V SN SUB-23 │ POSTEMPORADA’2018: TOP-5 DEL JUEGO 1, ¡ADRIÁN BUENO Y JAVIER CALDERÍN ENCABEZAN EL CAMINO!

Por: Yirsandy Rodríguez

Seguramente debe haber una fórmula para detener la energía de César Prieto, el swing de Daniel Pérez, imponente en las arterias principales del corazón ofensivo de los Elefantes de Cienfuegos y, quizás, alguna vez otra alineación demuestre que Adrián Bueno no es invencible: Los Piratas de Isla de la Juventudfueron de nuevo dignos rivales de principio a fin, pero perdieron por 2-1 contra el mejor equipo del país, durante el Juego 1 de la semifinal Occidental.

BOXSCORE

Con este éxito en el estadio 5 de septiembre, los Elefantes de Cienfuegos están a un triunfo de clasificar a la discusión del título contra los Leñadores de Las Tunas en la V Serie Nacional Sub-23 del béisbol cubano y, mientras esperamos el Juego 2, aquí hay cinco claves de la acción en la tarde de este lunes:

1. Javier Calderín vuelve a ser el auténtico bateador del “Clutch”. ¿Cómo es posible que su nombre esté todo el tiempo tan escondido detrás de los jugadores principales (o más mediáticos), después de registrar el 3rd-slugging en el team (1.052) y una sólida línea con corredores en bases: .381/.481/.571?… Su capacidad para responder en situaciones de presión fue realmente significativa, con .289/RISP y .387 BABIP. Si comparamos sus numeritos a la hora de empujar carreras, se ve fácilmente como superó a César Prieto (.246/RISP) y fue capaz de aliviar la parte baja de la alineación con consistencia y un OBP de .455. ¿Sabes?, lo coloqué aquí porque creo que es “el héroe desconocido” y debería estar en los titulares, lugar que le corresponde.

Calderín es de los jugadores poco populares que hace el trabajo, y sus acciones demostraron versatilidad ofensiva como “DH” de los Elefantes: Golpeó 2-for-4 desde el 7th-turno en el lineup, y produjo la carrera decisiva (del 2-1) en el séptimo inning con un out, luego de que el manager Dioel Reyes decidió enviar a la inicial al cátcher y sexto madero Richel López. Después de que Calderín promedió todo lo antes expuesto aquí, la jugada no parece muy buena, ¡pero este deporte se llama béisbol! ¡Es un juego 100% impredecible! ¿Qué habría hecho usted como manager? La inicial estaba desocupada, Miguel Lastra era el oponente en la colina –abridor enviando a relevar– y el relámpago César Prieto estaba en tercera base con un out.

El bateador en turno, Richel López, lideró con .611 slugging cuando encontró corredores en bases durante la etapa regular y guardaba un hit-walkoff ante los Piratas –un triple, en su primer match del año–, lo que convierte todo en una jugada “cantada”. Calderín hizo simplemente el mismo trabajo de siempre, bateando una pelota de rolling por el centro del campo –territorio que invadió el 28.9% de sus BIP’s en la etapa regular–, y su respuesta demostró lo completo que es este equipo de Cienfuegos: ¡No hay respiro en la alineación!

Fueron apenas dos carreras, pero no hubo carencia de ataque, pues los elefantes dejaron a 15 corredores en las almohadillas. La tarea de los Piratas está demasiado difícil, ¿verdad?

2. César Prieto ft Daniel Pérez tienen otro día… ¡y hacen otro show! Estos dos chicos talentosos sumaron 11 puntos de bdcWAR, mientras todos los bateadores calificados –con al menos 100 PAs– por los Piratas acumularon apenas 3.9 puntos por encima de su dueto (14.9). ¿Qué te sugiere eso? ¡Por supuesto, mucha energía y habilidad! Una de las claves para el pitcheo de Isla de la Juventud era intentar detener este dúo encendido. A decir verdad, alrededor de ellos no se mueven jugadores del mismo calibre, respetando a Félix Rodríguez (leadoff-hitter), Cristian Borges (2nd-bat) y Richel López (5th-bat), quienes se fueron con apenas 1-for-12 en el Juego 1. Para beneficio de los cienfuegueros, Prieto golpeó 3-for-5 y Pérez 4-for-5, uniéndose para 7-for-10, pero si Javier Calderín no hubiese depositado esa pelota en el centerfield durante el lucky seven, quizás habríamos visto otro juego, con al menos un empate 1-1 para decidirse en entradas adicionales.

3. La ofensiva de los Piratas colapsa. (Ellos batearon .218 en eventos de RISP durante la etapa regular, así que cualquier falló en este sentido sería una señal de origen.) No fue realmente la mejor joya de pitcheo lanzada por Adrián Bueno, pues fue manejado por los swings de los Piratas durante casi toda su apertura de siete innings (admitió 11 embasados, 9-hits y 2-bases por bolas). Sin embargo, la defensa preservó la carrera del empate todo el tiempo, y Bueno volvió a trotar con una salida de calidad de apenas una carrera permitida. Cuando pierdes por 1-carrera, nueve corredores dejados en bases demuestran una visible inconsistencia de la ofensiva, y los numeritos no se equivocan: Los Piratas colocaron múltiples corredores en posición de anotar en todos los innings hasta el quinto, pero el batazo de oro no llegó jamás. Mala suerte, diría mi amigo Luis Ángel Kato…

4. Cristian Borges salvó una carrera con su velocidad en el jardín derecho. Era obvio: De Borges no haber cortado la pelota con maestría en el doble de línea de Jorge del Río a la altura del 3rd-inning, habríamos tenido una historia 2-2. Después de que José Bring y Eliseo Rojas se alinearon con par de sencillos iniciando el 3rd-innings, parecía que Jhony Hardy podía anotar sin contratiempos con el doble de Del Río, pero Borges recogió la línea (internándose en el right field) y se combinó en un flash con el intermedista César Prieto para eliminar a Hardy antes de su entrada al plato.

5. José Córdova demuestra que es la pieza central en el bullpen de los Elefantes. A diferencia de Jonathan Carbó, quien estuvo en medio de un volcán toda la tarde –admitiendo 10-for-25– con un relevo inefectivo de Miguel Lastra, el pitcheo de Cienfuegos pudo completar el trabajo sin apelar a ningún abridor de relevo. Bueno le entregó la pelota a Córdova después de caminar a un bateador en el octavo inning (Hardy), y entonces la tensión comenzó a latir. No obstante, el apagafuegos cienfueguero está diseñado para esos momentos. Dominó a su primer rival (Jorge Del Río) en elevado y luego pecó contra Adrián Rivero, cediéndole un pitcheo que derivó en una línea sólida al left. Esta era la situación entonces: Inicio del 8th-inning, partido 2-1, par de corredores en base y un out… ¿quién sobrevivió? Ok, no hay problema para el equipo de casa: Córdova eliminó a Román Cuza en un rodado a la inicial, y ponchó a Luis Miguel para dibujar un cero que valió la decisión del partido.

¿Que cómo lanzó el noveno?… ¿Con la simbología te basta?: 63, 63 y K.

¡Fin del game!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.