Latidos constructivos en Morón

Autor: Ortelio González Martínez

MORÓN, Ciego de Ávila.-Hacía varios años no entraba al estadio Francisco «Paquito» Espinosa, de la ciudad de Morón. Y cuando lo hice, días atrás, me causó grata impresión, pese a que todavía le queda mucho a la restauración para devolverle el esplendor perdido.

La falta de recursos, cierta dosis de abandono y «el paso del tiempo», como dicen allí, amenazaron con despojarle de los momentos de brillantez que una vez vivió, cuando se erigió como una plaza renovada y de referencia en el movimiento deportivo cubano.

Allá por 1958, la prensa de la época reflejaba el gran acontecimiento: «El stadium de Morón, el primero del país y el segundo de América Latina, con pizarra eléctrica». «El segundo de la Isla con iluminación artificial», «La nueva sede de los Cubans Sugar Kings», «Primer voladizo en estadio de Cuba».

Esos enunciados eran reflejos de la realidad, porque además de la pizarra eléctrica, la instalación fue toda una novedad para la época desde el punto de vista arquitectónico, pues su techo exhibió una placa volada con tensores contrapesados, sin vigas que interrumpieran la visibilidad de los espectadores desde cualquier ángulo y altura.

Arquímedes Romo Pérez, locutor deportivo, narrador de 33 series provinciales de béisbol y de varias temporadas nacionales, entre otros acontecimientos importantes en el Paquito Espinosa, cuenta parte de la historia: «La construcción comenzó en 1942 y el primer partido fue el 9 de abril de 1958.

«Pero mucho antes –explica Romo– Roberto Maduro, Bobby, accionista de los Cincinnati Reds, de las Grandes Ligas, y uno de los dueños del equipo Cienfuegos y propietario de la franquicia de los Cubans Sugar Kings, vio la oportunidad de arrendar un estadio nuevo, de equiparlo y convertirlo en un centro de entrenamiento internacional que respondiera a los intereses de sus organizaciones.

«Bobby, quien, además, era colono del central Cunagua, firmó un convenio con el Ayuntamiento por un periodo de diez años y, el 9 de abril de 1958, se efectuó el intento fallido de inauguración, en una fecha en que la pasión por el béisbol sucumbió ante la importancia del llamado a la huelga general revolucionaria.

«Aunque en los anales de la historia aparece ese como el día de la inauguración del Paquito Espinosa, no creo que deba ser la fecha correcta, porque esa noche del 9 de abril ocuparon las gradas policías, políticos y personas que apoyaban a Fulgencio Batista. La gente de pueblo, los humildes y amantes del béisbol, no pudieron entrar. Por eso considero que el estreno del estadio ocurrió el 14 de junio de 1958, con el juego entre los Cubans Sugar Kings y las Agujas de Miami, en un partido correspondiente a la Liga Internacional de la Florida», asevera Romo.

Poco después de que la luz eléctrica iluminara la grama del Coloso del Cerro (hoy estadio Latinoamericano), lo hizo en el Paquito Espinosa, que también disponía de duchas con agua fría y caliente y de un moderno sistema de intercomunicación que enlazaba a la cabina de transmisión radial con la caseta de anotación, los dugouts y la pizarra.

En lo adelante, allí se celebraron enfrentamientos de la Serie Nacional y torneos regionales con la participación de los equipos Azucareros, Orientales y Granjeros y, más acá en el tiempo, fungió como base de entrenamiento de equipos nacionales de béisbol, además de ser escenario de carteles de boxeo, partidos de fútbol, galas político-culturales, graduaciones de los distintos niveles de enseñanza, presentaciones de atletas y artistas de varios países, como los clubes Dinamo de Moscú, de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y Baník Ostrava, de la entonces Checoslovaquia, además de artistas circenses de China, entre otras delegaciones.

«Como ves, nuestro coloso de Morón tiene su historia», reitera Romo con sentido de pertenencia.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.