Baseball

Pablo Civil: “Sigo siendo un soldado del béisbol”

Por Boris Luis Cabrera

Desde el mismo momento que la Comisión Nacional de Béisbol anunció la fecha en que se daría a conocer la preselección del equipo nacional para los eventos deportivos de este año, así como su cuerpo de dirección, los aficionados comenzaron a confeccionar sus nóminas y a elegir el candidato de su preferencia para llevar las riendas.

Pablo Civil, flamante campeón nacional al frente de los leñadores tuneros y subcampeón de la Serie del Caribe, se perfilaba como una de las opciones más acertadas, sin embargo, no fue seleccionado por los directivos ni fue incluido entre los más de veinte entrenadores que desde éste martes trabajan con los atletas en la grama del estadio Latinoamericano.

Cubadebate, gracias al colega Albert Blanco Zayas de Las Tunas, pudo contactar al estratega, quien con gusto accedió a responder cada una de las preguntas y a disipar algunas dudas que siempre andan flotando en la mente de los apasionados de este deporte.

Pablo, ¿Qué factores crees que fueron los más importantes que influyeron para poder lograr ese campeonato por primera vez en la historia de la provincia?

“Uno de los factores imprescindibles para lograr el resultado positivo que tuvo el equipo de Las Tunas es el colectivo de atletas que tenía. Es imposible que un director tenga éxito sin tener atletas talentosos, sin tener atletas fuertes, rápidos, con deseos de ganar, y con calidad deportiva.

Desde el primer momento que nos dirigimos a los atletas trabajamos en forjarles una mentalidad ganadora y lo logramos. A partir de ahí se logró también una dinámica de grupo, cada entrenador cumplió con su función en cada área de trabajo.

Muy importante también fue la excelente disciplina que se logró, el desarrollo en el pensamiento táctico de los muchachos, el mejoramiento de la técnica, su entrega, y el aprovechamiento al máximo de los entrenamientos. No puedo dejar de mencionar a Danel Castro, un atleta que fue una bujía inspiradora a sus 42 años y hay que quitarse el sombrero ante él.

Por supuesto que un director es un factor importante. Las estrategias que usamos en los partidos fueron en base al conocimiento de cada jugador, sabíamos lo que cada cual era capaz de dar en el terreno.

Demostramos que la actuación del equipo en la serie anterior a ésta no fue obra de la casualidad, ni un golpe de gracia, fue todo un proceso de trabajo que culminó con la victoria”

A pesar de esa actuación a lo largo de toda la serie y de tu gran popularidad, las críticas comenzaron cuando en los juegos finales jugaste con los suplentes, evitando así que una victoria tunera le diera la clasificación al equipo de Industriales…

Fui criticado, incluso aquí en Las Tunas, porque todo el mundo quiere ganarle a Industriales que es el equipo “insigne” pero nosotros lo que queríamos era el campeonato, eso sin contar que varios de nuestros atletas tenían molestias y necesitaban un descanso para la etapa final.

Nosotros fuimos el primer equipo en clasificar, desde ese momento nos trazamos una estrategia de dirección. El objetivo era ganar el campeonato y lo logramos. El Comandante en Jefe Fidel Castro nos enseñó siempre a utilizar estrategias para poder ganar las batallas y así lo hicimos. La estrategia fue positiva.

Una vez ganado el título nacional, la polémica surge de nuevo al quedar algunos tuneros fuera de la nómina para la Serie del Caribe, incluido el preparador físico que tan buen trabajo hizo con el equipo. ¿Fue realmente Pablo Civil el responsable de esa selección?

Los cuatro directores de los equipos presentes en los Play Off presentaron una propuesta de equipo para ese evento. Nuestro equipo de dirección se reunió y ofrecimos 34 nombres a la Comisión Nacional.

Era mi primera incursión al frente del equipo nacional, hay que recordar que no sólo es Las Tunas quién participa en este evento, es Cuba y la Liga Cubana de Béisbol. Los refuerzos están permitidos y nosotros conocíamos nuestras debilidades y nuestras deficiencias y a partir de ahí hicimos el trabajo de selección para fortalecernos con el ánimo de hacer el mejor papel posible allí.

Al final la nómina se quedó en 27 jugadores pero quiero decir que Pablo Civil participó cien por ciento en las decisiones a la hora de hacer el listado final del equipo. Es imposible que todos los aficionados coincidan con el criterio de un director, el béisbol en Cuba es muy polémico

Con relación al preparador físico, era imposible incluirlo en el equipo, la Comisión Nacional de Béisbol nos limitó con respecto a eso. Nos informaron que el jefe técnico (Leonardo Goire) era el que iba a ocupar ese puesto.

¿Tuviste total libertad para dirigir el equipo en dicha competencia?

Claro que tuve total libertad para dirigir allí. No existe ni existirá nunca un equipo que Pablo Civil dirija donde otras personas puedan tomar decisiones por encima de mí. Yo escucho a todo el mundo, es una de mis características, pero a la hora de decidir, eso lo hago yo con mi cuerpo de dirección, puedes estar seguro de eso.

¿Crees que te ganaste el derecho a seguir dirigiendo el equipo Cuba para los próximos torneos?

Creo que teniendo en cuenta mis resultados y mi trayectoria considero que sí, que debería estar en funciones de director en cualquier equipo Cuba para los eventos de este año. Pienso que se me debería tener más en cuenta y deberían haberme llamado para la preselección. Nadie lo hizo y la Comisión no se ha pronunciado al respecto.

Algunos creen que aun eres inexperto en esas funciones, que eres un joven director en ascenso

En realidad no soy un joven director, toda la vida he estado en el béisbol. Después de participar en 14 series nacionales e integrar dos veces los equipos Cuba como pelotero, trabajé en la EIDE, fui metodólogo en la comisión provincial y luego dos años comisionado de béisbol en la provincia. Dirigí cuatro años en los campeonatos provinciales siendo campeón todas las veces, dirigí también en la liga de desarrollo y cumplí misión en Venezuela por dos años con relevantes resultados.

Antes de ser director de Las Tunas fui entrenador de bateo del equipo y ese año se rompieron todos los records ofensivos históricos del conjunto.

¿Afectará esto al Pablo Civil que estamos acostumbrados a ver en el terreno para la próxima campaña?

Para nada. Continúo siendo un soldado del béisbol. Todo esto me impulsa a seguir trabajando mejor, a seguir demostrando que este sistema de trabajo es positivo para mi provincia. No sé hacer otra cosa que no sea trabajar en el béisbol. Me sigo preparando cada día más, un director tiene que ser esclavo de esto porque ningún juego se parece a otro y los atletas tienen que ver en él un ejemplo en todos los sentidos.

Sigo trabajando aquí en Las Tunas, inmerso en la parte final de la Serie Provincial, evaluando el desempeño de los muchachos para conformar la mejor preselección posible para la próxima serie y mantenernos en la élite del béisbol.

¿Crees entonces que tenemos a un Pablo Civil más maduro, más preparado para futuras batallas?

Ahora tenemos un equipo tunero maduro y yo voy avanzando junto con ellos. Hay que seguir trabajando. Si hoy no soy uno de los directores del equipo nacional no quiere decir que me voy a tirar a un lado, todo lo contrario. Hoy no pudo ser pero quizás mañana será. Estoy seguro que muchos directores de equipos han pasado por esto. Me debo a este pueblo que siempre me ha brindado su apoyo y que me quiere.

¿Eres consciente de algunos errores cometidos? ¿Los has podido identificar para no repetirlos en el futuro?

Por supuesto que me he equivocado. Es imposible no reconocer mis errores aun siendo campeón de la Serie Nacional. Lo que si te puedo garantizar es que nunca he sido injusto. He podido identificar muchos de mis errores e incluso los he admitido delante de mis atletas. No hay ser humano que no se equivoque y menos en este deporte. Quiero que alguien tire la primera piedra. Pero considero que he acertado mucho más veces de las que me he equivocado.

¿Qué nos puedes decir de la elección de Rey Vicente Anglada como director del equipo Cuba?

Mis respetos para Anglada. Creo que es un excelente director, con experiencia, que sabe aglutinar, conocedor del béisbol, etc. No tengo nada en contra de él. Nuestras relaciones son muy buenas. Creo que lo puede hacer muy bien. Quisiera desde lo más profundo de mi ser que fuera campeón Panamericano, no solo por él, sino por el béisbol cubano en general.

¿Quisieras decirle algunas palabras finales a tu afición de Las Tunas?

Quiero pedirle a los aficionados tuneros que sigan creyendo en las tácticas y en las estrategias de Pablo Civil, que voy a seguir trabajando, esforzándome al máximo por superarme, y dando lo mejor de mí para continuar manteniendo a ese pueblo alegre desde el punto de vista de los resultados del equipo, que nunca me olvido de ese apoyo tan grande que me han dado, que los respeto mucho, y que sin ellos hubiera sido imposible haber obtenido este resultado sin precedentes para nuestra provincia. Algunas personas pensaron morirse sin poder ver y disfrutar de un título nacional y ya hoy somos campeones, gracias en gran medida a ustedes. Pablo Civil nunca los va abandonar, aquí estaré hasta que Dios quiera.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.