Baseball

¿Quiénes son los 34 peloteros amateurs liberados por Cuba?

Por Aliet Arzola

La Federación Cubana de Béisbol develó un listado de 34 peloteros de la categoría “amateur” (menores de 25 años y con menos de seis Series Nacionales) que quedaron libres para firmar contratos en Estados Unidos u otras ligas del Caribe, paso fundamental en la implementación del Acuerdo entre Cuba y MLB.

En el listado aparecen varios de los principales talentos de la Isla en la actualidad, muchos de ellos incluidos en la preselección nacional que se prepara de cara a los Juegos Panamericanos de Lima y el proceso de clasificación olímpica.

No obstante, un buen grupo de los chicos “liberados” casi no se conocen, por lo que OnCuba les propone un perfil individual de los 34 jugadores.

Ariel Martínez Marrero (Receptor)

Ariel Martínez en los Dragones de Chunichi. Foto: Tomada de Pelota Cubana
Ariel Martínez en los Dragones de Chunichi. Foto: Tomada de Pelota Cubana

Matanzas-22 años (22 de mayo de 1996) Tira: Derecha/Batea: Derecha

Contratado en los Dragones de Chunichi (Japón) por segunda temporada consecutiva, el máscara yumurino es un talento en ciernes de la Isla, aunque a muchos no termine de gustarle por el simple hecho de que no ha jugado –y demostrado– lo suficiente en diamantes cubanos.

Con físico y cualidades envidiables (mide 1.93 metros, tiene mucha fortaleza en el tren inferior, brazo promedio y poder al bate), Martínez podría ser un jugador de impacto en el béisbol profesional. Sus 22 años le dan un margen notable para continuar su aprendizaje.

Dos campañas en tierras japonesas le dan un plus de calidad en su carta de presentación, muy atractiva a los ojos de equipos que un receptor muy duro físicamente y con poder ocasional.

Mucho lo puede ayudar un trabajo sólido en las Ligas Menores de Chunichi durante la naciente contienda del 2019, sobre todo en cuestiones fundamentales para un cátcher como enmarcar pitcheos, agilidad en los movimientos y precisión y potencia en los tiros a las almohadillas.

Alfredo Fadraga Pérez (Receptor)

Ciego de Ávila-19 años (6 de junio de 1999) Tira: Derecha/Batea: Derecha

Comenzó la pasada Serie Nacional como tercer receptor de los Tigres de Ciego de Ávila, pero el destino lo colocó ante la oportunidad de ser titular por distintos problemas: molestias del titular Osvaldo Vázquez y un flojo desempeño del suplente Lázaro Martín.

Fadraga mostró poder () y al regreso de Vázquez conservó un puesto en la alineación de los Tigres, a veces como designado y otras defendiendo la inicial. Su progresión fue meteórica, aunque quedan dudas de sus capacidades defensivas, pues se le ha visto muy poco con los arreos en un nivel exigente.

De cualquier manera, sus cualidades no pasaron inadvertidas, pues Rey Vicente Anglada lo llamó a la preselección de 63 peloteros convocada de cara a los Juegos Panamericanos y el trayecto de clasificación olímpica.

Contrario a lo que se pudiera pensar, Fadraga no salió de la nada. Integró el equipo Cuba al Mundial juvenil del 2017 en Thunder Bay, Canadá, donde la representación de la Isla ganó tres juegos, perdió dos y fue eliminada en la primera ronda. El avileño, aunque bateó poco (.179/.303/.286), fue el máximo empujador del elenco (siete).

Daniel Pérez Pérez (Primera base-jardinero)

Daniel Pérez durante un partido doméstico. Foto: Tomada de su perfil de Facebook
Daniel Pérez durante un partido doméstico. Foto: Tomada de su perfil de Facebook

Cienfuegos-22 años (22 de julio 1996) Tira: Zurda/Batea: Zurda

Es una de las sorpresas del listado, más que nada porque su nombre ha pasado desapercibido en el concierto beisbolero nacional desde que irrumpió en el clásico doméstico hace casi cinco años. Pérez debutó en el 2014, pero, como casi todo el equipo cienfueguero, su nombre no se ha hecho sentir.

De Pérez hay pocas referencias, más allá de su estatura (1.92 metros) y su versatilidad (puede jugar en la inicial y los tres jardines). En cuatro Series Nacionales tiene línea de .285/.365/.379, con 27 extrabases (13 de ellos el pasado curso) en más de 400 turnos oficiales.

Lleva dos campañas consecutivas de titular en los Elefantes cienfuegueros, y en la última de ellas terminó como el tercer empujador del equipo. Lamentablemente, la estructura actual de la Serie Nacional (los conjuntos eliminados tras la primera ronda solo juegan 45 partidos) le ha impedido estar más tiempo bajo los focos del campeonato.

Sus mayores oportunidades han llegado en el torneo Sub-23, en el cual ha pegado 30 extrabases, con 59 impulsadas, 82 anotadas, 58 boletos y 44 ponches. A todas luces, la inclusión de Pérez no tiene tanto que ver con sus números, sino con la posibilidad de explotar sus herramientas.

Tras conocer su presencia en el listado, ofreció las siguientes declaraciones a la periodista Darilys Reyes. “Algo me habían comentado. Igual me puse muy contento: es el resultado de mucho sacrificio para llegar hasta aquí. Mi familia, y mi padre en especial, están muy felices, pues han sido ellos quienes me acompañaron desde pequeño en el deporte. Es un gran paso. La Federación será la encargada de buscarnos un buen contrato y a nosotros solo nos resta seguir trabajando. Todo llegará en su momento”.

Cesar Prieto Hechevarría (Segunda base-torpedero)

César Prieto en la 58 Serie Nacional de Béisbol. Foto: Ramón Barreras/Periódico Vanguardia
César Prieto en la 58 Serie Nacional de Béisbol. Foto: Ramón Barreras/Periódico Vanguardia

Cienfuegos-19 años (10 de mayo de 1999) Tira: Derecha/Batea: Zurda

Prieto fue la revelación de la 58 Serie Nacional, su temporada de explosión tras un tiempo de múltiples elogios a su velocidad y capacidad de contacto. Mundialista juvenil en el 2017 con imponentes resultados (segunda base del Todos Estrellas y líder en average, jits, OBP y OPS), El joven sureño tiene herramientas variadas y, como detalle adicional, unas ganas interminables de jugar pelota.

En el pasado clásico doméstico se llevó sin objeciones el premio de Novato del Año, con línea de .356/.396/.471, 27 extrabases, 73 anotadas y ocho bases robadas, vistiendo las franelas de los Elefantes de Cienfuegos y los Leopardos de Villa Clara.

Como punto negativo, se tomó 44 ponches y tuvo un par de baches significativos en la temporada, sobre todo en la recta final, cuando acusó el cansancio (jamás había jugado tanto). Esa baja sacó su peor versión, desconcentrado y apresurado en el plato, lo cual dejó ver, además, los huecos que tiene en su swing contra lanzamientos rompientes en la zona baja interior.

Justo en mejorar esos aspectos psicológicos y técnicos debe estar enfocado su trabajo de superación en la actualidad. Mucho lo ayuda ser miembro activo de la preselección nacional, con credenciales para integrar los principales elencos del patio a compromisos foráneos.

Andrés Hernández Díaz (Tercera base-torpedero)

Andrés Hernández en la 58 Serie Nacional. Foto: Otmaro Rodríguez.
Andrés Hernández en la 58 Serie Nacional. Foto: Otmaro Rodríguez.

La Habana-22 años (22 de marzo de 1996) Tira: Derecha/Batea: Derecha

Con una estampa digna de un jugador de las Mayores, el infielder capitalino tendrá una segunda oportunidad de cara al béisbol profesional después de una fallida aventura por República Dominicana hace poco más de un año.

Hernández es, físicamente, una mole (más de seis pies y casi 200 libas de peso), aunque esas características van acompañadas de grandes reflejos y movilidad. Defiende la parte izquierda del cuadro con un rango promedio de cobertura, y con el madero apunta a ser un bateador integral, de mucha velocidad y poder aislado.

Por sus cualidades, es muy probable que los técnicos se enfoquen en trabajar sobre la postura en el plato y la aceleración del swing, dos aspectos que le ayudarían a conectar con más poder.

Rey Vicente Anglada le dio muchas oportunidades en la pasada Serie Nacional cuando estuvo saludable (ojo a las lesiones), y ahora forma parte de la preselección de cara a los Juegos Panamericanos de Lima y el proceso de clasificación olímpica. Es poco probable que se haga con un hueco en los equipos a esos grandes eventos (la presencia de Yurisbel Gracial lo bloquea), pero no se le puede descartar; es un chico con hambre y muy bien visto por los técnicos.

Norel González Beltrán (Primera base-jardinero)

Norel González en el Tope Cuba-Estados del 2017. Foto: Abel Padrón/ACN
Norel González en el Tope Cuba-Estados del 2017. Foto: Abel Padrón/ACN

Villa Clara-24 años (28 de junio de 1994) Tira: Derecha/Batea: Zurda

Su caso es de los más extraños de este listado, pues Norel está muy cerca de ser considerado “jugador profesional”, según los parámetros del Acuerdo entre Cuba y MLB. En dos meses cumplirá 25 años, y solo le falta una Serie para llegar a las seis requeridas.

Teniendo esto en cuenta, bien se pudo mantener bloqueado ahora y esperar a que tuviera el cartel de “profesional” y firmara bajo el mismo, lo cual le daría la posibilidad de firmar por un monto notablemente superior.

Más allá de estos detalles, Norel reúne las cualidades para jugar en circuitos profesionales: es fuerte, tiene poder, buen brazo y corre bien por los senderos a pesar de su corpulencia (casi 100 kilogramos de peso y 1.85 metros de estatura). Como detalle adicional, puede jugar en varios sitios, aunque no es un defensor extraclase en ninguna posición.

Para Norel, obtener un contrato, ya sea en Estados Unidos o en el Caribe, representaría una nueva motivación, una oportunidad de renovarse y seguir creciendo, pues ahora mismo existe la percepción de que se ha estancado en el nivel de Cuba. En cinco Seriesbatea .316/.395/.461, con 86 extrabases, 173 remolques y 166 anotadas, pero si saca provecho de sus condiciones físicas, puede dar mucho más.

Oscar Luis Colás León (Primera base-jardinero-lanzador)

Santiago de Cuba-20 años (17 de septiembre de 1998) Tira: Zurda/Batea: Zurda

Es el jugador más completo del listado y su futura firma en Estados Unidos, quizás, nos clarifique un poco dónde estará su futuro: en el campo o en box. Colás lleva dos temporadas en las Menores de Japón con los Halcones de Softbank, que se lo llevaron como un diamante en bruto al que, inevitablemente, no le podrán sacar demasiado brillo.

Su inclusión en el listado deja claro que el santiaguero no renovará su contrato en tierras asiáticas al final de la campaña, y quedará libre para negociar con equipos de Estados Unidos o el Caribe.

Zurdo veloz, de swing compacto y poderoso, Colás resalta también por su defensa en los jardines y la inicial, además de trabajar con efectividad desde la lomita. Hasta el momento, se ha mantenido como un jugador de dos vías, aunque creo que tiene una ligera inclinación a dedicarse al bateo.

En diciembre pasado, tras firmarse el Acuerdo, el versátil pelotero indómito aseguró a OnCuba que, si bien él tenía su mente puesta en el contrato de Japón, el pacto con MLB abría una nueva ventana de oportunidades para los jóvenes cubanos que han soñado jugar en las Grandes Ligas de Estados Unidos.

Narbe Yadán Cruz Calderín (Jugador de cuadro-jardinero)

Narbe Yadán Cruz en el estadio Latinoamericano. Foto: Tomada de su perfil de Facebook
Narbe Yadán Cruz en el estadio Latinoamericano. Foto: Tomada de su perfil de Facebook

La Habana-18 años (1 de octubre del 2000) Tira: Derecha/Batea: Derecha

Tampoco hay muchos datos sobre Cruz, capitalino que, al parecer destaca por su versatilidad. De acuerdo con distintos reportes, juega segunda, tercera, jardines y hasta puede lanzar, aunque no aparecen registradas estadísticas suyas en ese rol. Algunos técnicos de La Habana resaltan su movilidad y potencia en los disparos.

Cruz ha sido pilar de los equipos citadinos de categorías inferiores y también integró la escuadra nacional al Panamericano de Panamá, el pasado año. En el último certamen juvenil se robó nueve bases en 12 intentos, pegó 32 cohetes, cinco dobles y un jonrón, con average de .281.

Por las imágenes suyas que se han difundido, parece ser un jugador alto para su edad, con fortaleza en su tren inferior.

Guillermo García (Primera base)

Granma-18 años (1 de julio del 2000) Tira: Derecha/Batea: Derecha

García es uno de los talentos juveniles del listado, miembro de la selección nacional que jugó el pasado Panamericano Sub-18 en Panamá. No hay muchas pistas sobre sus características, pero un breve reporte del periodista Ibrahín Sánchez nos indica que es un inicialista de poder, muy dedicado al béisbol bajo las exigencias de su padre.

El chico ha estado en punta para integrar varios equipos nacionales de categorías inferiores en más de una ocasión, pero no siempre ha tenido. El pasado año recibió la oportunidad en la lid continental panameña y fue uno de los pocos que descolló en el cajón ofensivo, con vuelacercas incluido.

En el 2018, además, terminó el certamen doméstico juvenil con promedio de .307, 28 remolques y 13 extrabases (nueve dobles, tres triples y un jonrón) en 114 turnos oficiales.

Loidel Chapellí Zulueta (Primera base)

Loidel Chapellí Jr. representando a Cuba en un evento internacional. Foto: James Mirabelli
Loidel Chapellí Jr. representando a Cuba en un evento internacional. Foto: James Mirabelli

Camagüey-17 años (20 de diciembre del 2001) Tira: Derecha/Batea: Zurda

El Junior de la familia Chapellí ha despuntado como un talento y su nombre no ha pasado por debajo del radar: estuvo en el último Mundial juvenil (Thunder Bay 2017), fue MVP en la cita del orbe Sub-15 del 2016 –ganado por Cuba– y ha sido un fijo en las selecciones nacionales de categorías inferiores.

Amparado siempre en su poderoso bate zurdo, Chapellí tiene el mismo estilo de su padre en el home, y apunta a ser un toletero recio. Con 17 años, le pega a la bola como un profesional, detalle que seguramente atraerá la atención de muchos scouts frotándose las manos.

Lo mejor es que Loidel Jr. afronta su paulatina irrupción en el béisbol de primer nivel con calma, sin desesperarse y sin presiones por el legado familiar, a sabiendas de que cuenta con las herramientas para triunfar, pero sin violar ninguna etapa.

Al respecto, dijo hace año y medio al colega Fidel Alejandro Manzanares: “Nadie sabe lo que nos depara el futuro. Primero pienso en el paso a la Serie Nacional. Dentro de dos años creo que estaré listo. Pero claro, jugar al máximo nivel es el sueño de todos. Por ahora nada me apura. Estoy muy tranquilo y confiado en el mañana”.

Ricardo Ramos La O (Torpedero)

Santiago de Cuba-22 años (3 de junio de 1996) Tira: Derecha/Batea: Derecha

Hace poco menos de un año, en el parque José Ramón Cepero de Ciego de Ávila, Germán Mesa me confesó que Ramos era uno de los jugadores jóvenes que más le impresionaban en el país, sobre todo por su gran capacidad defensiva.

Germán, reconocido por muchos fanáticos y especialistas como el torpedero más espectacular de la pelota cubana, elogió el amplio rango de cobertura –en todas las direcciones– del santiaguero y la potencia de su brazo, cualidades imprescindibles para un campo corto.

Su inclusión en el listado quizás llame un tanto la atención, porque no ha sido un bateador de grandes prestaciones (.245/.330/.295 en tres clásicos cubanos). Sin embargo, la posibilidad de competir asiduamente, tanto en el torneo Sub-23 como en la Serie Nacional, le ha ayudado a sumar entradas y crecer en materia defensiva, el aspecto que más influirá en una futura contratación.

Félix Javier Rodríguez García (Jardinero)

Los tres cienfuegueros incluidos en el listado de peloteros
Los tres cienfuegueros incluidos en el listado de peloteros “amateurs” liberados por la Federación Cubana de Béisbol. Foto: Tomada del perfil de Facebook de Félix Javier Rodríguez

Cienfuegos-20 años (12 de noviembre de 1998) Tira: Zurda/Batea: Zurda

Junto a su coterráneo Daniel Pérez, este patrullero es una de las revelaciones del listado, en cual ha sido incluido por sus herramientas y perspectivas, no por los resultados deportivos. Rodríguez no ha estado en los últimos equipos juveniles del patio y tampoco ha sido impactante en la Serie Nacional desde su debut hace dos años.

Natural de Cruces, el jardinero tuvo una líneade .267/.345/.333 en 75 turnos oficiales en su primer clásico doméstico, y en la última campaña mejoró a .303/.378/.414; nada del otro mundo teniendo en cuenta el nivel del torneo. Además, tampoco en el Sub-23 ha dejado números relevantes.

No hay muchas pistas sobre las cualidades de este chico (el documento oficial de la pasada Serie lo inscribe con estatura de 1.69 metros y 68 kilógramos de peso), por lo que suponemos que sus herramientas tengan algún valor para ser incluido entre los primeros 34 jugadores con opciones de firmar un contrato profesional.

Tras conocer su presencia en el listado, ofreció las siguientes declaraciones a la periodista Darilys Reyes. “Hablando claro, no me lo esperaba. Sucede por primera vez y es para mí un honor formar parte de todo esto. Eso sí, nos explicaron que tampoco será un proceso tan sencillo. Por eso me mantengo enfocado en el Sub-23: llevar lo más lejos posible al equipo, clasificar y mejorar la actuación del año pasado”.

Geyser Cepeda Lima (Jardinero)

Sancti Spíritus-21 años (17 de enero de 1998) Tira: Derecha/Batea: Derecha

Cepeda tampoco ha integrado los últimos equipos a Mundiales juveniles, pero su nombre sí se ha escuchado en la Serie Nacional y, el simple hecho de que Sancti Spíritus haya sido más competitivo recientemente, le ha dado mayor visibilidad a su figura.

Espigado, rápido y de potente brazo en el bosque central, el joven yayabero es un diamante que merece la pena pulir. La confianza de los técnicos espirituanos para que se mantenga en el campo ha resultado vital en su crecimiento, que debe multiplicarse en cuanto comience a chocar con otro béisbol.

En tres Series Nacionales, el chico batea .301/.381/.333, con solo 42 ponches en más de 430 turnos oficiales (un ponche cada 12 comparecencias), y 55 boletos. Tiene mucho margen para fortalecer físicamente su cuerpo, lo cual le permitirá batear con algo más de poder, aunque su perfil indica que resaltará por su defensa en los jardines, capacidad para embasarse y correr por los senderos.

Yoelkis Céspedes Maceo (Jardinero)

Yoelkis Céspedes en el IV Clásico Mundial. Foto: Ricardo López Hevia
Yoelkis Céspedes en el IV Clásico Mundial. Foto: Ricardo López Hevia

Granma-21 años (24 de septiembre de 1997) Tira: Derecha/Batea: Derecha

Miembro del equipo Cuba en el último Clásico Mundial (donde cumplió con las expectativas) y hermano del estelar Yoennis Céspedes, el joven granmense ya es conocido en medio mundo. Le han llovido elogios en sus presentaciones internacionales, aunque, válido destacar, muchos medios y especialistas se han convencido de que no debe llegar tan lejos como “La Potencia”.

El menor de los Céspedes es extremadamente veloz en las bases, tiene un brazo prodigioso y una aceptable cobertura defensiva en los jardines, pero a simple vista se le ven múltiples lagunas en el plato que no se van a solucionar de un día para otro.

Yoelkis es deficiente contra envíos rompientes en la zona exterior, los cuales persigue continuamente sin ningún mecanismo de defensa. Esas fallas las han explotado, incluso, los lanzadores de la Serie Nacional, quienes no tienen un arsenal tan diverso.

A pesar de eso, Céspedes está ahora en la preselección nacional, y le convendría muchísimo trabajar en sus deficiencias y emular su rendimiento de la Serie 56, cuando despuntó brillantemente con .297/.362/.460, 30 extrabases, 58 anotadas y 45 remolques.

Yoelquis Guibert Stevens (Jardinero)

Santiago de Cuba-24 años (29 de agosto de 1994) Tira: Zurda/Batea: Zurda

Guibert forma parte de la joven camada santiaguera que ha ganado dos títulos en el torneo Sub-23 y que, poco a poco, busca regresar a la provincia a los planos estelares que se vivieron entre 1980 y el 2008.

Zurdo de contacto, bateador de líneas y defensor promedio en el jardín central, el indómito necesita juego y más juego para crecer. Herramientas tiene, sobre todo en materia ofensiva, pero le pesa el déficit competitivo que lastra a los peloteros de la Isla.

Para Guibert será muy importante la preparación que vive actualmente en la preselección nacional, el cual le permitirá pulir deficiencias y afrontar los venideros compromisos con más herramientas. Si aprovecha este proceso, puede impresionar a los scouts y despertar interés de algún equipo.

Sergio Barthelemy Correoso (Jardinero-primera base)

Sergio Barthelemy como refuerzo de Sancti Spíritus en la 58 Serie Nacional. Foto: Otmaro Rodríguez
Sergio Barthelemy como refuerzo de Sancti Spíritus en la 58 Serie Nacional. Foto: Otmaro Rodríguez

Santiago de Cuba-24 años (2 de septiembre de 1994) Tira: Zurda/Batea: Zurda

Como Norel González, a Barthelemy le queda muy poco tiempo en la categoría amateur (24 años y seis Series), por lo que es casi un sacrilegio que la Federación Cubana lo haya incluido en esta lista. Esperar a que cumpliera 25 años dentro de cinco meses y fuera incluido entre los “profesionales” tenía mucho más sentido.

Pero dejemos las suspicacias a un lado y hablemos de las cualidades de Barthelemy, un versátil jugador con opciones de establecerse en la inicial o en los jardines. Tiene la estatura necesaria (1.90 metros) para marcar territorio en primera base, aunque, de acuerdo con los estándares del béisbol, no encaja en el perfil de la posición porque no es un bateador de poder.

De cualquier manera, la inicial debería ser el destino final del santiaguero, pues, al menos hasta el momento, no ha mostrado dotes de gran defensor en las praderas, y eso es fundamental en la pelota profesional.

A su favor tiene la velocidad, la paciencia en el plato y una aceptable discriminación de pitcheos, lo cual le permite exhibir un OBP de .405 en 750 comparecencias en Series Nacionales.

Es un pelotero de cierta experiencia, ha sido campeón con Santiago en los torneos Sub-23 y ha formado parte de equipos nacionales de la categoría a eventos en el extranjero. Si tiene una temporada de explosión (carga con esa deuda) en la Serie 59, puede multiplicar su valor y el interés de los scouts.

Maykel Yordan Molina García (Jardinero)

Las Tunas-17 años (1 de octubre del 2001)

Fanático del número 55, Molina es el pelotero más joven del listado y el único tunero. Cuando se habla de jardineros de categorías menores en su provincia, siempre salta el nombre de Osmani Urrutia Jr. hijo del mítico “Señor 400” de la pelota cubana, pero Yordan también tiene sus credenciales.

Desde el Oriente se dice que es una auténtica máquina de batear, con gran balance y disciplina en el home. Pese a su corta edad, tiene una fuerte complexión física. Integró la selección nacional en el Panamericano juvenil del 2018.

En el último torneo doméstico de su categoría, produjo para .361, con OBP de .481, 39 jits y 23 anotadas.

Carlos Emilio Pelegrín Martínez (Jardinero)

Carlos Pelegrín en el estadio Latinoamericano. Foto: Tomada de su perfil de Facebook
Carlos Pelegrín en el estadio Latinoamericano. Foto: Tomada de su perfil de Facebook

Pinar del Río-18 años (21 de junio del 2000) Tira: Derecha/Batea: Derecha

Pelegrín es uno de los “sobrevivientes” del Panamericano Sub-15 del 2015, en Aguascalientes, México, donde el plantel antillano concluyó en cuarto lugar.

De aquel elenco ya no están en la Isla prospectos como Malcom Núñez (Cardenales), Andy Pagés (Dodgers), Pablo Enrique González, Eddy Díaz (Rockies), Harold Díaz (Medias Blancas), Lázaro Candelaria, Jaime Pérez (Dodgers), Julio E. Romero (Dodgers), Julio C. Robaina (Astros) Aniel Peña y Franny Cobos (Astros), quienes apostaron por buscar contratos profesionales casi sin jugar en Cuba.

De acuerdo con evaluaciones del periodista Ernesto Amaya, el patrullero pinareño resalta por su físico (1.92 metros de estatura) y por la aceleración del swing, superior a muchos jugadores ya establecidos en el plantel vueltabajero de la Serie Nacional.

Pelegrín integró el plantel nacional el pasado año al Panamericano juvenil de Panamá, y durante el Nacional de la categoría pegó 12 dobles y tres triples, impulsó 20 carreras y estampó average de .333 (OBP de .455).

Leonel Moas Acebedo (Jardinero)

Camagüey-22 años (14 de abril de 1996) Tira: Derecha/Batea: Derecha

Como los Toros agramontinos no han avanzado a la segunda fase en las dos últimas Series Nacionales, casi no se ha notado la explosión ofensiva de Moas, el hijo de uno de los tres hombres que han conectado cuatro jonrones en un juego en la historia de la pelota cubana.

El camagüeyano tiene el bate caliente, conecta con poder y produce carreras. En los dos campeonatos precedentes, el patrullero promedia .300/.348/.443, a pesar de una baja notable en el último curso. Como detalle, en ninguna de las dos temporadas ha sido solicitado como refuerzo para la segunda ronda.

Moas es también un defensor promedio en los jardines, con potencia en el brazo, pero su inclusión en la lista se basa en sus cualidades con el madero.

Liván Moinelo Pita (Lanzador relevista)

Liván Moinelo en el IV Clásico Mundial. Foto: Ricardo López Hevia
Liván Moinelo en el IV Clásico Mundial. Foto: Ricardo López Hevia

Pinar del Río-23 años (8 de diciembre de 1995) Tira: Zurda

Con años de experiencia en la selección nacional al más alto nivel (Clásico Mundial, Premier 12, Series del Caribe, Mundiales juveniles) y dos temporadas consistentes en el béisbol japonés, no hay mucho que decir respecto a Liván Moinelo.

Zurdo, con las cualidades necesarias para establecerse como un relevista situacional relevante en Grandes Ligas, el pinareño se ha acomodado al puesto de apagafuegos desde que llegó a los Halcones de Softbank. En el lejano Oriente se ha barajado la supuesta idea de pasarlo al rol de abridor, pero finalmente esto no se ha concretado. Mientras, Moinelo ha brillado en el papel de setup.

Salvo por las dudas que deja su físico y algunas deficiencias puntuales vinculadas a la concentración y el enfoque, el pinareño está listo para dar el salto a Estados Unidos. Su experiencia en niveles muy competitivos le permitiría hacer un tránsito casi directo a las Mayores, por lo que debe ser uno de los jugadores más codiciados del listado, una ganga.

Yeudis Reyes Gamboa (Lanzador relevista)

Guantánamo-23 años (17 de noviembre de 1995) Tira: Derecha

Reyes es otra de las sorpresas del listado, uno de los chicos que ha transitado por debajo del radar en la lejana provincia de Guantánamo. Los Indios del Guaso han sido un auténtico desastre en los últimos años –no solo en la máxima categoría–, por lo que no han tenido muchas miradas encima.

En consecuencia, prácticamente no hay referencias sobre Reyes –ni siquiera en la prensa local–, serpentinero que debutó el 29 de agosto del 2016 (Serie 56) con el plantel más oriental de la Isla. Después se perdió en la edición 57 del clásico doméstico y regresó en el pasado curso.

Su rendimiento en esas dos contiendas no es nada del otro mundo (33 salidas, una victoria, siete derrotas, seis salvados, efectividad de 5.08 y WHIP de 1.60). Sin embargo, hay algo relevante en sus números, solo ha permitido un jonrón en 124 veces al bate y el slugging oponente es de .282.

En general, no le han bateado tanto (promedio oponente de .210), pero su alta tasa de 7.49 boletos por cada nueve entradas ha empañado su labor. Ese problema también lo ha arrastrado a dos torneos Sub-23, en los que tiene números para el olvido (28 limpias permitidas en 29.2 innings).

Reyes es una incógnita en todos los sentidos, pues tampoco resalta por su físico (1.78 metros de estatura y 69 kilogramos de peso), pero algo relevante tendrá para entrar en el listado.

Raidel Martínez Pérez (Lanzador relevista)

Raidel Martínez en la Serie del Caribe de Jalisco 2018. Foto: Getty Images
Raidel Martínez en la Serie del Caribe de Jalisco 2018. Foto: Getty Images

Pinar del Río-22 años (11 de octubre de 1996) Tira: Derecha

Lanzador de potencia, con físico envidiable, imperturbable en situaciones de presión, amplio recorrido internacional en todas las categorías, un par de años de trabajo y aprendizaje en los Dragones de Chunichi (Japón)…

La carta de presentación de Raidel Martínez es maravillosa, y la deben estar estudiando muchos gerentes y scouts que dirigirán la mirada a uno de los mejores talentos del pitcheo en la Isla. No ha madurado tanto como Moinelo, pero en un lapso generosamente corto podría impactar en las Mayores en papel de relevista.

Al inicio de su carrera trabajó como abridor, y no se desecha la posibilidad que regrese a ese rol con la ayuda de especialistas que lo orienten. Si en Estados Unidos pretenden que trabaje en esta función, su ascenso demoraría un poco más, pero igual tiene condiciones para imponerse donde desee.

Diosbel Nápoles Rengifo (Lanzador relevista)

Mayabeque-22 años (13 de enero de 1997) Tira: Derecha

Natural de San José de las Lajas, Nápoles pertenece a la camada mayabequense de Michel Báez, Adrián Morejón, Ronald Bolaño y Yadián Martínez, los tres primeros ya firmados en Estados Unidos, y el último integrado a la preselección nacional en la actualidad.

Con 1.94 metros de estatura, el chico es una torre y aseguran sus entrenadores que golpea las noventa millas fácilmente, aunque todavía tiene múltiples deficiencias en el control. Su promedio de boletos por cada nueve entradas en cuatro Series Nacionales es de 7.46 –¡horroroso! –, con 66 pasaportes en 79.2 entradas de actuación.

En total, ha lanzado 34 partidos, con efectividad de 7.68, WHIP de 2.06, 14 jonrones permitidos, diez derrotas y tres sonrisas. Sus números en el Sub-23 tampoco impresionan, salvo por la temporada del 2016, cuando fijó su promedio de limpias en 0.71, WHIP de 1.07 y average oponente de .156. Los scouts, definitivamente, no podrán fijarse demasiado en las estadísticas para recomendar al diestro, quien tendrá que demostrar en el terreno sus cualidades.

Andy Amaury Rodríguez Valdez (Lanzador relevista)

Andy Rodríguez en la 58 Serie Nacional de Béisbol. Foto: Tomada de Juventud Rebelde
Andy Rodríguez en la 58 Serie Nacional de Béisbol. Foto: Tomada de Juventud Rebelde

La Habana-20 años (8 de diciembre de 1998) Tira: Derecha

No se conocía mucho de Andy Rodríguez, hasta que Rey Vicente Anglada comenzó a darle la pelota, una y otra vez, en partidos de vida o muerte para Industriales durante la pasada Serie Nacional. El chico, pese a la presión, respondió casi siempre de manera positiva y sacó outs cruciales en condiciones muy adversas.

Andy es un pitcher de poder que necesita corregir aspectos de su mecánica para ganar en control, comando y velocidad. En la medida que mejore estos detalles, podrá enfocarse en ampliar y perfeccionar su repertorio.

Las condiciones están ahí: es alto, tiene un tren inferior sólido –aunque con margen de mejora–, y su brazo no dio muestras de debilidad pese al uso continuado en el clásico doméstico.

Daniel Conde González (Lanzador relevista)

Villa Clara-24 años (11 de marzo de 1995) Tira: Derecha

Un jugador de 1.98 metros de estatura no puede pasar inadvertido. Ese es el caso de Daniel Conde, serpentinero de rectas superiores a las 93 millas que busca perfeccionar la curva y la slider, además de diversificar su repertorio con el cambio de velocidad.

Admirador de Jake Arrieta y Freddy Asiel Álvarez, Conde no ha tenido un camino de rosas para llegar al listado de jugadores “amateurs” de la Federación Cubana, de hecho, no pasó por ninguno de los escalones de la famosa pirámide de alto rendimiento del deporte cubano.

Cuando todavía era un muchacho, a Conde no lo aceptaron en la EIDE, por lo que se puso a lanzar en el equipo de una iglesia. Después, tuvo una oportunidad en la novena juvenil de Villa Clara, pero le llegó el Servicio Militar. Y para colmo, tras debutar finalmente en la 56 Serie Nacional, una lesión lo sacó del box casi por un año.

En la pasada temporada encontró un hueco en el bullpen de los Leopardos y apoyó a Eduardo Paret en un momento delicado, con Javier Mirabal lesionado y Yosver Zulueta ya encaminado a una aventura fuera de Cuba. Aunque no guarda números espectaculares, las condiciones naturales de este chico pudieran colocarlo como un producto atractivo a la vista de los scouts.

Yandi Molina Barrios (Lanzador abridor y relevista)

Yandy Molina. Foto: Maykel Espinosa/Juventud Rebelde
Yandy Molina. Foto: Maykel Espinosa/Juventud Rebelde

La Habana-20 años (28 de octubre de 1998) Tira: Derecha

Explotó junto con Andy Rodríguez en el tramo final de la pasada temporada, aunque en su caso, tuvo algo más de responsabilidad al ser designado abridor en varios encuentros. En casi todas sus salidas dejó buenos números y trabajó con muchísima concentración.

En términos generales, Molina no tiene el mismo potencial físico de Andy, pero su enfoque es superior y lo mejora en control. Aunque se desdobló en funciones de abridor y relevista, tiene maneras para ocupar un puesto de rotación en vez de esperar en el bullpen.

Como a casi todos los lanzadores jóvenes de la Isla, una mejora de la postura y la mecánica le ayudará a ganar millas, diversificar el repertorio y poner los pitcheos donde desee, aspectos trascendentales para aspirar a meterse en un mercado repleto de lanzadores con múltiples herramientas.

Alyanser Álvarez del Sol (Lanzador relevista)

Mayabeque-20 años (14 de agosto de 1998) Tira: Derecha

Álvarez fue una de las revelaciones de la 58 Serie, al culminar la primera fase como líder en rescates con los Huracanes de Mayabeque. Su trabajo influyó tremendamente en el rendimiento colectivo de un plantel que siempre había calentado el sótano y ahora por poco se mete entre los seis grandes del campeonato.

El derecho de Güines es bien fuerte. Mide más de seis pies y está muy cerca de las 200 libras de peso, complexión física ideal para un cerrador de poder. Sus rectas han superado las 90 millas consistentemente y puede ganar todavía más en el futuro.

Para Álvarez sería ideal conseguir un contrato, pues tendría oportunidad de especializarse por completo como relevista en el modelo profesional, en cual se trabaja más seguido pero con una carga menor de entradas, comparado con el régimen de la Serie Nacional.

Pablo Luis Guillén Díaz (Lanzador relevista)

Pablo Luis Guillén durante la postemporada de la 58 Serie Nacional. Foto: Gabriel García
Pablo Luis Guillén durante la postemporada de la 58 Serie Nacional. Foto: Gabriel García

Villa Clara-20 años (21 de junio de 1998) Tira: Derecha

La presencia de Guillén en el listado de peloteros “amateurs” de la Federación Cubana era una jugada cantada. El derecho villaclareño despuntó como un gran talento del box desde hace más de un lustro, y regaló actuaciones relevantes con el plantel nacional en torneos trascendentales de categorías menores.

Mundialista juvenil en el 2015 (Osaka, Japón), Guillén impresionó con efectividad de 0.63 y promedio oponente de .147 en 14 entradas de labor, en las cuales recetó 12 ponches. Poderosa recta, una pronunciada curva y aplomo en el box son sus cartas credenciales.

Físicamente no es tan imponente (mide 1.77 metros), pero tiene un tren inferior muy fuerte, detalle vital para los lanzadores. Con 20 años, ha lanzado ya en tres Series Nacionales, aunque perdió tiempo de juego por molestias en el codo que al parecer ya ha dejado atrás.

En la máxima categoría ha alternado entre relevista y abridor, pero por lo variado del repertorio –con margen para incluir uno o dos rompientes secundarios– podría consolidarse en una rotación.

Sin embargo, las preferencias de Guillén están en el bullpen, como aseguró al periodista Rodolfo Durán. “Me gusta cerrar los juegos, entrar cuando el choque está bueno, con las bases llenas, para aguantar el resultado. Pero abrir juegos no me gusta”.

Pavel Hernández Bruces (Lanzador)

La Habana-22 años (2 de diciembre de 1996) Tira: Derecha

En una reciente entrevista con el colega Reynier Batista, el lanzador capitalino Pavel Hernández recalcó una y otra vez que su principal objetivo es trabajar para mejorar el control. El espigado serpentinero habanero tiene las ideas claras, y ahora, una vez incluido en el listado de jugadores “amateurs” liberados para firmar con MLB, el enfoque debe ser muy superior.

“Yo siempre me he sentido motivado, pero ahora la motivación es mayor. Saber que se puede jugar profesionalmente sin abandonar el país es muy positivo. La mentalidad es tratar de llegar a un mejor béisbol”, dijo Hernández a la emisora local COCO.

Hernández debutó en la Serie Nacional de la mano de Javier Méndez y ya ha lanzado en tres campeonatos diferentes. Aunque no ha tenido muchas salidas, conoce el máximo nivel de Cuba, el cual debe intentar dominar durante el presente año, en pos de llamar la atención de los scouts.

El derecho ha registrado 93 millas con su recta, pero sabe que pulir las deficiencias con la mecánica le ayudará “a aumentar la potencia y mejorar el control”. Además, pretende perfeccionar la utilización del cambio de velocidad, lanzamiento que, si se domina, hace estragos.

Yosimar Cousín La Rosa (Lanzador abridor y relevista)

Yosimar Cousín como refuerzo de Pinar del Río en la 57 Serie Nacional. Foto: Jennifer Romero
Yosimar Cousín como refuerzo de Pinar del Río en la 57 Serie Nacional. Foto: Jennifer Romero

Camagüey-21 años (15 de febrero de 1998) Tira: Derecha

Cousín lanzó 14 entradas en el Mundial juvenil de Japón, en el 2015, con 15 ponches, solo tres boletos y efectividad de 1.29. En aquel momento tenía solo 15 años, pero ya se comentaba de su arsenal como lanzador, desde sus rectas de humo hasta una curva de gran arco con un rompiente abrupto.

El tiempo ha pasado y las potencialidades de Cousín siguen intactas, pero existe la sensación de que el chico no ha crecido lo suficiente. La pasada Serie Nacional fue una prueba de ello: perdió 11 encuentros, le batearon para .314, permitió una media superior a diez jits por encuentro y su efectividad se elevó por encima de seis.

Los técnicos no han tirado la toalla con el diestro agramontino, y trabajan sobre todo en corregir sus posturas y fortalecer su fondo físico en sentido general. El experimentado Javier Gálvez, uno de los entrenadores de la preselección nacional en la actualidad, comentó a OnCuba que Cousín necesita más visitas al gimnasio y un trabajo práctico sistemático para interiorizar cualquier enseñanza.

Talento le sobra, pero tiene que creer en sí mismo, esforzarse más y entender que el camino a un contrato profesional no es para nada sencillo. Por su regresión en el último año, estar en el listado es un premio; esperemos no lo desperdicie.

Raymond Figueredo Cruz (Lanzador relevista)

Raymond Figueredo en un entrenamiento del equipo Sub-23 de La Habana. Foto: Boris Luis Cabrera
Raymond Figueredo en un entrenamiento del equipo Sub-23 de La Habana. Foto: Boris Luis Cabrera

La Habana-20 años (19 de junio de 1998) Tira: Derecha

Figueredo debutó en Series Nacionales de la mano de Víctor Mesa y en par de campañas solo ha dejado esporádicas salidas de calidad. Además, en su primer Sub-23 no estuvo bien, pero ya el pasado curso, en ocho salidas (ocho entradas), propinó 14 ponches y regaló cuatro boletos, con efectividad de 2.16 y tres rescates.

De cualquier manera, a estos chicos no se le pueden mirar tanto los números, porque las muestras son ínfimas y no reflejan su verdadero potencial. Figueredo es un portento físico de más de 1.90 metros de estatura y extremidades bien largas. Sus rectas superan las 90 millas (ha llegado a marcar 94) y, salvo alguna complicación en el brazo, esa velocidad va a aumentar con los ajustes pertinentes.

Antes de conocer sobre su inclusión en el listado de jugadores “amateurs” de la Federación Cubana, Raymond estaba enfocado en aportar a la causa de La Habana en la venidera lid Sub-23, trampolín para conformar después los Industriales. Además, no veía descabellado obtener un contrato profesional, como le dijo al colega Reynier Batista.

“Ese es el sueño de todo pelotero, que lo firmen para llegar a la MLB. Yo estoy preparándome física y mentalmente para lograr un contrato, es lo que todos queremos.”

Carlos Font Mustelier (Lanzador relevista)

Santiago de Cuba-23 años (7 de enero de 1996) Tira: Derecha

En el listado de jugadores “amateurs” liberados se nota que Santiago de Cuba ha armado una nueva generación de peloteros talentosos, con los cuales ha ganado ya par de títulos en la lid Sub-23. Carlos Font es uno de ellos.

El derecho (1.80 metros de estatura y 80 kilos de peso) ha sido pilar del staff indómito en esas lides menores, amparado en su recta superior a las 92 millas y un arsenal de slider y curva. Los problemas de Font, como casi todos los lanzadores jóvenes del país, radica en su control, mal que lo ha golpeado siempre.

Desde su irrupción en Series Nacionales, por ejemplo, tiene un promedio de 6.22 boletos por cada nueve entradas, lo cual ha empañado por completo cualquier otra estadística positiva. Font es otra apuesta de futuro, pero con muchísimo trabajo por delante.

Rafael Sánchez Thoppe (Lanzador relevista)

Rafael Sánchez en la Serie Nacional. Foto: Carlos Rafael/Periódico Ahora
Rafael Sánchez en la Serie Nacional. Foto: Carlos Rafael/Periódico Ahora

Holguín-19 años (22 de agosto de 1999) Tira: Derecha

Sánchez terminó su temporada de novato (2017-2018) en Series Nacionales con solo tres salidas, pero de un año a otro creció considerablemente y el mentor holguinero Noelvis González no dudó en colocarlo como el hombre de confianza de su bullpen.

El derecho de Antilla (1.81 metros de estatura y 84 kilogramos de peso) ganó siete partidos, salvó cuatro y realizó 43 salidas (líder del campeonato). Fue bastante inconsistente, con actuaciones de gran nivel y otras decepcionantes, pero los técnicos coinciden en que tiene talento para explotar.

Actualmente forma parte de la preselección nacional, donde cuenta con los consejos de glorias del pitcheo cubano y entrenadores extraclase. De todos ellos debe beber para crecer y demostrar que su trayectoria juvenil no fue obra de la casualidad.

El holguinero fue mundialista Sub-18 en la última cita del orbe en Thunder Bay, Canadá, donde era la pieza clave del bullpen cubano. En tres salidas ponchó a 11 rivales, permitió solo un extrabase en 38 comparecencias, le batearon .143 y logró un rescate. Además, lanzó para 0.87 (una limpia en 10.1 innings).

Norge Carlos Vera Aldama (Lanzador abridor)

Norge Carlos Vera en su debut en el estadio Latinoamericano como lanzador de Series Nacionales. Foto: Ricardo López Hevia
Norge Carlos Vera en su debut en el estadio Latinoamericano como lanzador de Series Nacionales. Foto: Ricardo López Hevia

Santiago de Cuba-18 años (1 de junio del 2000) Tira: Derecha

Entre los 34 jugadores de listado, 29 han participado ya, al menos, en una Serie Nacional. De todos ellos, Vera es el único que nació en el presente siglo, pero su juventud extrema no le ha impedido mostrar credenciales y hasta brillar en los torneos domésticos.

Vera debutó en la 58 edición del clásico cubano y culminó con efectividad de 3.69 en 54.2 capítulos, con 37 ponches y 32 boletos. Pero más allá de sus números, lo que llama la atención del santiaguero es la rara mezcla de aplomo, calma y ambición.

“Yo soy tranquilo por naturaleza. No he sentido presión y algunos dicen que en eso me parezco mucho a mi padre, pero la realidad es que él no me ha enseñado nada para lograr ser así, eso más bien viene con mi carácter”, me dijo en agosto pasado, luego de una de sus primeras salidas en Series Nacionales.

Para rematar, sentenció: “Me vinculan todo el tiempo con mi padre, pero el responsable de escribir mi historia soy yo mismo”.

Y si bien todos marcan los lazos con el gran Norge Luis Vera, el joven cuenta con un arsenal que lo puede llevar lejos. Mide más de 1.90, sus rectas caminan hasta las 95 millas y tiene movimientos muy fluidos.

Más temprano que tarde va a incorporar nuevos envíos –además de la slider y la curva– y desarrollará su repertorio. El tiempo me dará o no la razón, pero creo que será uno de los talentos más solicitados de esta primera lista.

(Tomado de OnCuba)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.