¿Habrá jugado el Caballo Loco su último partido con Los Dodgers?

Por: Javier González

Los Dodgers de Los Ángeles vienen de asistir a su segunda Serie Mundial en las últimas dos temporadas, y aunque el resultado en ambas no ha sido el esperado por la fanaticada de Chávez Ravine, lo cierto es que el trabajo de la gerencia es notorio.

Dentro del grupo de protagonistas de éxitos recientes de la organización, un cubano ocupa una posición cimera. El cienfueguero Yasiel Puig llegó a California el 27 de junio del 2012, mediante un contrato que en su momento, levantó algunas dudas. El entonces Gerente General Ned Colletti le atrapó con un pacto de 42 millones por 7 temporadas, una suma que a la postre, se convertiría en una auténtica ganga.

Luego de compilar los 7 años que estipulaba el pacto original (no jugó en 2012 en MLB), Puig batea una línea de 279./353./478./831, al tiempo que promedia 29 dobles, 4 triples, 25 cuadrangulares, 75 empujadas, 83 anotadas y 14 bases robadas por temporadas en ese periodo, quedando Segundo en la votación para el novato del año en 2013 (detrás de su compatriota fallecido Jose Fernández), con una asistencia al Juego de Estrellas en 2014 y un premio Wilson al jugador más defensivo de la posición en todo el negocio durante 2017.

Pero, tras no acumular el tiempo de servicio en Grandes Ligas requerido en todo este tramo (cuanta actualmente con 4 años y 102 días), Puig estará atado a su organización una temporada más, bajo un pacto de arbitraje salarial, lo cual constituiría la octava temporada de “Caballo Loco” en Los Ángeles.

Sin embargo, los Dodgers entraron a este Mercado invernal con sobrepoblación en el área de los jardines, y esta situación podría desembocar en movimientos de la gerencia por tratar de restablecer su nómina. Cody Bellinger, quizás la cara de la organización en este momento, junto a Joc Pederson, Chris Taylor y Kike Hernandez están sembrados bajo control por varias temporadas.

El fenomenal prospecto mexicano Alex Verdugo, número uno del equipos ahora mismo y uno de los mejores talentos de todo el negocio ya está listo para subir al big show, tras vencer todas las categorías inferiores. Esta situación deja al veterano Matt Kemp y a Puig como los únicos jugadores en el outfield controlables por apenas 2019.

La prensa ha informado que en Dodgers Stadium están escuchando ofertas por ambos, y que la prioridad es mover a Kemp. La cuestión está en que Kemp, aparte de jugar su próxima temporada con 34 años, estará percibiendo un salario de 21.5 millones de dólares, una suma que en nada se corresponde con su actual nivel competitivo. Entonces Puig, 6 años menor que Kemp, y de quien se espera esté cobrando unos 12 millones en su arbitraje, por supuesto que tiene un valor comercial muy superior a Kemp, algo que a la postre pudiera ser el factor determinante.

No está claro que pasará ni cuál será el modus operandi de Andrew Friedman este invierno, lo que si es indudable es que ningún equipo se presenta a un Opening Day con 7 jardinero, menos aún si se trata de una novena de Liga Nacional, donde no existe la presencia de bateador designado en la alineación.
El fin de esta historia la sabremos unos meses, quien sabe si en semanas.

Advertisements