Baseball

Segundos aires también son buenos

Por: Juan Carlos Lahera

Hay ocasiones donde las cosas no salen tan bien como quisiéramos y aparece una oportunidad para tomar un segundo aire, en el deporte puede suceder al cambiar de entrenador, moverse a otro equipo o incursionar en una liga nueva.
Para los 5 peloteros cubanos que vamos a nombrar en este escrito hubo una combinación de factores que los llevaron a tomar un segundo aire en la Liga Japonesa, luego de su paso por las Grandes Ligas de Estados Unidos.
El jugador de cuadro tunero Alexander Guerrero tuvo la oportunidad de vestir el uniforme de los Dodgers de Los Angeles y a su paso por la gran carpa acumuló una línea ofensiva de 224 como promedio, con 251 de OBP y 665 de OPS, despachó 11 pelotas fuera y produjo 36 carreras. En el 2017 llegó a la tierra del sol naciente y en tres temporadas ha participado en 313 juegos con un acumulado de 71 cuadrangulares. El otrora campocorto de los Leñadores tuneros se convirtió en un jugador de todos los días en la NPB, algo que no pudo lograr en Los Ángeles. La temporada reciente vistiendo los colores de los Gigantes de Yomiuri, con sede en el Tokyo Dome de la Liga Central nipona bateó para 237 con 21 jonrones y 54 carreras impulsadas.
En tierras remedianas nació en 1989 uno de los mayores prospectos de la pelota cubana, Dayan Viciedo. Logró debutar muy joven en la tercera base de los equipos de Villa Clara acumulando 4 temporadas con los naranjas antes de cumplir los 20 años. Los Medias Blancas de Chicago le dieron la oportunidad de vestir sus colores en el mejor béisbol en el año 2010 con solo 21 años y durante 5 temporadas con Chicago participó en 483 juegos dejando un promedio de 254, 66 HR, 211 CI y un OBP de 298. Llegó al béisbol japonés en 2016 de la mano de los Dragones de Chunichi y con el equipo de Nagoya ha cuajado muy buenos números, siendo incluso campeón de bateo de la Liga Central en 2018. En este 2019 terminó segundo en promedio en esa división con averaje de 315. El ahora primera base fue el mejor cubano en carreras impulsadas con un total de 93, además sumó 18 cuadrangulares.
Otro villaclareño que ha ido a probar suerte en tierras japonesas es Leonys Martin. El oriundo de Corralillo, quien defendió el jardín central y la segunda base en su paso por el conjunto naranja, también integró el equipo Cuba que participó en el II Clásico Mundial. Los Rangers de Texas fueron los primeros en explotar su talento en Grandes Ligas, posteriormente estuvo en Seatle con los Mariners, Chicago con los Cubs, Tigres de Detroit y por último Indios de Cleveland, equipo que lo liberó esta temporada envuelto en cierta polémica. En nueve temporadas en las mayores promedió para 244 con 58 HR, 228 RBI y un OBP de 301 también destacó por su notable defensa en los jardines.
Leonys llegó a Japón con la temporada andando y en solo 52 juegos conectó 14 cuadrangulares con los Marinos de Chiba Lotte. Con el equipo de la ciudad japonesa de Chiba, encuadrado en la Liga del Pacífico, terminó el año con 232 de promedio, 39 producidas y un OBP de 342.
En el apartado de los lanzadores, dos zurdos han tenido el mérito de lanzar desde los montículos de Grandes Ligas y en temporadas recientes en el béisbol nipón, Ariel Miranda y Onelki García. El primero, lanzador del extinto equipo Habana y posteriormente Mayabeque, en 3 temporadas en las mayores acumuló 13 victorias y 9 derrotas, con un promedio de 4,72 y WHIP de 1.247, vistiendo los colores de Baltimore y Seatle. Su trabajo en Japón llega de la mano de los Halcones de Softbank, con el equipo de Fukuoka sumó 7 victorias y 5 derrotas en el reciente curso, donde comparte uniforme con los también cubanos Alfredo Despaigne, Yurisbel Gracial, Livan Moinelo y Oscar Luis Colás, además trabajó para 4,19 y recetó 58 ponches.
Por su parte el guantanamero Onelki García después de trabajar en tres Series Nacionales jugó también en la liga invernal de Puerto Rico antes de llegar a una franquicia de MLB, en la gran carpa lanzó para los Dodgers de Los Angeles y los Reales de Kansas City con discretos registros de 0 y 1 con 13,50 de promedio de limpias en 7 entradas y un tercio. En 2018 llega a Japón para lanzar con los Dragones de Chunichi y en este 2019 trabajó con los Tigres de Hanshin, con el equipo de la Liga Central se adjudicó 6 victorias y 8 derrotas en la reciente temporada, con 4,69 de promedio y 79 ponches.
Estos muchachos que vieron cerrado un camino en sus carreras, han encontrado otro en tierras lejanas. Su talento y sacrificio les permitió pisar los diamantes de las dos mejores ligas profesionales del mundo y mostrar que un segundo aire también es bueno.

1 thought on “Segundos aires también son buenos”

  1. Periodista, de qué pelotero hablas en el segundo párrafo que no lo nombras, parece como si siguieras hablando de Alexander Guerrero?

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.