Baseball

Dayán Viciedo fue el latino más destacado de la NPB en 2018

Por Claudio Rodríguez Otero

Una vez entregados todos los premios de la temporada 2018 de la NPB, no podemos dejar pasar la oportunidad de presentar nuestra distinción particular: el Latino del Año, que en esta ocasión otorgamos al cubano Dayán Viciedo.

El poderoso inicialista de los Dragones de Chunichi lideró a todos los hispanos que vieron acción esta campaña en la liga en promedio (.348), hits (178), empujadas (99), anotadas (91), bases alcanzadas (284), porcentaje de bases alcanzadas (.419) y promedio con corredores en posición anotadora (.350).

Adicionalmente, fue segundo en dobles (26) y boletos recibidos (51) y también el segundo latino que menos se ponchó (61) entre los que disputaron al menos 100 partidos esta temporada.

Por si eso fuera poco, ganó el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Central en el mes de agosto, fue electo al Equipo Ideal del circuito como primera base, quedó segundo en la votación para el Guante de Oro en su posición e impuso un nuevo récord de hits en un mes para su liga con 47.

El puertorriqueño Neftalí Soto, quien lideró la Liga Central en jonrones (41) y porcentaje de slugging (.644) y fue electo también al Equipo Ideal del circuito como jardinero, fue el pelotero que más pelea le dio a la hora de determinar al ganador de la distinción.

Soto lo superó por nada menos que 15 jonrones y además se convirtió en uno de sólo 3 latinos y uno de apenas 8 extranjeros en superar la barrera de los 40 cuadrangulares en su primera campaña en la NPB.

Sin embargo, cuando comparamos los números de ambos, Viciedo posee la ventaja en prácticamente todos los departamentos, excepto vuelacercas (41 vs 26), porcentaje de slugging (.644 vs .555) y OPS (1.008 vs .974), que fueron favorables a Soto.

De resto, Viciedo lleva la delantera en todo lo demás: promedio (.348 vs .310), hits (178 vs 129), dobles (26 vs 16), triples (1 vs 0), bases alcanzadas (284 vs 268), empujadas (99 vs 95), anotadas (91 vs 74), boletos (51 vs 29), porcentaje de bases alcanzadas (.419 vs .364) y promedio con corredores en posición anotadora (.350 vs .298).

Además, el cubano se ponchó en menos ocasiones (61 vs 100), cometió menos errores en la defensa (5 vs 8) y quedó segundo en la votación para el Guante de Oro en su posición, mientras que el boricua ni siquiera entró en la misma.

Ambos fueron nombrados Jugadores Más Valiosos del mes en una ocasión, electos al Equipo Ideal de la temporada en la Liga Central y capturaron títulos individuales, pero incluso en este último renglón el antillano se queda con la ventaja.

Un título de jonrones puede que sea más prestigioso que un título de bateo, pero considerando que otros 11 latinos ya lo han ganado en el pasado, incluyendo 4 en los últimos 5 años, el logro de Soto no parece tan deslumbrante.

En comparación, Viciedo se convirtió en uno de sólo 4 caribeños que han capturado la corona de bateo en la NPB, una liga que está repleta de toleteros de contacto que por lo general son muy difíciles de superar en ese renglón.

Por todas estas razones otorgarmos entonces la distinción del Latino del Año de la temporada 2018 de la NPB al inicialista cubano de los Dragones de Chunichi Dayán Viciedo, quien acaba de completar su tercera campaña en la liga y ya está negociando una extensión de su contrato para continuar jugando en la misma por varios años más.

Advertisements