borraran dos déficits de anotaciones para empatar primero a cinco carreras y luego a seis, cuando parecía que el juego se iba de un solo lado. Este joven club no se rinde y eso es algo positivo, algo para celebrar con la derrota de fondo.

“Estoy orgulloso de mis muchachos, de la manera en que salieron a jugar después de lo sucedido en la jornada anterior, sin mucho descano y ellos batallaron, va a ser un año interesante para nosotros”, expresó el manager Don Mattingly. “Y también de Odrisamer, que hizo lo que esperábamos de él”.

La historia hubiera sido magnífica con el añadido de haber forzado el segundo extra innings en apenas los tres primeros partidos de la temporada y nada más y nada menos que ante los poderosos Cachorros.

Pocas horas después de haber ganado con una entrada de actuación el choque maratónico de 17 capítulos en la madrugada del sábado, Despaigne salió a trabajar en el montículo de Miami con la esperanza de seguir el buen momento de la victoria en larga jornada.

En cinco entradas, el cubano permitió cinco carreras y seis imparables, incluido un cuadrangular de Kyle Schwarber, que colocaron de nuevo a los Marlins en busca de una reacción que no tardó en llegar.

“Me sentí bien, hasta que di un boleto en esa entrada, pero estoy sin problemas y listo para lo que sea”, afirmó Despaigne. “Lo importante es que el equipo siguió luchando. Si seguimos jugando así, pronto vendrá más gente al parque”.

En la parte baja de la quinta los Marlins sacaron a Despaigne de la zona de la derrota particular y empataron el choque a cinco carreras con sencillo impulsor de Lewis Brinson y otro de Starlin Castro que remolcó dos.

La remontada de Miami decretó el final del trabajo de Yu Darvish, todavía oloroso a recién llegado a la Ciudad de los Vientos, después de su paso por la Serie Mundial junto con los Dodgers de Los Angeles.
Una vez más, los Marlins empataron el encuentro en la octava entrada con sencillo de Bryan Holaday, quien envió el choque a extra innings, pero esta vez la magia se esfumaría en la décima cuando a Brad Ziegler le facturaron cuatro.

La historia, entonces, estaba condenada a ser diferente.

MARCADOR FINAL:

Chicago 10, Miami 6

MOMENTO CLAVE:

En la 10ma entrada, cuando los Cachorros se le van encima a Brad Ziegler para tomar el mando del juego.

LA FIGURA:

Ben Zobrist, quien remolca la carrera del desempate a seis con un sencillo. Mención especial para Kris Bryant, autor de tres de las anotaciones de su club.

DECISIÓN:

Gana: Edwards jr. (1-0). Pierde: Ziegler (0-1)

MARCAS:

Miami (1-2), Chicago (2-1)

EN CIFRAS:

Asistencia al tercer encuentro entre Marlins y Cachorros: 13,422

Advertisements

One thought on “La historia heróica que pudo haber sido y no fue para los Marlins ante Chicago

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.