Gallos en la 58 SNB: La voz de los refuerzos (+fotos)

José Ángel García (Izquierda y Dayán García (Derecha). (Foto: Oscar Alfonso/ Escambray)

Por Elsa Ramos

Un hit de oro del artemiseño Dayán García puso a brincar al “Huelga” el pasado martes cuando Sancti Spíritus dejó al campo a Villa Clara en un extrainning que salvó la honrilla de la subserie reñida y controvertida. Minutos antes, su coterráneo José Ángel García garantizaba el triunfo.

Fue, por tanto, un triunfo salpicado por los refuerzos, si le sumamos los siete capítulos y dos tercios lanzados por el camagüeyano Yariel Rodríguez, en el primer tramo de un partido polémicamente suspendido por oscuridad. Es la dinámica de quienes llegan y hacen de Sancti Spíritus, como del resto, otros equipos. Escambray mide las pulsaciones de los nuevos Gallos.

CLÁSICO APAGAFUEGOS

Por pura premonición, José Ángel intuía que su traje sería espirituano: “Miraba el programa, le dije a mi esposa que presentía que me iban a pedir Sancti Spíritus o Las Tunas, este último porque les lancé muy bien en los pasados play off. Al ver que los Gallos le ganaron a Santiago, me dio la impresión de que me pedirían”.

Como mismo hizo con los otros seis equipos donde ha sido refuerzo, este artemiseño desde que lo supo armó su maleta: “Me puse muy contento, es un equipo con el que pensé jugar, no es de los más famosos y me gustaría ayudarlo a que estuviera otra vez entre los primeros, como hace algunos años. Me siento muy bien, los muchachos son muy buenos, al igual que la dirección, he trabajado con Juan de Dios en preselecciones del equipo Cuba”.

Acostumbrado como está a tomar el box casi siempre en medio de la candela, ya aquí justifi ca su presencia. Salió en seis de los nueve primeros partidos con un triunfo, dos derrotas y dos juegos salvados: “No siempre se sale bien como ese martes. Solo pido que confíen en mí, que siempre saldré a hacerlo bien. Quiero que se sientan bien con mi elección. Sé cuál es mi misión y mi principal arma es el control y la dedicación”.

sancti spiritus, gallos 58 snb, serie nacional de beisbol
Dayán García. (Foto: Oscar Alfonso/ Escambray)

LUCHO COMO UN GALLO MÁS

Ser héroe en un partido difícil es algo que multiplica la felicidad de un recién llegado como Dayán. “Recibir esos aplausos es lo máximo a lo que aspira un atleta y la gente nos trata como si fuéramos de aquí. Para mí fue una satisfacción y aprovecho para agradecer a la dirección por pedirme y poder jugar con peloteros del calibre de Cepeda. Estaba en el Juego de las Estrellas y al ver la noticia me sentí muy feliz, era el premio al esfuerzo de un año entero”.

Lo que no imaginó Dayán era la tamaña responsabilidad que asumiría en su nuevo equipo como cuarto bate: “Es lo más difícil, sobre todo porque estoy detrás de Cepeda, todo el mundo sabe el bateador que es y la responsabilidad es mucho mayor; sé que por lo general lo van a pasar y me van a lanzar, por eso me concentro en ese turno, pues el equipo lo necesita más y creo que lo he hecho bastante bien, pero espero seguir mejorando”. Ha cumplido. Aunque su promedio no fue profuso (268), su efectividad sí, con cuatro anotadas, dos dobles, un jonrón y siete impulsadas, además de jugar sin errores: “Me he ido adaptando; al principio sentí un poco de ansiedad por la responsabilidad que me dieron. La segunda base es mi posición natural, pero trabajamos fuerte en el entrenamiento porque es un siol nuevo con el que no había jugado, pero nos sentimos cómodos, jugué tercera vs. Holguín y estoy dispuesto a asumir donde el equipo lo necesite. El tiempo que estuve fuera fue bueno, pero eso quedó atrás; estoy de regreso, que era lo que más deseaba, y ahora lucho como un Gallo más, veo al equipo en excelentes condiciones para estar entre los cuatro grandes”.

sancti spiritus, gallos 58 snb, serie nacional de beisbol
Alberto Bisset. (Foto: Oscar Alfosno/ Escambray)

SALGO A DAR STRIKES

Desde antes del programa televisivo, Alberto Bisset ya se sabía con traje de Gallo: “En el comodín hablaron conmigo de que si no clasificábamos, me escogerían de refuerzo”. Pero del lado de acá, le comento, algunos espirituanos se preocuparon por su brazo: “El año pasado no estuve bien, luego del contrato en Italia llegué lesionado, pero me esforcé un poco más en los entrenamientos, bajé unos 15 kilogramos y pude ser el lanzador que más ganó. He seguido preparándome para ayudar a Sancti Spíritus a que siga adelante”.

También le hablé de posibles reservas por escoger, justamente, a quien los Gallos derrotaron en pleno Guillermón: “Nada de eso, en la pelota existe todo tipo de cosas, este es un equipo joven con empuje que me ganó en buena lid, ahora vengo a luchar como si fuera por Santiago, ya fui campeón con Ciego, estuve con otros equipos y voy a hacer el mismo trabajo que hice con ellos”.

Y la afición espirituana le respondió con creces cuando lo aplaudió tras lanzar siete entradas —aun cuando no pudo ganar— como lo hizo frente a Holguín: “Me hice la idea de que estaba en el Guillermón, que hacía años no se llenaba como este Huelga. Mi trabajo no fue bueno al ciento por ciento, pero siempre salgo a darlo todo. Me baso en el control, trato de ponerle y quitarle a la bola y a dar strikes. Son muchos kilómetros, uno está lejos de la familia, pero esto es lo que toca, estoy como si estuviera en casa para batallar por estar entre los cuatro”.

sancti spiritus, gallos 58 snb, serie nacional de beisbol
Yariel Rodríguez. (Foto: Oscar Alfonso/ Escambray)

ESPEREN MUCHO DE MÍ

Cuando Yariel Rodríguez vio que era el primero entre los pedidos, se erizó de emoción y no lo pensó dos veces; terminaría de darse el tratamiento de fisioterapia en su pierna en otra provincia: “Vi que tenían un buen propósito conmigo; por un lado, no lo esperaba, pero por otro sí, pues en mi equipo soy de los de alante. Esto me compromete mucho y así asumo todo lo que me asignen. Espero hacer las cosas bien como agradecimiento por confiar en mí”.

Y no ha podido ser mejor. Tras un juegazo ganado ante Ciego de Ávila, el camagüeyano se subió al box vs. Villa Clara y, aunque no ganó, lució muy bien con lances sobre 90 millas e incluso algunos marcaron hasta 95 millas: “Aquí todos los equipos son difíciles, me siento en perfectas condiciones, me gustó mucho que me aplaudieran cuando salí de ese octavo inning, el público que espere mucho de mí, aquí me han acogido bien, las atenciones son muy buenas”.

Y repasamos la pierna. “Estoy más o menos, me limita un poco al entrenar, pero no me impide lanzar, estoy aquí para darlo todo por Sancti Spíritus, queremos estar entre los cuatro”.

sancti spiritus, gallos 58 snb, serie nacional de beisbol
Sergio Barthelemy. (Foto: Oscar Alfonso/ Escambray)

EL MÁS “CUESTIONADO”

“De todos los refuerzos, eres el más…”, dice Escambray y Sergio Barthelemy se adelanta: “cuestionado”. Ya que lo dice… “Soy un jugador joven, por lo general piden a los experimentados y a lanzadores. Avilés, a quien reemplacé, es primera base, pero yo juego los tres jardines y también primera”.

Es el más sorpresivo, que era cuanto iba a decirle. “Doy gracias a Dios y al director por haber confiado en mí, iba a participar en los Juegos Universitarios, el profesor habló conmigo y me dispuse enseguida”.

La lesión en una pierna de Dunieski Barroso le ayudó a abrirle los jardines, mas no fue bueno el comienzo al batear apenas de 13-2, para 154 de promedio, con una impulsada y un error en el izquierdo. “Primero, no estaba preparado para ser refuerzo, mucho menos después que habían pedido a todos, no estaba en mi mentalidad, en mis planes y, segundo, cuando uno pasa una o dos semanas sin entrenar, sin jugar, eso puede pasar, pero confío en mejorar, me han acogido bien, hay un buen ambiente en el equipo y sé que voy a aprovechar esta oportunidad”.

Advertisements