José Fernández, va a ser muy difícil que Miami lo olvide

POR JORGE EBRO

Todavía en el espejo de la casa en Tampa aparece el número 99 y Ramón Jiménez espera que no sea borrado nunca. De hecho, contempla enmarcarlo en un cristal para que el tiempo no se ensañe con los trazos de su hijo.

El 99 lo escribió José Delfín Fernández cuando era apenas un adolescente y el sueño de las Grandes Ligas aparecía como algo lejano. Pocos sabían que se trataba de una convicción, de una meta autoimpuesta que algún día iba a conquistar.

“Cuando él empezaba el preuniversitario, escribió ese número en el espejo para cuando se levantara cada mañana, cada vez que se mirara o se peinara, recordara la cantidad de millas que quería alcanzar con su velocidad”, expresó Jiménez, quien si bien no era el padre biológico de Fernández, actuó como tal. “Tengo que cuidarlo para que ahora me sirva de recuerdo a mí”.

Fernández alcanzó su 99 y fue mucho más allá en su corta carrera de Grandes Ligas, y cada 25 de septiembre bien puede servir de reflexión de todo aquello prometedor y luminoso que se esfumó antes de tiempo. Su muerte en un accidente marítimo junto con dos jóvenes, Emilio Macías y Eduardo Rivero, tiene evidentes rasgos de medida cautelar, pero su trayectoria debe servir de ejemplo a quienes se imponen un propósito.

Pocos saben que al llegar a Tampa, luego de cuatro intentos de fuga, tenía problemas en su brazo de lanzar y le costaba trabajo escalar en el rango de las 80 millas por hora, pero su espíritu de competidor, unido a los consejos de su primer maestro en Estados Unidos, lo convirtieron en una celebridad en poco tiempo.

“Por aquellos días el escuchaba mi voz y los dos pusimos mucho empeño en superar muchos problemas, hasta que el talento y su determinación hicieron lo suyo”, explicó el prestigioso entrenador de pitcheo, Orlando Chinea. “Estos son días de mucho dolor para mí. José estuvo conmigo un tiempo que llevaré conmigo como si fuera un tesoro”.

Como la famosa frase falsamente atribuida a James Dean, Fernández vivió rápido, murió joven y dejó un cadáver bonito, tres elementos imprescindibles para la creación del mito a temprana edad. Su trayectoria resultó intensa; su caída en la oscuridad de la Bahía de Miami, controversial. Queda por ver cuánto más crece en la historia.

El brillo de Fernández no viene sin sombras, donde la valentía a prueba de balas y las malas decisiones se juntan en una danza complicada de entender, dónde se puede sentir el dolor de tres familias por las vidas cercenadas. Nada posee patente de perfección.

Va a ser muy difícil, sin embargo, que Miami olvide a Fernández. Sus contrastes y debilidades devuelven la figura humana, sus éxitos deportivos alimentan el fuego de la leyenda. Su personalidad parecía arrasar con todo, se imponía por encima del resto. Más grande que la vida misma.
Elegido en el Draft del 2011 por los Marlins, ganador del premio al Novato del Año en el 2013, operado de una Tommy John en el 2014, regreso triunfal en el 2015, muerte atroz en el 2016 a los 24 años de edad, un matrimonio casi secreto, padre de una niña que continuará el legado de su sangre… todo demasiado rápido, en un carrusel de pasmo.

Sin dejar de relatar el momento en que rescató a su madre a punto de ahogarse en uno de sus intentos de fuga. No puede haber mejor guión, ¿verdad? Los peces, tan malos en casi todo, creyeron haberse sacado la lotería con este chico de Villa Clara. Miami había encontrado a su hijo pródigo.

“Desde mi oficina en la Plaza Oeste del estadio, puedo ver todos los días el sitio donde se le recuerda”, apuntó Mike Hill, el presidente de operaciones de béisbol de los Marlins. “Pienso en él a menudo, en lo que representaba como persona y jugador. No sé si algún día podré sobreponerme a esta tragedia”.

Desde que se supo la muerte de Fernández, varios dentro de la oficina central de los Marlins recomendaron cambiar algunas piezas del núcleo del equipo. Ya no tenía sentido mantener lo que el lanzador cubano, y en segunda medida Giancarlo Stanton, mantenían unido y con sentido de futuro.

Familias de víctimas de accidente califican a José Fernández de ‘muy negligente’ y buscan compensación
Si el equipo se mantuvo intacto de una temporada a la otra fue por la testarudez del propietario Jeffrey Loria, quien adoraba al joven lanzador cubano y consideraba un sacrilegio hacer movimientos basados en su fallecimiento. Al final, los otros tenían razón.

“Ni en palabras ni en victorias se puede medir el impacto de su ausencia”, reconoció el torpedero Miguel Rojas. “Por supuesto que imaginamos qué hubiera sido de este grupo con José aquí. Estoy seguro que algo diferente habría sucedido, algo mejor. Pero qué podemos hacer, salvo honrar su memoria y recordarlo como era, con esa sonrisa que encandilaba y te daban más ganas de jugar”.

¿Qué habría sido de los Marlins en el 2017 con un Fernández en pleno desarrollo? Quizá no estaba destinado para terminar sus días de pelotero en Miami. Su agente Scott Boras y su enorme talento conspiraban contra esa idea, aunque alguna esperanza había por la relación especial con Loria y el precedente del contrato de Stanton.


Lo que si ha quedado claro es que sin Fernández el parque de La Pequeña Habana ha vuelto a sus días de abulia, a esa mediocridad rampante con un público fantasma que se cuenta en miles cuando en realidad son cientos. Ni los jonrones de Stanton obran el milagro de la multitud. Se acabó la fiesta, la algarabía y el fuego de aquellos días en que se corría la voz: “hoy lanza José”.


¿Qué será del legado de Fernández cuando ese tiempo borre el memorial improvisado en la Plaza Oeste. Ni para el Día Inaugural, ni para el Juego de las Estrellas hubo homenajes en su nombre, la estatua planeada por Loria es apenas un proyecto sin despegue –y criticado en ciertas esferas– por estos días. ¿Qué harán al respecto Derek Jeter y los nuevos propietarios?


Será interesante ver cómo evoluciona el sentimiento de la comunidad hacia Fernández, el héroe de la lomita, el comprometido con tantas causas nobles, el ídolo de los cubanos –tan faltos de ellos–; al lado de ese otro que revela el informe toxicológico, al que perdió el freno de sus últimas horas.


Jiménez, por su parte, sabe lo que quisiera hacer este 25 de septiembre. Mirar el número 99 en el espejo, salir de su casa y encerrarse en un cuarto de hotel para no hablar con nadie y pensar solo en José, en ese José que conoció de niño y al que ayudó a lograr sus sueños de Grandes Ligas y libertad.


“No hacen falta homenajes cuando lo que uno quiere se guarda en el corazón”, afirmó Jiménez, quien dentro de unos meses volverá a ser padre. “Para mí siempre será ese chico bueno que conocí de meses y al que nunca dejaré de querer. Este es un dolor que no va a ninguna parte”.

Cuatro cubanos dicen PRESENTE en Nicaragua.

Por: Yusseff Díaz.

Los Indios del Boer tendrán los servicios de cuatro cubanos este invierno. Los holguineros Lerys Aguilera y Maikel Cáceres, el guantanamero Dainer Moreira y el villaclareño Diosdani Castillo jugarán con el elenco capitalino esta campaña.

Cáceres militó con los Indios la campaña pasada y bateó .393 con 1 cuadrangular, 8 dobles, 2 triples, 19 remolcadas y tuvo líneas ofensivas de .457/.516/.973. El holguinero regresa con un bate explosivo y la habilidad de jugar en el cuadro y los jardines.

El antillano de 34 años también jugó en Venezuela con la Isla Margarita en el 2015-16 y bateó .371 en 41 juegos.

Castillo es un pitcher derecho que participó con la selección cubana en el Clásico Mundial de Béisbol del 2013. Además, participó en 7 Series Nacionales de Cuba, con el equipo de Villa Clara. En su carrera tiene marca de 23 triunfos, 14 derrotas y 25 juegos salvados, con efectividad de 0.62, producto de 23 carreras limpias permitidas en 333.2 innings lanzados, con 101 bases por bolas y 224 ponches. El año pasado jugó en México con los equipos Quintana Roo y Aguascalientes y tuvo un récord de 2-1 y PCL de 5.40 en 13 juegos lanzados.

Más tarde en la campaña reapareció en la Asociación Americana con la franquicia de Gary y tuvo un PCL de 15.43 en dos juegos.

El inicialista Aguilera jugó 11 campañas con los Cachorros/ Sabuesos de Holguín y bateó .269 con 107 bambinazos y 428 impulsadas.

El toletero trae un poder descomunal a la alineación de los Indios y la habilidad de desaparecer la bola en cualquier turno al bate.

Moreira es un campo corto con buena velocidad en las bases y es buen chocador de pelota. El torpedero tiene experiencia en las ligas invernales, pues en el 2015-16 jugó con los Cangrejos de Santurce bateando .286 en 12 juegos.

Las últimas dos temporadas ha jugado en la Asociación Americana bateando .274 en el 2016 con Lincoln y .000 en un juego esta campaña con Cleburne.

Con estas adquisiciones los Indios se hacen de cuatro peloteros de calidad y buenos refuerzos para su alineación ofensiva.

Guerrero conecta jonrón 35 ante Hiroshima

Tomado de BéisbolJaponés.com 

Alex Guerrero disparó este domingo su cuadrangular número 35 de la campaña y remolcó 2 carreras para contribuir al triunfo de 3-2 de los Dragones de Chunichi sobre los Carpas de Hiroshima en el Nagoya Dome.
 
   El poderoso toletero, que aumentó su ventaja en el liderato de jonrones de la Liga Central, se fue de 4-1 en el juego para mantener su promedio en .280 y aumentar su total de empujadas a 86, cifra que lo reafirma como el quinto mejor de la categoría en el circuito.

Alfredo Despaigne se fue de 3-0 con 3 ponches para disminuir su promedio a .258.
 
   En el Estadio ZOZO Marine de Chiba, el  Yadir Drake falló en una aparición como emergente en la derrota de 4-3 en 12 episodios de los Luchadores de Nippon Ham ante los Marinos de Lotte. Su promedio descendió a .221.

Abreu hace historia 

Por Yusseff Díaz 

El cienfueguero Jose Abreu entro ha un club exclusivo en la noche de hoy, con un roletazo al cuadro y su impulsada número 100 de la campaña. 

Con ese roletazo en contra los Reales, Abreu se unió con Albert Pujols y Joe Dimaggio como los unicos peloteros con 25 bambinazos y 100 remolcadas en sus primeros cuatros temporadas.

El antillano tambien se convertio en el quinto pelotero en disparar 25 cuadrangulares en sus primeros cuatro campañas. Abreu comparte ese honor con Pujols, Dimaggio, Al Simmons, y Ted Williams.

El físico y el swing de Abreu recuerda ha muchos cubanos de otra leyenda antillana nombrado Antanasio Pérez

En sus cuatro años en la ciudad de los vientos,  Pito como es conocido en Cuba, ha sacudió  112 vuelacercas,  empujado 408 carreras, y batea .301.

Si sigue al paso que va Abreu tiene un destino en Cooperstown. El toletero de las Cruces con su labor combinado entre las Mayores y la Serie Nacional es un orgullo cubano.

Yunel Escobar está listo para enfrentarse a lanzadores

Por Richard Dean 

HOUSTON – El capataz de los Angelinos, Mike Scoscia, no quiso afirmar que la temporada de Huston Street ha llegado a su fin, pero no ha habido noticias alentadoras con respecto al relevista, quien ingresó a la lista de incapacitados el 5 de julio con una lesión en la ingle derecha.

Son más positivos los informes sobre el antesalista Yunel Escobar, quien fue inhabilitado el 8 de agosto y se enfrentará a lanzadores por primera vez la próxima semana. El cubano, quien se está recuperando de un tirón en un músculo oblicuo, no acompañó a los Angelinos en su gira a Houston y Chicago.

“[Escobar] va a entrenar, terminar sus prácticas de bateo en el sur de California y luego se dirigirá a Arizona el domingo o el lunes para ver pitcheos y determinar cómo va”.

Es probable que Street no vuelva a lanzar esta temporada, ya que ni siquiera ha comenzado a hacer tiros suaves.

“Esta decisión no la tomo yo”, dijo Scioscia al respecto. “Está trabajando fuerte. Eso lo sé”.

Negrín será Cardenal este invierno. 

Por: Yusseff Díaz y Jose Gabriel Salas.

El matancero Yoanner Negrín jugará con los Cardenales de Lara.

Negrín es un derecho, de nacionalidad cubana, con cuatro años de experiencia en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), tres con los Leones del Caracas y una con los Cardenales. En total en la LVBP acumula registro de 14 triunfos por 13 derrotas y 3.86 de efectividad. Su última temporada fue en la 2015-2016 con Lara (3-5, 5.30 PCL).

El antillano viene de lanzar en la Liga Mexicana de Béisbol con los Leones de Yucatán. Su registro fue de 11-4, con 2.93 de efectividad y 93 ponches en 129.0 innings. Con ese mismo equipo pero en la campaña 2016, Negrín se llevó la distinción de Pitcher del Año, al culminar con récord de 18-1, 2.29 PCL, cuatro juegos completos, entre ellos tres lechadas.

En los dos últimos años de labor en México tiene un impresionante registro de 29 victorias y 5 derrotas.

En sus 4 campañas en la LVBP con Caracas y Lara, Negrín tiene un saldo de 14-13, PCL de 3.86, 148 ponches y WHIP de 1.38.

HASSAN PENA: ·”ES HORA DE GANAR UN CAMPEONATO”

Por Nelson Medina Arnías
Valencia.- El cubano Hassan Pena estará en su cuarta temporada con los Navegantes del Magallanes y aunque desde su llegada en la zafra 2014-2015 los récord han caminado de su mano con, no ha podido saborear el éxito de un título en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, esquivo para la nave desde tres años.

“Es hora de ganar un campeonato en Venezuela y con el Magallanes”, comentó en su primer día de práctica el relevista, quien iniciará la campaña con 70 juegos salvados. “He lograd grandes hazañas en esta pelota, pero cambiaría todo eso por un título de campeón. Yo solo quiero coronarme con Magallanes, prefiero salvar dos encuentros y quedar campeón, a salvar 23 y quedar eliminado”.
Pena arrancará la temporada en el quinto puesto entre los líderes de por vida en juegos salvados, en la LVBP, solo superado por Richard Garcés (124), Francisco Buttó (86), Jorge Julio Tapia (76) y Luís Aponte (73).
El antillano, de 32 años de edad, aseguró que se reportó a los Navegantes en excelentes condiciones física y que será cuestión de días para estar al 100 por ciento.
“Estuve entrenándome por mi cuenta, en casa pero no es lo mismo, por eso decidí reportarme temprano. Necesitaba este calor especial que regala el estadio y los muchachos”, dijo.
Pena, es el líder histórico en el departamento de salvados de los bucaneros con 58 rescates. El cubano salvó 12 encuentros con Águilas del Zulia en la 2013-2014, su temporada de estreno en la pelota rentada venezolana.