Baseball

ROENIS ELÍAS SE LEVANTÓ EN UN EQUIPO QUE TERMINÓ POR DESPLOMARSE

Por: Javier González

Termina, para la mayoría de los equipos, la temporada regular 2018 del mejor béisbol del mundo y en la división Oeste de la Liga Americana, un talentoso equipo, aún y con todos los esfuerzos realizados por su gerencia, volvió a quedarse corto en sus aspiraciones de clasificar a la postemporada, una meta que no consiguen desde 2001. Obviamente me estoy refiriendo a los Marineros de Seattle.

Sin embargo, y muy a pesar de la decepcionante temporada que experimentaron los muchachos de Scott Servais, un cubano logró establecer su talento a pesar de su tardía incorporación al equipo.

El zurdo Roenis Elías, quien acusó de falta de oportunidad y constantes lesiones en las dos temporadas previas, regresaba nuevamente a la organización que lo firmó como amateur, lo formó y le dio la oportunidad de convertirse en grandesliga. Está vez, como en su anterior pasantía, Roenis volvería a recibir la confianza que necesitaba para mantenerse en el nivel al que pertenece.

Cumpliendo funciones, tanto de abridor como relevista, “Cubiche” terminó con récord de (3-1) y una efectividad de 2.65 en 23 presentaciones (19 de ellas en funciones de relevista). El zurdo trabajó por espacio de 51.0 entradas en las que propinó 34 ponches y concedió 16 boletos, con un promedio de embasados (WHIP) de 1.22, al tiempo que limitaba a la oposición a un promedio de 242 en su contra. Sin embargo fue viniendo desde el Bullpen que el Indio del Guaso logró sus mejores números (2-0 y ERA 2.02 en 35.2 tercios).

Importante resaltar también que la efectividad del cubano en la ruta fue excelente (1.13 en 11 partidos) y su mejor mes fue precisamente septiembre, con una microscópica ERA de 0.59.

Otro dato de valor es el hecho de limitar a sus adversarios a un promedio de carreras limpias de 1.06 cuando se encontraba encima en el conteo, sin embargo, cuando se encontraba debajo en la cuenta, su efectividad también fue excelente (2.79), lo cual evidencia claramente su capacidad para salir de situaciones embarazosas.

Según Statcast, la velocidad promedio en la recta (fastball) fue de 94.2 mph en 2018, eso es exactamente una milla por encima de la velocidad promedio de toda la Liga

La próxima parada del guantanamero probablemente sea la Liga Invernal Dominicana, un circuito al cual ha asistido en las últimas dos ediciones, fungiendo como el principal abridor de los actuales campeones del torneo: Águilas Cibaeñas, pero esto es una decisión que está sujeta a aprobación de su organización en Estados Unidos. El propio atleta me confirmó su voluntad de regresar a Lidom esta temporada baja.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.