Los superabuelos del CM 2017

 

befunky-collage

 

Por: Oscar Sánchez Serra

¿Hasta dónde llegará el equipo cubano en el IV Clásico Mundial (CM) que comienza el 6 de marzo próximo? Todavía es temprano para sumergirnos en los vericuetos de los vaticinios. Aunque he escuchado de todo, es mejor no dejarnos provocar aún por ellos. Ni por los más optimistas ni por aquellos que dejan en solo tres encuentros al plantel nacional.

Por el momento, sugerimos auscultar los pasillos de esta cuarta versión, ejercicio que nos deja ver que 21 peloteros que jugaron las tres ediciones precedentes volverán a vestir los uniformes de sus selecciones.

Puerto Rico, con cuatro, es el pabellón con más fundadores. El jardinero Carlos Beltrán y el receptor Yadier Molina, están desde marzo del 2006. El guardabosque de Astros de Houston tiene 19 campañas en la MLB estadounidense y la mitad de sus jits en clásicos son extrabases, seis dobles y cuatro jonrones. El estelar máscara de Cardenales de San Luis, de la misma pelota, ha tenido menos juego, solo 38 turnos con 11 imparables. Los otros dos boricuas son lanzadores, el derecho Orlando Román, del Yakult japonés, y el zurdo J. C. Romero, que desde el 2012 salió de las grandes ligas.

Robbie Cordemans, Diegomar Markwell y Yurendell de Caster, le dan a Holanda el segundo puesto en más iniciadores. Los dos primeros son pitchers muy conocidos por los elencos cubanos, pues archivan más de un triunfo importante sobre las selecciones de la Mayor de las Antillas, incluyendo los CM. De Caster se desempeña en los jardines y en la antesala. Los tres actúan hoy en su país.

Australia, Sudcorea, Canadá, Venezuela y México, cuentan con dos cada uno que se estrenaron hace 11 años. Brad Harman, torpedero y segunda base, y el jugador de cuadro Luke Hughes, ambos miembros de la justa australiana, se mantienen con los canguros.

Sudcorea volverá con Oh Seung Hwan, serpentinero derecho que acaba de finalizar su primera temporada en MLB con Cardenales de San Luis. Relevista nato, en tres CM anteriores presenta un promedio de carreras limpias por desafío de 2.90. Mientras Tae Kyun Kim, que juega para las Águilas de Hanwha, en su país, firma un historial en CM como bateador designado y jardinero cuya credencial con el madero es de 333 con 11 empujadas y tres cuadrangulares. El canadiense Justin Morneau, cumplió en el 2016 con los Medias Blancas de Chicago su decimoquinta campaña en MLB y por cuarta vez estará en la fiesta mundialista. El otro es Peter Orr, que pasó por ocho contiendas de esa pelota, aunque está fuera de ella hace tres años.

Uno de los equipos de nómina más respetable en esta edición es Venezuela, la cual inscribió por cuarta ocasión a Miguel Cabrera, ganador de la triple corona en el 2012 en la MLB, donde milita hace 14 años con 321 de average y 446 cuadrangulares.

Fundador también es el derecho Francisco Rodríguez. Como Cabrera milita en Tigres de Detroit y llegó a 15 campañas en el béisbol de primer nivel de Estados Unidos con efectividad de 2.73. En tanto, el mexicano Adrián González es ahora duda, aunque está en el roster azteca. Si juega llegará a cuatro CM. En 13 temporadas de MLB posee 308 bambinazos. El otro de México es Oliver Pérez, monticulista zurdo ganador de 69 partidos en 14 años en grandes ligas.

Alex Maestri, lanzador italiano que se desempeña en los Búfalos de Orix de Japón; el chino Kun Chen, jugador de la liga de esa nación; José Reyes, torpedero dominicano, con 14 torneos en la MLB, hoy en los Mets de Nueva York, y el que es considerado por muchos como uno de los mejores bateadores de la pelota cubana, Frederich Cepeda, han tenido acción en las tres citas precedentes.

Aunque mayor participación es proporcional a más edad, no debe confundirse a estos precursores con abuelos. En todo caso, por su calidad y los atributos de la mayoría, habría que llamarles superabuelos.

Perez jugara con Monterrey esta campaña

felix_perez

 

Por Yusseff Diaz

El toletero pinero Félix Perez jugara esta temporada con los Sultanes de Monterrey. El jardinero no es un extraño al equipo, Perez jugo con el equipo las ultimas dos temporadas y fue al juego de estrellas de la LMB la ultima campaña.

La readquisición de Perez, quien es un veterano de los circuitos caribeños ,es un fichaje formidable. En sus dos temporadas anteriores con el equipo el toletero ha disparado 34 vuelacercas, 34 dobles, 123 remolcadas, y un promedio de .313. Sus líneas ofensivas se ven así .391/.571/.961. Sus presencia en la alienación le trae un bate potente y un posible candidato para el JMV al elenco azteca.

17-2-682x351

En la primera mitad de la temporada pasada, el antillano estaba en paso para estar en consideración para el JMV cuando bateo .315 con 14 jonrones y 53 remolcadas. Esa primera mitad lo hizo caer en la mira de las Aguilas de Rakuten. El equipo de la tierra del sol naciente contrato a Perez por el resto de la temporada nipona y el antillano bateo .239 con 5 cuadrangulares y 15 empujadas en 24 juegos.

Con la presencia de Perez, Zoilo Almonte, y Chris Roberson, los Sultanes tienen unos de los jardines mas talentosos de la LMB.

Los buscadores de talento observan al cubano Luis Robert

16997667_10212306828451715_8413464029730449300_n.jpg

Fotos por Jesse Sánchez
Por Jesse Sánchez 

Luis Robert es “el mejor jugador del planeta, y eso no es exageración”: buscador de talento

El adolescente cubano de 19 años Luis Robert surge como el pelotero más intrigante y talentoso en el mercado internacional, señala el columnista de MLB Jesse Sánchez.

¿Qué tan bueno es Robert?, pregunta Sánchez en artículo publicado por MLB.com.

Afirma que un director de buscadores de talento internacional de la Liga Americana describió a Robert como “el mejor jugador del planeta, y eso no es exageración”.

Luis Robert Moirant, de 19 años, conocido en los círculos internacionales de béisbol como Luis Robert, es un jardinero cubano de 6 pies y 3 libras de Cuba que supuestamente debía reemplazar al infielder de Houston Yulieski Gurriel como cara de béisbol en Cuba. Pero Robert desertó de la isla en noviembre para seguir su sueño de la Liga Mayor. Ahora, el adolescente ha surgido como la perspectiva más intrigante y talentosa en el mercado internacional, destaca Sánchez en su artículo.

¿Qué tan bueno es Robert? Un director de buscadores de talento internacional de la Liga Americana describió a Robert como “el mejor jugador del planeta, y eso no es exageración”.

Robert jugó en la liga para menores de 16 años con 14 años de edad, en la que conectó para .383, mientras en la COPABE (Juegos Panamericanos de 2014) bateó 4 cuadrangulares.

Cuando jugó para Ciego de Ávila en la Serie Nacional de Cuba, la primera división de la isla, Robert bateó .393 con 12 jonrones y 11 bases robadas la temporada pasada. También formó parte del equipo cubano que jugó contra la Liga Canadiense-Americana el verano pasado. La gira de 19 juegos incluyó paradas en Little Falls, N.J., y Pomona, N.Y.

16806792_10212306828411714_4810875984343421_n

Robert ha establecido residencia en Haití, el primer paso para convertirse en un agente libre, pero no ha sido declarado agente libre y aún no es elegible para firmar con un club de Grandes Ligas, indicó Sánchez.

Por ahora, Robert espera y trabaja en un ambiente pacífico. Va al gimnasio cinco días a la semana.

“Siempre he estado en una posición en la que era el más joven o tratando de probarme, así que esto no será diferente de lo que he hecho antes, estoy listo para el desafío”, señaló Robert.
Jesse Sánchez, escribe para MLB.com desde 2001.

Tomado de Martinoticias

El cubano José Adolis García podría debutar este año en Grandes Ligas

JUPITER, Florida — El recién fichado jardinero cubano José Adolis García todavía no ha jugado en la Liga de la Toronja tras firmar un contrato de ligas menores, pero el gerente general de los Cardenales, John Mozeliak, cree que podría estar en las mayores esta misma temporada.

“En cuanto a su talento, creo que podría describirlo como un pelotero de cinco herramientas. Desde el punto de vista defensivo, supera el promedio, y desde un punto de vista de ofensiva, creo que podría tener algo de poder”, dijo Mozeliak.

San Luis anunció el viernes el pacto con García, quien cumple 24 años la próxima semana, aunque no dio detalles. Invitado a los campos de entrenamiento sin un puesto en el roster, el guardabosque estaba en las instalaciones de los Cardenales el sábado por la mañana, horas antes del primer partido de pretemporada de los Cardenales ante Miami.

García fue elegido Jugador Más Valioso de la Serie Nacional de Cuba en 2016, cuando bateó .319, con 14 jonrones y 71 remolcadas en 81 partidos.

Después de una breve etapa en Japón con los Yomiuri Giants, Grandes Ligas lo declaró agente libre en diciembre.

“Obviamente hubo otras ofertas y hubo otros equipos interesados, pero elegí a San Luis por la tradición que tiene, porque es una organización maravillosa y sabía que me sentiría a gusto con el equipo”, dijo García.

Aunque García se entrenó con los Cardenales el sábado, no podrá jugar en partido hasta que regrese a su residencia actual, en Haití, para recibir una visa de trabajo. Ese trámite debe demorar varias semanas.

El manager Mike Matheny todavía no conoce bien a su nuevo jugador, pero está ansioso por verlo más de cerca.

“Tiene tremendo físico”, comentó.

Aunque se desempeña principalmente como guardabosque central, García puede jugar en las tres posiciones en los jardines.

García es el hermano menor de Adonis García, quien bateó .273 y conectó 14 cuadrangulares con los Bravos de Atlanta la temporada pasada.

“Mi hermano ha sido mi ejemplo y es la meta que quiero alcanzar”, dijo Adolis.

El oriundo de Ciego de Avila jugó con la selección cubana en los Juegos Panamericanos de 2015 en Toronto, y uno de sus tres jonrones en el torneo ayudaron a Cuba a vencer a Puerto Rico en el partido por la medalla de bronce.

Major League Cuban, el béisbol como espejo del alma de la isla

 

​¿Despaigne o Pestano? ¿Quién tiene la razón?

Por: Joaquín Colina 


Por estos días se habla insistentemente del Clásico Mundial, y de la posibilidad de un equipo Cuba con los que están de uno y otro lado del charco. Alfredo Despaigne, la estrella en activo, se declara partidario de las conversaciones que se sostienen con la MLB. Ariel Pestano, la estrella en el retiro, dice ser adversario de esa idea porque limitaría las opciones de los jugadores que han permanecido en el país.

Llueven los criterios. Y es cierto: sería muy difícil derrotar a una escuadra como la que podríamos presentar a comienzos de marzo, en caso de que se pudiera echar mano de los peloteros en las Grandes Ligas. Pero tampoco es un error pensar que, de convocarse a los bigleaguers, prácticamente ninguno de los hombres que juegan la Serie Nacional haría el grado.
Imagínese. ¿Qué podría Frank Camilo Morejón ante la fuerza destructiva de Yasmani Grandal? ¿Qué aportaría el paracortos Alexander Ayala en competencia contra José Iglesias o Adeiny Echevarría, probados en los diamantes del mejor béisbol del mundo? ¿Existen posibilidades titulares para un inicialista que no sea José Dariel Abreu ? ¿Quién que no sea Yunel Escobar se encargaría de la tercera almohada?
Y en el outfield, más de lo mismo. Leonys Martín, Yoenis Céspedes, Yasmani Tomás, Yasiel Puig , Jorge Soler…, limitan con tendencia a cero las posibilidades del talento que aún permanece en Cuba. ¿Y Despaigne? ¿Podría Despaigne apropiarse de la plaza de toletero designado? En el momento justo de escribir estas líneas, no lo creo. El motivo es que existe un tal Kendry Morales.
La suplencia del cuadro y los jardines tampoco deja brechas para “los de acá”, de manera que habría que irse hasta el pitcheo en el afán de hallarles un espacio. Quizás Liván Moinelo, por talentoso y zurdo, quepa entre los relevistas. Acaso haya lugar para Lázaro Blanco, Raidel Martínez o Vladimir García. Y hasta ahí, porque tiene que haber pasaportes en los bolsillos de Raisel Iglesias, Odrisamer Despaigne, Roenis Elías, Dalier Hinojosa, Ariel Miranda, Armando Rivero, Gerardo Concepción, Hassán Pena y, por supuesto, Aroldis Chapman.
Definitivamente –punto para Despaigne-, hasta los trabucos de Estados Unidos y República Dominicana pasarían las de Caín a la hora de jugar contra este equipo Cuba, cuya vitola de favorito no la pondría en duda nadie en su sano juicio. Pero también es innegable –punto para Pestano- que la novena de las cuatro letras sería casi exclusivamente conformada por los jugadores que no sudan en los partidos diurnos, ni venden latas de refrescos para sobrevivir, ni remiendan los spikes, ni ganan 40 escasos CUC mensuales.
Dos posturas encontradas frente a un mismo dilema. ¿Ganar con las estrellas en el exterior o recompensar a los atletas que persisten en el torneo doméstico? De modo personal, yo me quedo con la posición de Alfredo Despaigne, aunque creo entender esencialmente la controversial opinión de Ariel Pestano.

Último minuto: Cae Cuba ante Korea en juego de preparación para el Clásico

Fotos por Yuhki Ohboshi 

Por Gabo Galano

Carlos Martí lo definió con su habitual pragmatismo: «Corea del Sur resultó superior en todos los aspectos, nuestro pitcheo no estuvo efectivo y la defensa tampoco mostró el nivel que posee».

El director del equipo Cuba de béisbol resumió así lo enseñado por sus alumnos en duelo preparatorio rumbo al Clásico Mundial perdido una carrera por seis en el majestuoso Gocheok Sky Dome, donde los de casa pegaron 11 incogibles y dominaron desde el box a base de cinco hombres.

La dotación de la isla abrió con el derecho Yosvani Torres y salió debajo desde el mismo acto inicial cuando Dae Ho Lee empujó con sencillo a Tae Kyun Kim, llegado a segunda por doble al centro.

El martirio volvió en el capítulo siguiente para el aperturista caribeño, pues Kioung Min Hur le dio jit al izquierdo, Jae Ho Kim se embazó por boleto y Byung Hun Min soltó cohete por el derecho para enviarle a las duchas.

El zurdo Yoanni Yera no pudo impedir que Tae Kyun Kim le conectara indetenible al bosque central y la pizarra reflejó un 3-0 que pesó toneladas.

El propio Yera asimiló otra en el tercer episodio, fletada por jit de Tae Kyun Kim, y las dos restantes fueron a la cuenta de Noelvis Entenza, una en el quinto y otra en el sexto, esa por jonrón de Ah Seop Pen.

La única alegría antillana llegó igualmente en el inning seis gracias a sencillos de Roel Santos, Frederich Cepeda y Alfredo Despaigne a costa del diestro Dae Eun Rhee, tercer anfitrión subido al box.

El iniciador fue el zurdo Won Jun Chang, quien laboró durante cuatro entradas, toleró tres jits, dio par de ponches y se agenció el crédito personal.

Aunque no costaron carreras Cuba pifió tres veces, por una sus oponentes, y bateó otras tantas para doble matanza, con un aporte per cápita de Cepeda, Despaigne y William Saavedra, responsables de los puestos del tercero al quinto.

Sin embargo fue positivo que Cepeda y Despaigne tributaran par de jits cada uno para secundar a un Santos que se consolidó en excelente forma al producir de 4-3, con par de “torpedos” frente a siniestros.

«Ha sido muy importante trabajar física y mentalmente para cumplir con mi función como primer bate, que disfruto mucho, sin que importe si el lanzador es zurdo o derecho», dijo.

«Creo que lo mostrado en la Serie del Caribe y aquí es el fruto de ese esfuerzo, pero lo más importante es lo que está por venir, y ese es el sentir de todo el equipo», añadió.

Mañana se repetirá la porfía entre cubanos y surcoreanos, y los primeros contarán con el descanso no acumulado este sábado, cuando salieron al terreno solo horas después de llegar a Seúl tras largo traslado desde China Taipei con escala en Hong Kong.

LA ACTUACIÓN DE LOS CUBANOS

A la ofensiva:

Roel Santos (cf) de 4-3, Yordan Manduley (ss) de 4-0, Frederich Cepeda (bd) de 4-2, Alfredo Despaigne (lf) de 4-2/1 impulsada, William Saavedra (1b) de 4-0, Yosvani Alarcón (c) de 4-1, Yurisbel Gracial (3b) de 4-0, Carlos Benítez (2b) de 3-0 y Yoelkis Céspedes (rf) de 3-1.

.

Los lanzadores:

Yosvani Torres: Un inning y dos tercios, 11 bateadores enfrentados, tres carreras y cuatro jits permitidos (dos dobles), y tres bases por bolas.

Yoannis Yera: Un inning y un tercio, 11 bateadores enfrentados, una carrera y tres jits permitidos, dos ponches y dos bases por bolas.

Noelvis Entenza: Tres innings y un tercio, 12 bateadores enfrentados, dos carreras y cuatro jits permitidos (triple y jonrón), y un pelotazo.

Leandro Martínez: Un inning y dos tercios, seis bateadores enfrentados, no admitió jit y dio un boleto.

EL RESULTADO

CUB 0 0 0 0 0 1 0 0  0  1 9 3

KOR 1 2 1 1 1 0 0 0  x  6 11 1

Ganó: Won Jun Chang

Perdió: Yosvani Torres