EL DRAFT DE REGLA 5, ALGUNOS APUNTES

Por: Javier González

Normalmente cuando escuchamos la palabra “Draft” en el deporte profesional estadounidense, ya sea NBA, NFL, MLB o cualquiera de sus principales ligas deportivas, pensamos en el sorteo que se desarrolla anualmente con jóvenes talentos provenientes de las universidades del país.

Específicamente en béisbol, existe un proceder nombrado Draft de Regla 5, que funciona de una manera muy similar al mencionado Draft universitario (Draft de Regla 4), y que se realiza generalmente en el mes de diciembre.

¿Que es el Draft de Regla 5?

El mecanismo, que existe desde hace más 125 años, fue creado con el fin de impedir el bloqueo de talento en el sistema, y aunque se ha venido modificando con El Paso de los años y la firma de nuevos Acuerdos de Negociación Colectiva, su esencia sigue siendo la misma.

El procedimiento en cuestión estipula que un jugador que fue firmado a sus 19 años y acumula cuatro años en el sistema de fincas de una, o varias organizaciones, o que en su defecto, fue firmado con 18 años y ostenta 5 temporadas como profesional de ligas menores, si para cumplido ese tiempo, su equipo no lo ha tomado en cuenta, ni siquiera para formar parte del roster de 40 jugadores, puede ser reclamados a un costo de apenas 100 mil dólares por otro equipo, el cual tendrá la obligación de pagarle su salario íntegro y mantenerlo todo el venidero año en su roster de 25 peloteros (roster de grandes ligas).

Si ese equipo que lo selecciona no pretende continuar con el pelotero en su roster de grandes ligas en algún momento de la temporada, el individuo no puede ser bajado a las sucursales de dicha organización, sino que deberá ser devuelto a su organización de origen y junto con el, 50 mil dólares más de recargo, con lo cual la entidad original del jugador estaría recuperando a su pelotero y se embolsillaria 150 mil dólares sobreagregados. Es válido aclarar que los montos monetarios varían prácticamente de un año a otro, incluso bajo las normas de un mismo Acuerdo de Negociación Colectiva.

El orden utilizado por los equipos en el Draft de Regla 5 es idéntico al Draft de Regla 4, es decir, los equipos seleccionan prospectos “no protegidos” en orden inverso a como quedaron ubicados en la temporada previa, es decir, comenzando por el lugar 30, luego el 29, el 28 y así sucesivamente hasta llegar al último lugar de la primera ronda, una posición que ocupará el equipo que más victorias alcanzó. Las siguientes rondas del Draft se manejan con un orden idéntico a la primera.

La historia ha demostrado que cuando un equipo deja desprotegido a un jugador, por lo general pocas veces termina siendo reclamado, y de las veces que son reclamados, un porcentaje muy bajo logran mantenerse en el roster de su nuevo equipo la siguiente completa, y de los que lo logran, son contados los casos que terminan siendo estrellas. Sin embargo, esos contados casos dejaron huellas imborrables. Dentro de ellos tenemos, entre otros, a Jose Bautista, Josh Hamilton, Johan Santana y quizás el caso más trascendental de todos: el inmortal boricua Roberto Clemente.

En el día de hoy, fecha límite para proteger a los prospectos fuera del roster de 40 jugadores con vistas al próximo Draft de Regla 5, el cubano Rogelio Armenteros, lanzador abridor de la organización de los Astros de Houston, fue protegido por la gerencia del equipo.

Advertisements