El César de los Elefantes

Por Norland Rosendo

En la edición de ayer nos referimos, entre otros temas, a la cantidad de muchachos con 20 años o menos que participan en la actual temporada de pelota. Algunos, incluso, juegan como titulares. El cienfueguero César Prieto debutó en la serie pasada, pero ahora se adueñó de la posición de camarero en el equipo de los Elefantes.

Su nombre es conocido entre los seguidores del béisbol en Cuba y afuera también, pues César ha formado parte de varias selecciones nacionales de las categorías menores, y casi siempre logra números ofensivos que le aseguran un puesto entre los mejores de cada campeonato.

En la Copa del Mundo sub-18, efectuada en Canadá en 2017, el sureño tuvo línea ofensiva (AVE./OBP/SLU) de .581/.606/.645, entre los primeros cinco en cada uno de esos departamentos.

En el torneo sub-23 de este año, su línea fue .433/.523/.574, de las más sobresalientes integralmente. Resultó el líder en hits (61) y en average, y ocupó el segundo puesto en el ranking de los bateadores de mayor slugging.

Sin descuidar la defensa, César cuenta que se enfoca principalmente en la ofensiva. «Es lo más difícil en la pelota, por eso le dedico más tiempo de preparación», me cuenta poco después de hacer prácticas de bateo bajo un sol abrasante en el Latinoamericano, el me pasado lunes.

«A veces son las ocho de la noche y no he terminado. Cumplo lo que me toca en el terreno y después hago horas extras», dice este muchacho de 77 kilogramos de peso y 1,78 metros de estatura, quien siempre ha jugado alrededor del segundo cojín, aunque entre el campo corto y la segunda, le gusta más esta última.
César sale siempre dispuesto a lograr un buen contacto. «Yo busco pegarle a la bola por el medio del campo, me preparo para eso desde que estoy en el banco y en el círculo de espera y trato de conectar el envío que más cómodo me resulte».

Golpea mejor la recta, y de los pitcheos que ve con más frecuencia en el extranjero y menos en Cuba, señala al cambio de velocidad y el tenedor. Aunque hace sus propios estudios de los lanzadores contrarios, agradece el apoyo del sicólogo y los datos que ahora le puede facilitar el estadístico.

Comenta que su inserción en el equipo grande de Cienfuegos ha sido natural —en eso ha ayudado que no es el único de su edad en el roster— y que su generación es la esperanza de la provincia para alzarse con un campeonato.

Además del béisbol sigue el fútbol. Más bien a un jugador, Cristiano Ronaldo. Dice que era fanático al Real Madrid, pero con la venta de CR7, él también cambió de equipo. «Ahora soy de la Juve».

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.