José Abreu contará con una cara familiar para regresar a forma la próxima temporada

Por Yusseff Díaz

El primera base de las Medias Blancas José Dariel Abreu no planifica hacer alteraciones a su régimen de entrenamiento en la temporada muerta, pero en el aspecto técnico si va hacer un cambio. El toletero planifica reunirse con su instructor de cuando jugó Sub-18 en Cuba, Marcos Hernández.

“Hemos estado trabajando juntos de ven en cuando del 2016, pero nada formal,”dijo Abreu durante una conferencia de prensa donde aceptó el segundo bate de plata durante su carrera. “El es un hombre que sabe mucho sobre el bateó. Será una gran ayuda. Un quiere estar alrededor de gente que se preocupan por ti y también pueden ayudarte mejorar. El es una de esas personas.”

“Esto será algo muy bueno para mi, me dará mucha confianza. Hay mucha confianza entre yo y El. Esto será lo mejor forma para enfocarse y trabajar en preparación para la próxima temporada. Quiero comenzar la próxima temporada mejor que comencé la última. Quiero llegar a los entrenamientos de primavera en mi mejor condición física.”

Hernández ayudó Abreu después que el veterano vio su promedio bajar de .319 a .250 después del juego de estrellas. Abreu le gusta trabajar con los técnicos de Chicago Todd Severson y Greg Sparks, pero el y Hernández tienen más historia.

“Nuestro gran enfoque será de quedarse más en la zona de strike y ser más directo a la pelota, “dijo Abreu.

“Eso es una área que me dio problemas la temporada pasada. Hay veces en la vida vas a conocer gente que te conocen mejor que tu mismo, el es una de estas personas para mi, especialmente a la ofensiva. “

El cienfueguero bateó .265 con 22 cuadrangulares, 78 remolcadas y un OPS de .798, que fueron los números más bajos de su carrera en esa categorías. En Septiembre también se perdió todo menos seis juegos en el mes debido a una cirugía a su ingle y una infección en un muslo. Debido a tanta adversidad Abreu admitió llorando cuándo recibió la noticias que gano su segundo bate de plata, porque no la esperaba.

“La gente no saben lo duro que trabaje cada día,”dijo Abreu. “Creo que fue unarecompensa por todo el trabajo es esfuerzo, aunque no tuve una de mis mejores temporadas el año pasado.”

El 2019 será su sexta y última bajo contrato con la organización, pero el veterano quiere mantenerse con la organización por muchos años y ver los frutos de la reconstrucción del equipo.

“Pero eso no está en mis manos ahora,”dice Abreu.”En caso que el próximo año es mi último con el equipo quiero darle la gracias a toda la organización especialmente al dueño [Jerry Reinsdorf], el ha sido muy bueno conmigo.”

“Trato de no pensar en mi salida en Chicago, porque quiero ser parte de la organización por largo tiempo, pero veremos. Yo se que es un negocio y tendré que mirarlo en esa forma. “

Advertisements