El matancero Carlos Verdecia busca llegar a Grandes Ligas con los Yankees de Nueva York

Por Francys Romero

El matancero Carlos Alejandro Verdecia firmó en el pasado mes de octubre un contrato profesional con los Yankees de Nueva York y ahora se encuentra lleno de ilusiones por lo que depara el futuro.
El torpedero de 16 años que emigró de Cuba en 2017 y en compañía de sus padres, se asentó en la República Dominicana y más temprano que tarde atrajo la atención de los scouts de Grandes Ligas. Sin embargo, ahora Verdecia tiene un reto más fuerte que el ya reconocido logro de firmar en Quisqueya: escalar en las ligas menores, un béisbol más que complejo unido a la asimilación de una nueva cultura.

Verdecia está seguro de que él podrá conseguir el aprendizaje necesario para llegar a MLB. Al menos su honestidad y tono humilde hace presentir un final feliz en el caso del cubano.

Según Jesse Sanchez de MLB.com, el pacto de Verdecia se acordó en 325 mil dólares. En el presente período de firmas internacionales 2018-2019, los Yankees volvieron a sobregirar su lente hacia el mercado cubano. Las contrataciones de Denny Larrondo, Osiel Rodríguez, el mismo Verdecia o Leonel Hernández han constatado esta sentencia.

Verdecia se enfoca nada más que en el juego. Tras un conversación que sostuvo con CiberCuba explicó lo díficil que es dejar tu país de origen atrás, además de los nuevos retos que van surgiendo en el camino.

¿Qué sentiste en el momento que firmaste el contrato con los Yankees?

– Sentí mucha alegria y muchos sentimientos encontrados de algunos puedo hablar y de otros prefiero callarme. Pensé en mis padres que siempre han estado conmigo y me han apoyado y también en todas esas personas que me han ayudado en mi carrera deportiva, también a los que no me apoyaron cuando lo necesité, eso me dio fuerza para seguir adelante.

Imagino que te fue díficil dejar la familia atrás. ¿Con qué fuerza entrena y busca el futuro un pelotero cubano sabiendo todo lo que dejó? ¿Te afectó eso?

-Tuve la oportunidad de viajar con mis padres gracias a la ayuda de una persona importante que confió en mi talento. No obstante, fue complicado dejar atrás a otros familiares, amistades y el país que me vio nacer; pero a la vez todo eso me sirvió de estímulo para esforzarme en mi preparación y lograr mi objetivo que era firmar con un equipo de Grandes Ligas en un país donde cientos de peloteros luchan por lo mismo y sólo unos pocos lo logran

¿Qué meta tienes ahora con tu nuevo equipo y que crees que deberías mejorar más del juego?

– Después de haberme convertido en pelotero profesional mi meta ahora es escalar rápido en la organizacion y llegar a Grandes Ligas que es el sueño de todo pelotero. Soy consciente de que practico uno de los deportes más difíciles del mundo, es por eso que creo que la superación debe ser constante día a día y entregarlo todo en los entrenamientos para poder cumplir con las distintas fases del juego.

¿Por qué no esperaste algún tiempo más en Cuba para formarte y luego salir?

– Antes de mí vinieron otros peloteros de la misma edad lo cual me hizo nacer la llama de pensar que yo podría firmar en este 2018. He cumplido mis 16 años pues como todos sabemos si es difícil alcanzar una firma y mucho más lo sería pasado de edad.

¿Cómo es que tomas esa decision tan joven?

– Bueno no fue una decisión fácil, pero como te dije anteriormente siempre cuento con el apoyo de mis padres y mi familia. Decidimos que este era el momento adecuado para salir del país y empezar esta larga carrera.

(Tomado de CiberCuba)

Advertisements