Roy Hernández: Un regreso a lo grande

Por Guillermo Rodríguez Hidalgo Gato

Uno de los lanzadores que mejor impresión ha mostrado en la actual Serie Nacional de Béisbol es el matancero Roy Hernández. Después de cuatro años alejados de las contiendas cubanas el espigado serpentinero oriundo de la ciudad de Matanzas es el líder en efectividad con un excelente 1.85, ha permitido solo cuatro extrabases, sin que nadie le saque la bola del parque. 


En la campaña 52 por decisión personal salió de la nómina de los Cocodrilos, conjunto que estaba bajo le égida de Víctor Mesa. A partir de ese entonces, siendo estudiante de la carrera de Lengua Inglesa en la universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos y a sabiendas de que con el equipo de su provincia no podía jugar, decidió probarse en otras ligas. “Estuve en Nicaragua, en España, donde por cierto quedé campeón con los Astros de Valencia, primer título de esa selección en la historia de esos torneos”, expresó el lanzador de 26 años.

Roy atribuye su rendimiento al entrenador Jesús Salgado, quien mucho antes de iniciar la serie realizó un gran trabajo con él, especialmente en lo concerniente a fortalecer los planos inferiores, debilidad que por su estatura de más de 1.90 m ha sido su aspecto débil.

El hecho de que su papá Rolando Hernández Surbiaurt fuera uno de los pitcher destacados de los equipos Henequeneros lo llevó a mantener la tradición familiar en el difícil arte de lanzar. En su última salida aunque lanzó hasta el octavo episodio donde no permitió carreras limpias y solo le conectaron dos hit, ambos de Michel Enríquez, terminó sin decisión en otra salida de calidad. 

Roel Santos, el samurái cubano

Autor: Aliet Arzola Lima 

Roel Santos flota en el plato y rompe con los estereotipos ofensivos de Cuba, donde sluggers y jonrones, tradicionalmente, han acaparado titulares. Ligero y ágil, sus turnos te obligan a enfocarte al máximo para no perderte ningún detalle, porque a la velocidad de la luz camina y golpea la bola en movimiento, para luego volar hasta la inicial.

El hombre proa de los Alazanes granmenses, actuales monarcas del béisbol nacional, desenfunda su madero como un samurái, machuca la pelota, toca, desconcierta a los infielders, golpea de línea hacía todas las bandas…  

Natural de Niquero, Roel es hoy uno de los peloteros con más herramientas para entrar en circulación y anotar carreras, el néctar del deporte de las bolas y los strikes. Dichas cualidades no solo lo han llevado a la selección nacional, también despertaron el interés de clubes japoneses.

En la Tierra del Sol Naciente, Santos vistió este 2017 la franela del Chiba Lotte Marines, novena cautivada con su desempeño en el IV Clásico Mundial, donde el granmense fue uno de los bateadores más efectivos y un defensor seguro en las praderas.

Con el dorsal 10, el zurdo jugó 66 partidos en el circuito profesional nipón, en el cual registró average de 250, promedio de embasado de 282, 22 anotadas, cinco bases robadas, 45 inatrapables y 13 extrabases (diez dobles y tres jonrones).

–¿Qué valoración le das a tu primera temporada en Japón?

–Para ser mi primera experiencia como profesional, a ese nivel, fue bastante buena, pero de diez puntos, le doy siete. De entrada, cuando llegué, el Chiba Lotte estaba en último lugar y tuve que incorporarme tras solo un juego en las menores, y muy rápido me enfrenté a muchas cosas que no conocía. Al final es béisbol igual, pero tácticamente muy distinto al que se juega en América.

¿Cuáles son los detalles que más se te dificultaron?

–Me chocó bastante la parte táctica. Por ejemplo, allá no le dan tanto valor a que estés bateando 300, lo importante es que hagas tu trabajo. A mí, me exigían llegar a las bases, robar, anotar, pero si no cumplía con esas funciones un día, iba al banco, da igual si en la fecha anterior había dado tres jits.

«Son cuestiones a las que no estamos adaptados, pero me ayudó a mejorar mi enfoque y concentración, porque desde el dogout me podían llamar en cualquier momento de emergente, y tenía que aprovechar las oportunidades. A la larga, entendí su pensamiento, le tomé el ritmo a la liga y me compenetré con el equipo, lo que ya la temporada estaba concluyendo».

–De Japón, generalmente se dice que cuesta adaptarse al idioma y al pitcheo, ¿cuáles fueron tus vivencias en estos dos aspectos?

–La barrera del idioma es compleja, porque casi no puedes hablar con los compañeros, transmitirles un mensaje durante el juego, animarlos. Ahí conversas con el traductor, lo que al final él no sabe tanto de pelota y se dificulta un poco la comunicación. Más o menos escapaba cuando coincidía con los latinos.

«Entre nosotros intercambiábamos sobre los pitcheos del rival y otras cuestiones, pero a veces los bajaban a Ligas Menores y me quedaba solo. Claro, con el tiempo entré en la familia del Lotte. Allí hay muchachos muy buenos y ellos se esforzaron porque me sintiera bien, tanto dentro como fuera del terreno.

«Sobre el pitcheo, es cierto que tiene una excelente calidad. Son muy inteligentes, trabajan mucho en tu zona fría, te estudian y son máquinas en el tema del control. No es imposible batearlo, pero se necesita mucho trabajo y enfoque para lograr turnos efectivos.»

–¿Qué cambiarías de tus vivencias en Japón?

–Me gustaría iniciar la temporada allá desde el spring training, porque comenzar ya a mitad de camino cuesta mucho trabajo. Incorporarme temprano me ayudaría a compenetrarme con mis compañeros, crecer en cuanto a team work y prepararme mejor. De cualquier manera, decidir todas esas cosas está fuera de mi alcance, pues solo el equipo puede solicitar mis servicios de nuevo, si mantienen el interés y renuevan mi contrato.»

–De regreso a Cuba…

–Rápido de vuelta con los Alazanes, que debían pasar los play off de comodines para seguir en la defensa del título. Tuve muy poco descanso, solo siete días, y entre cambio de horario, de clima, el cansancio es enorme. Poco a poco he ido entrando en calor, pero no soy una máquina, necesitó más tiempo para coger un respiro y que el cuerpo asimile mejor las cargas, así podré rendir a mi nivel.

–¿El bicampeonato es un sueño?

–Tenemos un equipo repleto de talento, con jóvenes de mucha calidad y experimentados que conocen bien la liga. En la primera ronda no se pudo hacer un trabajo a la altura del campeón, digamos, pero clasificamos, ya se incorporó Lázaro (Blanco) y en sentido general estamos más compactos. Hay que contar con nosotros.

José López y Alfredo Despaigne electos al Equipo Ideal

Foto por Yuhki Ohboshi 

Por Béisbol Japonés.com

   El venezolano José Celestino López y el cubano Alfredo Despaigne fueron electos al Equipo Ideal de la temporada 2017 en sus respectivas ligas, según anunció este viernes la NPB.
 
   López fue electo como el primera base del Equipo Ideal de la Liga Central por una abrumadora mayoría de votos. Su total de 272 superó por nada menos que 267 boletas al segundo lugar, que apenas sumó 5.
 
   Lo mismo ocurrió con Despaigne, quien fue electo como el bateador designado del Equipo Ideal de la Liga del Pacífico con 248 votos, 239 más que el segundo lugar, que obtuvo 9.
 
   El también cubano Alex Guerrero fue el cuarto jardinero más votado en la Liga Central con 87 boletas, pero no estuvo cerca de alcanzar al tercer lugar, que recibió 169 votos.
 
   El dominicano Carlos Peguero sufrió la misma suerte en la Liga del Pacífico, donde quedó cuarto entre los jardineros con 44 votos, pero muy lejos del tercer lugar, que acumuló 174.
 
   Los integrantes del Equipo Ideal de la temporada 2017 en ambos circuitos de la NPB fueron los siguientes.
 
   Liga Central: Tomoyuki Sugano (lanzador), Tsubasa Aizawa (receptor), José Celestino López (1B), Ryosuke Kikuchi (2B), Toshiro Miyazaki (3B), Kosuke Tanaka (SS), Yoshihiro Maru, Seiya Suzuku y Yoshitomo Tsutsugo (jardineros).
 
   Liga del Pacífico: Yusei Kikuchi (lanzador), Takuya Kai (receptor), Ginji Akaminai (1B), Hideto Asamura (2B), Zelous Wheeler (3B), Kenta Imamiya (SS), Yuki Yanagita, Shogo Akiyama y Haruki Nishikawa (jardineros), Alfredo Despaigne (bateador designado).

Las Tunas redondea 40 victorias y va por la tercera barrida

Por Prensa Latina

A la grama del estadio 26 de Julio, de Artemisa, saldrá hoy el líder Las Tunas con la intención de consumar su tercera barrida en la segunda etapa del campeonato cubano de béisbol.

La escuadra oriental apaleó este jueves 12-4 a Artemisa, tras desatar ataque de 16 imparables para convertirse en la primera novena que redondea las 40 victorias en liga de la mayor de las Antillas.

El desbordado equipo líder suma 25 carreras y 34 incogibles durante sus dos primeras presentaciones de esta semana en casa de los Cazadores, ocupantes del último escaño de la tabla de pociones, que salieron barridos hace una semana en su visita al feudo tunero.

Jorge Jhonson, jardinero central de los Leñadores, tuvo una noche perfecta al bate, de 5-5, jonrón, cuatro impulsadas y una anotada.

El cuadrangular de Jhonson produjo tres carreras en medio del racimo de seis en la parte alta de la tercera entrada, que dejó el partido listo para sentencia. El veterano Danel Castro también jonroneó por los ganadores.

Con tal apoyo ofensivo el abridor Yudiel Rodríguez (9-4) lanzó seis entradas con dos carreras limpias y cinco hits permitidos, al tiempo que ponchaba a cuatro y no regalaba boleto.

Geonel Gutiérrez (5-4) cargó con el revés de Artemisa tras permanecer cuatro entradas en la colina, tramo del juego en que soportó nueve incogibles y seis carreras merecidas.

Industriales dio una muestra de aliento a sus parciales al doblegar a Matanzas 7-5, luego de marcar todas sus anotaciones en el final del tercer episodio, cuando cinco sencillos, un doble y tres boletos, que hicieron saltar del box al iniciador Irandy Castro (4-3) y el primer relevista Armando Dueñas.

A partir de ese momento el zurdo Dariel Góngora, recién incorporado a la nómina de los Cocodrilos y que fue saludado con un cañonazo de Yoandri Urgellés, llegó a retirar a 14 bateadores por su orden y contuvo la furia azul.

Luego de contar con ventaja de 7-1 en el marcador, el derecho Noelvis Entenza (6-4) pudo completar cinco entradas en las que permitió siete inatrapables y tres limpias, con tres ponches y cuatro boletos, para volver a la senda de las victorias después de varias aperturas fallidas.

Fue apenas el cuarto triunfo del equipo capitalino en la segunda fase del campeonato, después de liderar la primera, con tres juegos de ventaja sobre Las Tunas.

El partido Granma-Pinar del Río fue suspendido a causa de la lluvia.

Resumen de los juegos del jueves

ESTADIO 26 DE JULIO, ARTEMISA
C H E
LTU 12 16 0
ART 4 8 1
G: Yudiel Rodríguez (9-4)
P: Geonel Gutiérrez (5-4)
Js: Yosbel Alarcón (10)
Jrs: Jorge Johnson, Danel Castro

ESTADIO LATINOAMERICANO, LA HABANA
C H E
MTZ 5 11 0
IND 7 8 0
G: Noelvis Entenza (6-4)
P: Irandy Castro (4-3)
Js: Alexander Rodríguez (4)
Jrs: Osvaldo Vázquez

Estado de los equipos

EQUIPO              JJ  G   P  DIF.

  1. Las Tunas      59 40 19 —
  2. Matanzas       60 38 22 2.5
  3. Granma          60 37 23 3.5
  4. Industriales     60 37 23 3.5
  5. Pinar del Río  61 32 29 9
  6. Artemisa        62 32 30 9.5

La temporada elocuente de Gio González 

Por Yusseff Díaz 

Gio González tuvo un renacimiento esta campaña. El zurdo miamense aunque tuvo un bajo un su velocidad ,maduro como un pitcher. Su control mejoro y mezcló velocidades mejor que cualquier año en su carrera.

El hijo de antillanos su primero sub-3 efectividad (2.96) desde 2012 y tiro 200 entradas por la primera vez desde 2011. Su total de victorias (15) es su mayor cantidad desde su año mágico  del 2012.

Si no fuera por los numeros de sus compañeros de equipo Max Scherzer y Stephen Strasburgh, el hubiese estado entre los finalistas del Cy Young.

Su WAR de 6.4 es mayor fojo mas alto de su carrera y aunque tuvo se peor ponches por nueve entradas (8.42) en su carrera , el porcentaje de contacto suave de 21.7 % fue la segunda mas alta de su carrera. 

Su BABIP de .258 es la segunda mas baja de su carrera y enseña que el siniestro ha aprendido que no hay que abanicar a todos los bateadores y pitchar a contacto.

Siguiendo la carrera de Gio González en mi opinión esta campaña fue la mejor de carrera, González evolucionó de tirador a lanzador y estamos por ver lo mejor de ese gran lanzador.

Un solo jugador de Grandes Ligas viajó a Cuba para las clínicas de béisbol

POR JORGE EBRO

Algo es algo. Las clínicas de béisbol que se anunciaran de conjunto con las Grandes Ligas en Cuba quedaron reducidas a la presencia de Jeremy Guthrie, un ex relevista que este viernes participó en un evento con niños en terrenos de la Ciudad Deportiva en La Habana.
La presencia de Guthrie en la capital cubana, y luego Matanzas y Pinar del Río, no posee el aval de la oficina central de las Mayores, aunque sí de la Asociación de Ex Jugadores de Grandes Ligas (MLBPAA) que preparó el viaje a iniciativa propia.
“Estamos aquí para ayudar a la relación entre ambos países y al crecimiento del béisbol”, expresó desde La Habana Jordan Rodríguez, organizador de la visita de Guthrie para la MLBPAA. “Este puede ser un primer paso en muchas otras cosas que podemos hacer en el futuro”.
Aunque Guthrie fue un solvente relevista de 13 temporadas en la mejor pelota del mundo, algunas personas contactadas en la isla se quedaron con ganas de ver a otros veteranos de mayor calibre y presencia.
El lanzador de 38 años trabajó para los Indios, los Reales, los Nacionales, los Orioles y los Rockies con balance de 91-109 y efectividad de 4.42. Su última actuación fue en esta temporada, cuando sacó apenas dos outs para Washington. Todavía no ha anunciado su retiro de manera oficial.
“Jeremy está muy contento de trabajar con las figuras de Cuba y ayudar a los niños”, agregó Rodríguez. “Tenemos la responsabilidad de seguir fomentando el béisbol en todas partes, y Cuba es parte inseparable de su historia”.
En una nota publicada en Cubadebate se afirmaba que Grandes Ligas estaba en coordinación con la Dirección Nacional de Béisbol para el desarrollo de este evento destinada a chicos de entre ocho y 12 años con el objetivo de “intensificar la práctica masiva de este deporte en la isla”.

Cubadebate ofreció un listado de instructores por la parte cubana para la realización de estas clínicas que se efectúan en una situación muy distinta a la de diciembre del 2015, cuando viajó a la isla una delegación directa de las Mayores.
En aquella ocasión las Grandes Ligas estuvieron representadas por pesos pesados de su estructura como Joe Torre y Dave Winfield, así como los peloteros cubanos Yasiel Puig, Alexei Ramírez, José Abreu y Brayan Peña.

 

LEONES LLEGÓ A 20 VICTORIAS Y SE ADUEÑÓ DEL PRIMER LUGAR

Por Diego Naranjo Cevallos | Prensa LVBP

Caracas.- “Ha sido difícil, pero todo el mérito es de los peloteros”, comentó el manager de los Leones del Caracas, Mike Rojas, después de caer el out 27 del encuentro en el que sus muchachos derrotaron 4-2 a los Tigres de Aragua 4-2, para escalar al primer lugar de la tabla de clasificación, con 20 victorias en la zafra. Primer equipo en lograrlo.

En la parte baja de la segunda entrada el veterano Gregorio Petit bateó un elevado de sacrificio directo al jardín central que sirvió para que Jesús Guzmán anotara la primera carrera del encuentro.

Una entrada más tarde, la dupla cubana melenuda fuer protagonista al dibujar dos rayitas más en la pizarra del parque de Los Chaguaramos.

Yandy Díaz recibió un boleto que le abrió las puertas a su compatriota Félix Pérez, quien pescó una recta del abridor felino Stephen Perakslis para depositarla en las gradas del jardín izquierdo.

“Tenía mucha motivación ya que estábamos a medio juego de los Tigres. Es una serie muy importante”, soltó Pérez, quien llegó a tres vuelacercas en el año, todos hacía la banda contraria. “Estamos trabajando en equipo, no importa que me ponché en mi primer turno, Yandy cogió un buen boleto que me dio la oportunidad de batear y salió ese jonrón”.

En el cuarto tramo, Harold Castro conectó otro elevado de sacrificio para producir la cuarta carrera de los melenudos en el encuentro.

Con el encuentro 4-1 en el octavo inning, Alberto González se apuntó un sencillo dentro del cuadro que remolcó la segunda de los aragüeños, quienes amenazaron con las bases llenas pero un relevo sólido de José Ascanio minimizó los daños.

Miguel Socolovic entró en la novena entrada para buscar su primer rescate del año y el primero desde la temporada 2013-2014. A pesar de permitir un hit a su primer enemigo, logró mantener el cero con un dobleplay para colocar el candado.

“Siempre los salvados son especiales, ya que sabemos que bola 8 (Juan Carlos Gutiérrez) es el cerrador y el candado de este equipo, no le da chance a nadie. Siempre que uno tiene un chance pues es algo especial”, destacó Socolovich.
La primera anotación de Aragua llegó en las piernas de Leandro Castro, producto de un lanzamiento descontrolado de Corey Baker.

“No hay palabras para decir el trabajo que ha hecho el bullpen, en partidos que podemos perder, pero que hemos ganado por su labor”, destacó Rojas. “Sé que es la mitad de temporada. No hemos acabado y por eso no podemos estar satisfechos. Tenemos que continuar lo que estamos haciendo y seguir trabajando”.