Crónica de una muerte anunciada…con permiso del Gabo

 

Terminó la historia para el Villa Clara en la 56 Serie Nacional de Béisbol. Puede ser tercera o cuarta, en dependencia del play off entre Matanzas y Granma.

dainier-galvez-y-michael-gonzalez.jpg

El pinero Dainier Gálvez (segunda base), un refuerzo tardío pero importante para Ciego de Ávila. En el sexto juego también se vistió de jonronero. (Foto: Osvaldo Gutiérrez GómezACN-Ciego de Ávila)
Por Mayli Estévez Pérez
 

Sección Desde el estadio, en el José Ramón Cepero, Ciego de Ávila.Pudiera empezar diciendo, que sí, en efecto, el juego decisivo fue el quinto. ¿Por qué? Lanzaba la primera carta del pitcheo naranja, Freddy Asiel Álvarez (quién no aportó un triunfo en esta postemporada), y por demás en casa. Por supuesto, llegar a patio ajeno sin pitcheo, era lo que titulo hoy, la crónica de una muerte anunciada. El as de la rotación villaclareña ni siquiera acompañó a los suyos en su último peregrinaje.

Por el contrario, Yosvani Torres —pinareño— se envalentonaba y pedía la pelota para abrir en el «Cepero». Él sabía que no estaba preparado, aunque luego de la derrota diría: «Yo me sentía bien, en buena forma, aunque no me han salido bien las cosas. Esto es así, es complicado a veces cuando no quieren salirte las cosas, fue un asunto de falta de concentración. Estaba dispuesto a todo por el equipo». Dos horas antes del partido, me enteraba, preferí morir con un valiente.

Yosvani Torres, pitcher de Pinar del Río, refuerzo de Villa Clara.
Yosvani Torres no pudo triunfar en el play off sefimifinal como refuerzo de Villa Clara, y se fue del play off sin su victoria 100 en series nacionales. (Foto: Osvaldo Gutiérrez Gómez/ACN-Ciego de Ávila)

La opción primera era el también pinareño Yaifredo Domínguez, quien salió de relevo, cuando a Torres le superó el lógico agotamiento. Domínguez duró un suspiro, en lo que fue —para esta reportera— la peor elección de refuerzos que haría el mentor Vladimir Hernández. Sí, por encima del vilipendiado Reinier León, quien en un final aportó más a la causa naranja.

Luego de Domínguez, el santiaguero Bisset aguantó lo que pudo, había sido muy efectivo en el cuarto juego, pedirle que lo fuera en el sexto era demasiado. Sumado a esto, el indómito tenía hasta su hija enferma en Santiago.

Alberto Bisset y Alexander Malleta, refuerzos del equipo Villa Clara.
Alberto Bisset tuvo una gran salida en el «Sandino». En el sexto juego —aun con problemas familiares—, el santiaguero lanzó por los anaranjados. (Foto: Osvaldo Gutiérrez Gómez/ACN-Ciego de Ávila)

Cuando los Tigres festejaban en su patio, y los fuegos artificiales hacían parte del paisaje nocturno de la capital avileña, Bisset solo tenía palabras de elogio para el Villa Clara: «No estuve mucho tiempo con ellos, pero sentí todo su apoyo. Tuve una actuación buena o mala, no sé como la califican, pero Villa Clara es un gran equipo, solo que los mejores pitchers de nosotros no pudieron aspirar a una victoria».

Julio Pablo Martínez, guantanamero, refuerzo de Ciego de Ávila.
Los avileños batearon 14 jits frente al pitcheo de Villa Clara, entre ellos, el jonrón del refuerzo guantanamero Julio Pablo Martínez. (Foto: Osvaldo Gutiérrez Gómez/ACN-Villa Clara)

Y esa frase rodó de boca en boca, el mismísimo Yeniet Pérez, en entredicho por la afición naranja, por aportar a los avileños hace dos años y no así con los naranjas hoy, así dijo: «Eran las principales cartas de nosotros, no pudieron; tampoco pude yo a la ofensiva, aunque ya sé que el pueblo de Villa Clara pensaba que yo estaba con Ciego. Pero no, yo estuve haciendo mi trabajo. No pude batear, ellos tienen un gran pitcheo. Siempre con el equipo que esté voy a dar el máximo. No me gustó nada ese rumor», dijo el antesalista villaclareño. Apunto —lo dijo a punto de llorar.

Vladimir Hernández, concluiría: «Entré a la 56 Serie con un poquito de más experiencia. El juego diario te aporta muchas cosas. El objetivo primero fue quedar entre los seis y luego entre los cuatro, y logrando esto, siempre de tercer lugar. Para mí es un buen trabajo y me siento contento. Caímos con un mejor equipo, el campeón actual de Cuba».

Sexto juego Villa Clara-Ciego de Ávila.
El equipo Villa Clara cuenta con figuras jóvenes, como Norel González, con las que deberá trabajar con vistas a la 57 Serie Nacional de Béisbol. (Foto: Osvaldo Gutiérrez Gómez/ACN-Ciego de Ávila)

Fue un buen play off, más allá de los marcadores desbalanceados a favor de Ciego, en algunas ocasiones. Se llegó a un sexto juego cuando luego de la presentación inicial, todo indicaba que sería cuestión de cuatro partidos. Villa Clara hizo su esfuerzo. A la hora de los mameyes muy pocos respondieron, y esa, era la hora. ¡Hasta la 57!

Siverio y Lazo escogidos como refuerzos en la semifinal de la LVBP

BeFunky Collage.jpg

 

Por Yusseff Diaz

Los zurdos antillanos Misael Siverio y Raudel Lazo han sido seleccionado por los Tiburones de la Guiara(Lazo) y las Aguilas de Zulia(Siverio) en el sorteo de refuerzos de la LVBP. Los dos serpentineros han lanzado pelota excepcional este invierno por los Tigres de Aragua.

Siverio quien vino de la Liga Mexicana del Pacifico como refuerzo para los felinos este invierno, no permitió una carrera limpia en sus dos salidas con Aragua en la postemporada. En 10.2 entradas con el equipo  tuvo un record de 1-0 y solamente tolero 8 imparables, mientras poncho 9 bateadores. El zurdo también tuvo un WHIP de 0.75 y bateadores tuvieron un promedio de bateo de .200 en su contra. Esta adquisición sin dudas refuerza el picheo de Zulia y les da un lanzador zurdo dominante a su rotación.

Lazo sin dudas ha sido el relevista zurdo mas dominante del torneo invernal bolivariano. En 22.1 entradas lanzada el pinareño tiene un record de 1-0, una PCL de 1.21, poncho 23 bateadores, y  un WHIP de 1.03. También bateadores solamente batearon .195 en su contra. Ozzie Guillen ha adquirido una pieza clave para su picheo y fortalecido su bullpen a la misma vez, con la selección de Lazo.

 

Del paraíso al infierno

Matanzas-equipo.jpg
Autor: 

BAYAMO.— Cerca de las tres de la tarde me alejé del Mártires de Barbados, a tomarle el pulso a una ciudad que, rompiendo su rutina, estaba en silencio y muy pocos caminaban por las calles. «Ya está perdiendo Granma, 4-0, con jonrón y todo de los matanceros», me dijo algo resignado Dagoberto, un zapatero de más de 50 años que seguía el partido por un pequeño radio.

Y en efecto, cuando me acercaba al feudo de los Alazanes tras perderme solo un par de capítulos, el único sonido era el de la persistente conga yumurina, delirante en una pequeña zona de las gradas por la banda izquierda, donde rápidamente supe todo lo que había sucedido.

«En el primer lanzamiento Stayler Hernández dio un jonronazo, y enseguida Ariel Sánchez metió doble, los zurdos le batearon duro desde el principio a Yoalkis Cruz y después siguió la fiesta con Saavedra, Gracial y Torriente», me relató un peñista entre la algarabía incesante por la ventaja de 4-0 en la pizarra.

«Necesitábamos marcarles antes, no podíamos jugar parejo o dejarlos tomar la iniciativa, porque se envalentonan. Ya con la pizarra abierta ellos buscan tirarle más a la bola, justo lo que pretendemos, que se vayan detrás de la pelota», precisó Víctor Mesa.

Vital en la embestida de los Cocodrilos fue la producción del capitalino Juan Carlos Torriente, quien remolcó cuatro (lleva siete en los dos últimos choques) y brilló con el guante. «Estoy muy ajustado al bate, he conectado sólido. Lo importante es que ganamos y dimos una buena imagen colectivamente, vamos a darlo todo para terminar en el primer juego en Matanzas», dijo el habanero.

También aportaron Gracial y Jefferson Delgado con el madero, pero defendiendo la parte izquierda del infield volvieron a fallar y ya suman cinco errores en el play off, más otras pifias mentales que no se reflejan en los libros. «Sabemos el problema de Gracial, por eso se valoró en algún momento pedir un torpedero, pero necesitábamos los lanzadores. Se ha visto aquí, Frank Medina y Liván Moinelo han sido claves, y volverán a serlo de cara al próximo partido, solo intercambiarán el orden», argumentó el timonel de los Cocodrilos.

En el día de su cumpleaños, Frank Montieth lanzaba bastante cómodo, pero una molestia lo sacó del box, dando paso a Medina, quien otra vez, como en el segundo duelo, mostró sus cualidades apoyado en el control y la combinación de su repertorio.

Siempre hubo margen para un descomunal jonrón de Alfredo Despaigne por el jardín central, directo a la pizarra y metió un poco el diablo en el cuerpo al alto mando de Cocodrilos, pero el apagafuegos pinareño mantuvo la calma y continuó sacando outs hasta el octavo, cuando entregó el batón para el cierre hermético de Moinelo.

Con este triunfo, Matanzas viaja a su patio delante 3-2 en la semifinal, escenario inmejorable teniendo en cuenta que fueron apabullados el domingo. Ellos ya vivieron un idilio en Bayamo el 25 de diciembre, cuando superaron los 66 triunfos rompieron el récord de victorias en un campeonato de 90 partidos.

En cambio, los Alazanes estaban en el paraíso el lunes tras su segunda victoria, pero después han hecho un lento y tortuoso viaje al infierno, tras permitir 22 carreras en dos choques, y cometer siete errores en el último duelo. Solo saldrán del agujero si vencen en par de ocasiones consecutivas a los yumurinos en el Victoria de Girón.

Para el sábado (4:00 p.m.), el mentor granmense Carlos Martí confirmó a Noelvis Entenza, quien se medirá a Jonder Martínez.

ANOTACIÓN POR ENTRADAS

M. DE BARBADOS

C

H

E

MTZ

400 030 222

13

12

3

GRA

001 020 000

3

  7

7

G: Frank Luis Medina (2-1). P: Yoalkis Cruz (10-9). Jrs: Stayler Hernández y Alfredo Despaigne.

J. R. CEPERO

C

H

E

VCL

000 200 100

3 

  8

1

CAV

121 401 00x

9

14

1

G: Bladimir Baños (8-4). P: Yosvany Torres (7-8). Jrs: Dainier Gálvez y Julio Pablo Martínez.

Yosvani Alarcón: “el 2017 será mucho mejor”


Por Orlando Cruz , periodista de Tunas Visión y Radio Victoria,

El mejor receptor de la pelota cubana, Yosvani Alarcón Tardío, se alista en el estadio Julio Antonio Mella y en el gimnasio, en espera que culmine la sanción de un año que le fue impuesta, tras la reyerta con el lanzador matancero, Alexander Rodríguez, en la actual Serie nacional de béisbol.

“Estoy cumpliendo con mucho dolor la sanción, pero no me siento derrotado, por eso salgo cada día al terreno a entrenar, con la mente puesta, que el año 2017 será mucho mejor”.

¿Pero el 2016 iba marchando muy bien?

“Me sentía en perfectas condiciones, en el cierre de la pasada temporada que comenzó en este año, terminé con Las Tunas en alto y ya en esta temporada iba por seis cuadrangulares. Desde que arrancamos tenía en la mente la Serie del Caribe y el cuarto Clásico Mundial”.

¿Cómo te sientes al recibir tanto apoyo de la afición y hasta de los medios de prensa?

“Muy contento eso me da muchas fuerzas para seguir adelante y a la vez, mucha pena porque me han demostrado cuanto siguen mi carrera y yo los he defraudado. Fue un grave error el que cometí, del cual me arrepiento y trataré de revertir. Cuando me incorpore daré el extra de mí, por las personas que me quieren en todo el país y por mi pueblo tunero”.

Muchos creen que tu salida del equipo fue la causante de que Los Leñadores, no clasificaran a la siguiente fase.

“Es cierto, el equipo se desestabilizó un poco tras mi salida. Soy el capitán y siempre trato de halar a los muchachos, pero ellos podían obtener esa clasificación. Yo no jugué, pero siempre estuve con ellos apoyándolos. Hice todos los viajes a los partidos, aunque al final no se pudo. Así es el béisbol”.

La sanción no te permite jugar con el equipo cubano en los eventos internacionales, ¿para qué entrenas ahora?

“Me preparo para jugar con mi equipo de Jobabo en la Serie Provincial, que arrancará el día 21 de enero. Ese equipo es mi vida porque fue el primero que me abrió los brazos cuando comencé en la pelota y fue el que me permitió soñar”.

Yoan Moncada impresiona en su primer minicampamento con Chicago

Yoan Moncada impresiona en su primer minicampamento con Chicago

GLENDALE, Arizona – Si a los fanáticos les hubiesen permitido entrar a ver a los bateadores de los White Sox que participaron el minicampamento del club, que terminará el jueves en Camelback Ranch, lo más probable es que el cubano Yoan Moncada se hubiese llevado su primera ovación como miembro de su nuevo equipo.

La práctica de bateo terminó siendo una impresionante exhibición de este ambidextro de 21 años con cuerpo de jugador de fútbol americano. Bateando a la zurda, Moncada mandó un par de envíos hacia el jardín izquierdo. Siguió con un palazo sobre la cerca por el jardín central de uno de los campos traseros del complejo, que dentro de poco más de cinco semanas servirá de sede de los entrenamientos primaverales de Chicago.

“Yo me describiría a mí mismo como un bateador de poder porque ahora tengo más fuerza”, le dijo Moncada a MLB.com después de la práctica. “Me gusta mucho darle a la bola hacia todo el terreno.

“Obviamente es alguien muy fuerte”, dijo Chris Getz, director de desarrollo de jugadores de los White Sox. “Tiene el cuerpo de un atleta fornido. El hecho de que sea ambidextro, que tenga poder y habilidad para batear te hace pensar que su potencial es ilimitado”.

Esas palabras son música para los oídos de los aficionados del equipo.

Moncada está ubicado como el prospecto número 1 de todo el béisbol, de acuerdo con MLBPipeline.com. El cambio que lo trajo desde los Medias Rojas, que lo firmaron en un principio por un bono récord de US$31.5 millones, dejó perplejos a los seguidores de los White Sox, aunque ello hubiese resultado en la partida del as Chris Sale. Ahora, el talentoso infielder es visto extraoficialmente como la pieza central del proceso de reconstrucción del club.

Este minicampamento para bateadores le dio a Moncada la oportunidad de compartir con algunos de sus nuevos compañeros, pues cuando se produjo el cambio estaba medio de un viaje fuera del país.

“No me lo esperaba. Pensé que me iba a quedar en Boston mucho tiempo”, dijo Moncada. “Pero ahí es cuando te das cuenta de que esto es un negocio. Ahora tengo la oportunidad de jugar con este equipo y hacer cosas grandiosas aquí.

“Las conversaciones con él han ido muy bien. Es un muchacho muy maduro, con buen juicio”, dijo el manager de Chicago, Rick Rentería, refiriéndose a Moncada. “Puedes ver que tiene el talento físico, de eso no hay dudas. Obviamente todos en la organización esperamos que sea una parte muy importante del futuro de los White Sox”.

Aunque Moncada no había bateado por un buen tiempo, Rentería quedó impresionado con lo mostrado por el cubano. El joven bateó .211 en 20 visitas al plato con los Medias Rojas la temporada pasada tras ligar para .294 con 15 jonrones, 31 dobles, seis triples, 62 empujadas y 45 bases robadas en dos sucursales de las menores.

La velocidad es parte importante del juego de Moncada, quien señaló que le gusta tocar la pelota, aunque no haya podido hacerlo mucho desde que llegó a los Estados Unidos. Esta temporada muerta ha estado muy ocupado entre el canje y una visita a Cuba en diciembre, la primera desde que llegó a radicarse en los Estados Unidos. Allá tuvo la oportunidad de ver a sus padres por primera vez en dos años.

Que sus padres, Manuel Moncada y María Caridad, puedan unírsele en los Estados Unidos y verlo jugar es un sueño para Moncada. Para los fanáticos del sur de Chicago, contar con Moncada es también un sueño.

“Estará en el campo de entrenamientos de Grandes Ligas; competirá por un puesto y a partir de allí iremos viendo”, dijo Getz. “Tiene una personalidad muy divertida y sabe de béisbol. Te puedes dar cuenta de ello después de las pocas conversaciones que he tenido con él. Será divertido.

“Sin duda alguna, nos ha impresionado”.

Grandes Ligas observa al prospecto cubano Luis Robert Moirán

583280389_1280x720

 

Por Martinoticias

El pelotero cubano Luis Robert Moirán, de 19 años, bateó el año pasado para .286 con el equipo nacional, en la serie Canadian-American Association (CAMA).

Uno de los mejores prospectos cubanos, Luis Robert Moirán, abandonó su patria en noviembre de 2016, según Ben Badler, escritor de la revista especializada Baseball America.

El paradero de Moirán no se menciona en el informe, que indica que el pelotero de 19 años estaría sosteniendo conversaciones con las Grandes Ligas.

Luis Robert jugó con los Tigres de Ciego de Ávila, entre 2013 y 2015. El primer año conectó para un pobre .125 (3 hits en 24 turnos); en 2014 para .244; en 2015 para .305; y en 2016 para .286 con el equipo nacional, en la serie Canadian-American Association (CAMA).

Por su corta edad y sus cuatro temporadas, Moirán clasificaría como agente libre con restricciones, lo que obligaría al equipo de Grandes Ligas que lo firme a pagar una multa por sobrepasar el dinero asignado para pactos internacionales.

El 2 de julio comenzará el período de firmas internacionales en las Grandes Ligas.

“Un jugador internacional puede firmar con un equipo de Grandes Ligas entre el 2 de julio y el 15 de junio del año siguiente si tiene 17 años o si cumplirá los 17 al final de la primera temporada de su contrato. Además, cualquier prospecto que ya tenga 17, que no resida en los Estados Unidos, Canadá ni Puerto Rico y que no se haya inscrito en una escuela secundaria ni universidad en EEUU, Canadá ni P.R. en el año anterior puede firmar durante ese período”, señala MLB.com.

Si Luis Robert es autorizado a firmar antes de que finalice el período de firmas, tendría mayores opciones.

Eso abriría la puerta a los clubes que ya han superado sus límites monetarios: los Astros, Atléticos, Bravos, Cardenales, Nacionales, Padres y Rojos, señala Badler en su escrito.

El crucial sexto juego

 

Yaifredo Domínguez
Por Osvaldo Rojas Garay

El equipo de Villa Clara tendrá este miércoles su juego más difícil de la postemporada, pues se trata de un partido de vida o muerte, después que los Tigres de Ciego de Ávila tomaron la delantera, 3 victorias a 2, con su triunfo del lunes en el estadio Sandino.

No solo por estar contra la pared, obligado a ganar para mantenerse en la pugna por el avance a la disputa del título, constituye un gran reto el sexto desafío en el “José Ramón Cepero”, sino también porque los anaranjados deberán asumir la titánica tarea sin ninguno de sus tres principales tiradores en la lomita.

Es cierto que Freddy Asiel Álvarez y  Yosvani Torres no han aportado éxitos en el play off a la causa villaclareña, pero aún así la presencia de ellos en el box siempre ofrece un buen por ciento de esperanzas de victoria.

Pocas horas antes de marchar hacia la tierra de la piña dialogamos con el mentor Vladimir Hernández Solás y ratificó a Yaifredo Domínguez Pérez como el abridor en el decisivo choque para los quíntuples monarcas nacionales.

El refuerzo pinareño no ha sido ni la sombra del lanzador que en la campaña de 2015-2016 aportó nueve éxitos con solo tres reveses a la representación de la más occidental de nuestras provincias.

En la fase clasificatoria de la actual contienda ingresó en la nómina anaranjada con 0 y 5 y apenas contribuyó con 2 y 5 a la labor del equipo en la segunda ronda, por lo que culminó igualado con Dairon Riera en el casillero de más derrotas en la 56 Serie Nacional de Béisbol, con 10.

Aunque en la pelota a veces la historia cambia de golpe, ahí tienen lo ocurrido en el quinto juego. Freddy Asiel exhibía balance de 3 y 0 contra los felinos en topes de play off en el Sandino, mientras que Vladimir García había caído en sus cuatro decisiones. Así, con el desenlace el derecho de Sierra Morena hizo una cruz en el casillero de las derrotas y el Cañón de la Trocha marcó la suya en el departamento de las victorias.

De poder rebasar la gran prueba del miércoles, las cosas se vislumbran mejor para un séptimo desafío en el que Vladimir Hernández anunció que dependería de Alain Sánchez, de brillante actuación en el tercer partido, y tendría listo también a Yosvani Torres.

Lamentablemente el conjunto de Villa Clara no hizo su tarea en la carretera, pues sucumbió en sus dos encuentros en el cuartel general de la manada de Roger Machado. De allí debió regresar con una división de honores.

En el Sandino funcionó más la lógica, salieron airosos en dos de los tres enfrentamientos, pero los Tigres también hicieron lo que les tocaba, ganar al menos un choque y así regresar a sus predios para tratar de dar la mordida mortal.

Descontando los play off de 1986 y 1987 cuando existía el formato de todos contra todos a dos vueltas, los villaclareños han arribado en dieciocho ocasiones a la realización de un sexto partido, en los cuales acumulan saldo parejo de 9 y 9.

En cuatro oportunidades llegaron con idéntico guarismo al de ahora, es decir, 2 y 3 y solamente pudieron remontarlo una vez frente a Santiago de Cuba en el 2004, ocasión en que incluso estuvieron debajo 1 a 3 y concluyeron llevándose el éxito 4 a 3, para acceder a la discusión de la corona contra Industriales.

Frente a los azules arribaron al Sandino perdiendo 2-3 y cedieron en la lucha por el banderín, 2-4, en 1996. De igual modo sucumbieron ante los sorprendentes Cachorros de Holguín en el 2002 y la aplanadora de Santiago de Cuba en el 2008.