Baseball

Yonder Alonso anhela jugar junto a Manny Machado, su cuñado, en los White Sox

Por Scott Merkin

CHICAGO – Mientras el agente libre Manny Machadose reunía con la directiva de los White Sox el lunes en el Guaranteed Rate Field, su cuñado, el cubano Yonder Alonso, habló con los medios de Chicago vía conferencia telefónica desde su casa en Miami.
Si las cosas salen como quiere Alonso, pronto estará hablando de los White Sox como un asunto familiar.

“Definitivamente, somos muy unidos”, dijo el siempre optimista Alonso sobre Machado. “Vivimos como a dos casas el uno del otro en Miami. Sería muy, muy sabroso ser vecinos también en Chicago.

“Sé que él está muy emocionado por mí; toda su familia está contenta por mí y sentimos que es una oportunidad de ésas que vienen una vez en la vida. Definitivamente, quiero que sea mi vecino aquí también, eso se lo puedo asegurar. Quiero que esté en mi equipo. Pero de nuevo, sé que él hará lo que deba hacer y tomará su propia decisión”.

Alonso, de 31 años, llegó a los Medias Blancas el sábado en un cambio con los Indios que envió al jardinero Alex Call a Cleveland. Los Patipálidos, primero que todo, buscaron al primera base y bateador zurdo por sus habilidades, luego de que diera 23 jonrones y empujara 83 rayitas en el 2018.

El interés de los Medias Blancas en Alonso remonta a sus días en la Universidad de Miami y se extendió hasta la pasada temporada muerta, cuando lo buscaron como agente libre. Y es difícil ignorar su cercana relación personal con uno de los mejores agentes libres en el mercado. Es poco probable que alguien dentro del béisbol conozca mejor a Machado.

Con ese conocimiento, Alonso ofreció detalles más allá de los números y de los comentarios que hizo Machado durante la postemporada sobre la importancia del esfuerzo.

“Él quiere ser un pelotero ganador, quiere dejar un legado de ganador, de alguien que hace esas cosas grandes en los playoffs que todos hemos visto”, detalló Alonso. “Manny tuvo una muy buena postemporada y el cielo es el límite para él y para su familia, sin importa dónde termine.

“Obviamente, dada la situación de los playoffs, el comentario se sacó un poco de proporción. Estamos hablando de un pelotero, un muchacho familiar, alguien que quiere mejorar todos los días y que anima a los demás. Sé lo que hace dentro y fuera del terreno. Cuando él llega al estadio, llega listo para jugar. Da todo lo que tiene y al final del día lo que importa son las victorias. Eso es todo lo que él quiere.

“Este muchacho juega duro. Te juega tremenda defensa y ha ganado el Guante de Platino. Yo lo veo entrenar todos los días, sé cómo se prepara. Es alguien que lo da todo”.

Más allá de las preguntas sobre Machado, Alonso habló de compartir la primera base y el puesto de designado con el también cubano José Abreu, alguien a quien conoce desde sus días en Cuba. También habló de la clase de talento joven que tienen los Medias Blancas en las menores, un grupo que obviamente se vería potenciado con la presencia de alguien como Machado.

“Tenemos a varios prospectos y varios jugadores muy buenos en camino”, apuntó Alonso. “Pero en algún momento, al menos como yo veo las cosas, es hora de ganar. Y ese momento es ahora.

“Más allá de cuál sea la mejor oportunidad para Manny, de si viene a Chicago o se va para otra parte, voy a estar siempre apoyándolo para que sea mejor pelotero y espero que no sea contra nosotros. Con suerte estará aquí al lado mío y jugando bien”.

Advertisements