Serie del Caribe

Cinco claves para que Cuba gane la Serie del Caribe

Por Norland Rosendo

CIUDAD DE PANAMÁ.- La selección Leñadores de Las Tunas es para muchos, entre ellos yo, la más fuerte que ha armado Cuba para una Serie del Caribe desde el retorno de la Isla en 2014. Sin embargo, no basta con blindar un equipo para garantizar el éxito en un torneo brevísimo al que asisten peloteros con dominio absoluto de los fundamentos de juego y un pensamiento táctico muy bien entrenado.

La historia de las pasadas ediciones confirma que si no se modifican algunos desajustes tácticos será difícil repetir el triunfo de los Vegueros de Pinar del Río en 2015. ¿Qué hacer entonces?
A partir de un estudio del analista del Grupo de Investigación de Béisbol (GIIB), Yasser Aguiar Alpízar, consideramos que es clave:

1- Que los bateadores tengan mejor disciplina en el home. Son los que menos lanzamientos ven por comparecencias como promedio (Lanzamientos/CB= 3.42). Más de la mitad de las comparecencias terminan en menos de 3 lanzamientos, lo cual limita la acumulación de corredores en bases y las bases por bolas.

2- Que traten de golpear el pitcheo más cómodo para ellos con un swing para producir conexiones fuertes. En el béisbol moderno, las conexiones duras tienen una alta probabilidad (cerca del 70%) de convertirse en hit, lo contrario pasa con las conexiones de rollings, de las cuales solo alrededor del 25% tienen una probabilidad de terminar en hit. Los equipos cubanos en las últimas tres ediciones tienen un alto porcentaje de conexiones de rollings (54% del total de las conexiones), por encima del promedio de todos los equipos envueltos en esa competición (49%).

3- Que sean pacientes… En estas tres últimas ediciones, los bateadores cubanos fueron los que más swings hicieron al primer lanzamiento (37%) y los de peor average (.239) al peor primer lanzamiento.

4- Que se metan en conteo. Los bateadores cubanos aprovechan muy bien los conteos favorables, teniendo uno de los mejores promedios de bateo (.310), disminuyen su porcentaje de rollings (44%) con una aceptable frecuencia de jonrones por comparecencias. Sin embargo, es el peor equipo en conteos desfavorables para el bateador con el peor promedio de bateo (.218) sin jonrones conectados y el 62 % de sus conexiones son rollings.

5- Que los lanzadores interioricen que los peloteros profesionales suelen irle a pocos pitcheos fuera de la zona de strike. Los lanzadores cubanos se caracterizan por su excesivo trabajo desde el bullpen, deben lanzar más que cualquier otro equipo, promedian 3.8 lanzamientos por comparecencias mientras que los restantes promedian 3.6 lanzamientos por comparecencias.

Más del 21 % de las comparecencias contra lanzadores cubanos terminan en más de 6 lanzamientos, el porcentaje del resto de los equipos es inferior al 17 %. Por este motivo no es de extrañar que los lanzadores tengan un bajo porcentaje de ponches y un alto porcentaje de bases por bolas y dependan en gran medida de la calidad de las bolas puestas en juego. No obstante, permiten pocos jonrones comparado con el resto de los equipos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.