Despaigne, centenario en Japón

Autor: Oscar Sánchez Serra

La diferencia horaria entre Japón y Cuba nos deja sin la noticia. Cuando usted lea estas líneas hace más de 24 horas que Alfredo Despaigne o AD54 el código cubano del jonrón, disparó en la liga nipona su cuadrangular número cien.

Pero la cifra, vestida de nueva hazaña para el béisbol cubano, no nos impide hacer un recorrido por encima de las cercas junto al bate del fornido cuarto hombre del equipo de Granma, bicampeón nacional de la pelota cubana.

Ante la centena de bambinazos y urgido de buscar más datos, contactamos con un fiel seguidor de nuestro béisbol, el embajador de la Mayor de las Antillas en Japón, Carlos M. Pereira. Tal vez a un embajador es difícil, preguntarle por estas cosas, máxime si la interrogante se le hace a las 2 y 25 de la madrugada en el otro lado del mundo. Pero el diplomático respondió como el más avezado de los analistas estadísticos de esta pasión deportiva.

Fue así que recordamos que el primer jonrón del granmense en la liga nipona (NPB, por sus siglas en inglés), fue el 1ro. de agosto del 2014, después de 11 turnos consecutivos sin pegar de jit. Curiosamente, ese día fue cuando debutó a la defensa en esa lid, pues antes solo estuvo de designado. La puso a volar en el segundo episodio ante el derecho Yuki Nishi, de los Orix Buffaloes, en el Kyocera Dome.

Despachó el 50 el domingo 21 de agosto del 2016 contra los Leones de Seibu, en la parte alta de la quinta entrada. Al término del encuentro, en el cual resultó vencedor, dijo a la prensa: «El equipo necesitaba que hiciera mi trabajo, ya que ayer no estuve bien y salió un jonrón muy importante».

Hasta ese momento, AD54 la mandaba fuera del parque cada 18,74 veces al bate. Tras la centena de vuelacercas, Despaigne la desaparece cada 16,38 turnos en el cajón de bateo. Los cien cuadrangulares los alcanzó en 462 desafíos, es decir, a un promedio de uno cada cuatro partidos y fracción.

Ni cuando dio el primero ni el cien, su equipo fue ganador. En agosto del 2014 jugaba con el Marine Chiba Lotte y actualmente lo hace con el vigente monarca Softbank de Fukuoka. El 50 y este último, los despachó en el estadio de su selección, el Yafuoku Dome.

La nueva cifra, además, lo sitúa con 387 cuadrangulares en todas las ligas que ha jugado, más sus batazos de cuatro esquinas con las selecciones nacionales de su país.

Como se ha dicho, ni él ni el lanzador zurdo Liván Moinelo (también en el Softbank) estarán en la plantilla del equipo nacional en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Barranquilla, en el mes de julio próximo. Ellos cubrirán toda la ruta en el exigente circuito japonés, y allí con proezas como estas, también ponen en lo más alto el nombre de Cuba.

Jonrones de Alfredo Despaigne

Ligas

Jonrones

Series Nacionales

238

Liga Mexicana

13

Liga Japonesa de Béisbol

100

Con la Selección Nacional

36

Totales

387

Alfredo Despaigne en Japón

Temporadas

JJ

VB

C

H

2B

3B

HR

CI

AVE

2014

45

161

26

50

13

1

12

33

311

2015

103

353

49

91

18

0

18

62

258

2016

134

496

81

139

27

0

24

92

280

2017

136

478

66

125

15

0

35

103

262

2018

44

154

21

34

3

1

11

28

221

Totales

462

1642

243

439

76

2

100

318

267

Pérez dominante otra vez, pero se va sin decisión por falta de apoyo ofensivo

Por Yusseff Díaz

El serpentinero yumurino Cionel Pérez tuvo su cuarta salida dominante en línea. El zurdo propina 4.2 entradas solamente tolerando 3 imparables y una carrera limpia, mientras abanico 10 bateadores, aunque se fue sin decisión , en la derrota de los Ganchos de Corpus Christi (AA) por el marcador de 2-1 antes los Perforadores de Tulsa.

Pérez quien poncho 10 de los 20 bateadores que se enfrentó con en la noche, solamente recibió un carrera de apoyo de la ofensiva de los Ganchos. Aunque bateó 9 jits, el equipo dejo 13 corredores en circulación.

En las últimas 22 entradas Corpus Christi solamente tiene una carrera producida.

En sus últimas 4 salidas el matancero tiene un récord de 3-0, efectividad de 1.42, y 31 ponches con el sucursal de los Astros de Houston.

Para la campaña el antillano tiene un fojo de 4-1, PCL de 1.88, y 47 ponches en 38 entradas lanzadas. En 9 salidas tiene un WHIP de 1.17 y oponentes estan bateando .207 en su contra.

Con lo dominante que ha lanzado el oriundo de Camarioca sus días en AA estan contados, el joven podría ser ascendido a AAA muy pronto y probablemente a las Grandes Ligas en Septiembre cuando el equipo puede expandir su plantilla a 40 jugadores.

Despaigne llega al centenar de jonrones en la NPB

Tomado de BéisbolJaponés. com

Alfredo Despaigne conectó este viernes el cuadrangular número 100 de su carrera en Japón, pero su esfuerzo fue insuficiente para evitar la derrota de 6-4 de los Halcones de SoftBank ante las Águilas de Rakuten en el Yafuoku Dome de Fukuoka.

El poderoso toletero, que se fue para la calle en solitario, terminó la jornada de 4-1 para elevar su promedio a .221 y sus totales de jonrones y empujadas del año a 11 y 28, respectivamente.

Dayán Viciedo se fue de 4-1, con un sencillo y un ponche, para bajar su promedio a .308 en la derrota de Chunichi 6-3 antes Hiroshima.

Alex Guerrero se fue de 4-0 con 2 ponches para bajar su promedio a .287 en el revés de Yomiuri antes Hashin 1-0.

Sub 23: Granma a una victoria de los play-off

Escrito por Radio Rebelde

La novena de Granma pudiera convertirse este jueves en el segundo equipo que clasifica a los play-off de la V Serie Nacional de Béisbol Sub 23 años, y el primero de la región oriental.

Los llamados “Alazanes” superaron la víspera 5×3 a Holguín, para apuntarse su victoria 25 del certamen, y solo necesitan ganar un juego más para asegurarse entre los dos primeros de la Zona Oriental.

Por su parte, Las Tunas, se afianzó en el segundo puesto con 23 triunfos, tras blanquear 3×0 a Camagüey, en tanto, Sancti Spíritus sufrió una costosa derrota 4×3 ante Ciego de Ávila.

Los conocidos “leñadores” necesitan ganar tres juegos más de los cuatro que le restan en el calendario, o que Santiago pierde dos de los también cuatro choques que le quedan, para asegurar su boleto a la postemporada.

Este miércoles, la lluvia volvió a resultar protagonista en la Zona Occidental, y se suspendieron los desafíos, La Habana –La Isla en Nueva Gerona, y Pinar Artemisa en territorio vueltabajero, mientras, que Cienfuegos –Villa Clara iniciaron su encuentro pero lo sellaron en el cuarto episodio con ventaja para los primeros.

Solo pudo tener decisión el choque celebrado en Güines, donde Matanzas derrotó 5×0 a Mayabeque, para mantener vivas sus opciones de acompañar a Cienfuegos a la fase de los play-off.

ESTADO DE LOS EQUIPOS 23/5/2018

ZONA ORIENTAL

ZONA OCCIDENTAL

EQUIPO

JJ

JG

JP

AVE

DIF

EQUIPO

JJ

JG

JP

AVE

DIF

GRA

37

25

12

.676

CFG

35

26

9

.743

LTU

36

23

13

.639

.1,5

IJV

30

19

11

.633

4,5

SCU

36

21

15

.583

.3,5

MTZ

34

20

14

.588

.5,5

SSP

37

21

16

568

.4,0

PRI

29

16

13

.552

.7,0

CAV

35

18

17

.514

.6,0

MAY

37

18

19

.486

.9,0

HOL

37

18

19

.486

.7,0

HAB

31

15

16

.484

.9,0

CAM

37

12

25

.324

.13,0

ART

33

10

23

.303

15,0

GTM

37

8

29

.216

.17,0

VCL

34

8

27

.229

.18,0

Anglada y Tabares aceptarían trabajar juntos

Autor:Norland Rosendo

Poco a poco se han tachando nombres de la lista inicial de candidatos para cubrir la vacante dejada por Víctor Mesa en el puesto de mando de los Industriales. Eran unos cuantos al principio, pero ya son menos; más bien, quedan dos que pueden ser, en una jugada estratégica y pensando en el futuro, uno solo.

Aunque oficialmente no se ha dicho nada y quedan optando algunos más, Juventud Rebelde supo por fuentes fidedignas que el próximo mánager de los Leones podría ser Rey Vicente Anglada o Carlos Tabares. Uno de los dos, pero yo creo que la solución salomónica estaría en un cambio pequeño que representaría mucho: propongo sustituir la O por la Y.

Personalmente conversé en las últimas horas con ambos. El Rey, que ha dicho públicamente que no desearía volver a un puesto del que se retiró con todos los honores posibles: tres coronas y el aplauso frenético de una afición que lo venera, está pendiente de algunas conversaciones con autoridades de la capital.

Me confesó que no estaba en sus planes asumir lo que tanto desea los seguidores de los Azules, pero tampoco lo descartó como en otras entrevistas. «Si acepto sería por una temporada», me dijo. Le pregunté por una posible fórmula con Tabares, para que el jardinero que fuera su capitán cuando él dirigía a los Leones se fuera preparando para reemplazarlo, y respondió sin titubeos: «muy buena idea, me gusta».

El Rey Anglada, aunque a su familia se le erizan los pelos y los nervios de pensar que retornaría a vestir el traje azul para dar órdenes, es un candidato de consenso. De solo correrse el rumor de que lo está pensando, la gente anda como loca por la calle buscando la confirmación.

Tabares, quien mantiene su disposición a asumir las riendas de los que hasta ayer fueron sus compañeros de equipo, me confesó que no lo pensaría dos veces si Anglada es el elegido y lo llama para integrar el cuerpo técnico. «Él y yo de solo mirarnos nos entendemos. Con él sé que puedo ayudar y aprender mucho».
Entonces, queda esperar. Que el silencio no demore más de lo prudente y que las «negociaciones» sean sobre la base de lo mejor no solo para Industriales, sino, incluso, para el béisbol cubano.

Que regrese Anglada, uno de los mejores directores que ha pasado por nuestros campeonatos nacionales y que haga tándem con un hombre con muchas potencialidades para llegar lejos también en esas funciones, es una opción sabia. Quemar etapas en el aprendizaje suele dejar huellas indeseadas y hay ejemplos que confirman lo desacertado de no formar adecuadamente a estrellas que después no brillaron como mentores, pese a sus condiciones para ello. No todo el mundo es Roger Machado.

A la pelota cubana le hace falta, entre tantas cosas, esa mezcla de experiencia y juventud en los equipos de dirección. La fórmula de Anglada-Tabares oxigenaría esperanzas, igual que el debut de Eduardo Paret con Villa Clara en la próxima temporada. ¿Quién sabe si un día también puede volver Alfonso Urquiola?

El mentor: siempre en tela de juicio

Autor: Sigfredo Barros Segrera

Resulta un lugar común a la salida de un estadio de béisbol, en cualquier latitud, escuchar alabanzas hacia el bateador que decidió el juego con un batazo oportuno. O al lanzador cuya labor anuló la ofensiva contraria y guio a su equipo a la siempre anhelada victoria. Pero difícilmente oirá algún comentario positivo acerca del trabajo del mentor.

Entre los muchos axiomas que tiene el béisbol existe uno cuya vigencia es indiscutible: «los juegos los ganan los peloteros… y los pierden los managers».

Tengo una opinión contraria, pues he visto en innumerables ocasiones perder un partido por un lanzamiento equivocado bateado fuera de los límites del terreno, o un error en un momento clave, cuando no se podía fallar.

La afición no perdona, no deja de exaltar a sus ídolos. Y los directores de equipo tendrán que cargar con ese karma mientras el béisbol exista. Si el toque de bola correctamente ordenando para adelantar un corredor falla o la base intencional para ocupar la primera almohadilla y buscar una doble matanzas no da resultado, hay un solo culpable: el mentor.

Esto condiciona la evaluación de un director de equipo. Usted puede tener en cuenta si es conservador, amante del llamado «juego chiquito», del sacrificio o la base intencional. O si, por el contrario, es arriesgado y basa su accionar en el robo de bases y el corrido y bateo.

Al final de cuentas, lo que sale a relucir es si es ganador, o pierde más de lo que gana. En mi opinión no siempre es justo. Sin embargo, en el mundo beisbolero ese es el principal elemento a tener en cuenta. No son pocos los mentores sustituidos a mitad de una temporada por una sola razón: el elenco por él dirigido se encuentra en una de las últimas posiciones, aunque no sea su culpa.

Por esa razón, este comentario está basado en cuáles son los mentores más ganadores, tanto en nuestra Serie Nacional como en el béisbol de Grandes Ligas, en el primer caso con más de 800 partidos dirigidos y en el segundo con más de 3 000. Todos con muchos años de experiencia y sabiduría.

FUENTES, MARTÍ, PINEDA

Jorge Fuentes Fleitas, es el mentor más ganador de la pelota cubana. Único con dos títulos en Juegos Olímpicos, Barcelona-92 y Atlanta-96. Líder en campeonatos obtenidos en Series Nacionales, con cinco.

Multitriunfador en Copas del Mundo, unos Juegos Panamericanos (Habana-91), tres Juegos Centroamericanos y del Caribe, además de otras tantas Copas Intercontinentales.Contratado como director de la selección de Nicaragua en el Mundial del 2005.

Fuentes, nacido en San Cristóbal, Pinar del Río, es una leyenda en el béisbol. Más de dos décadas como director, 1 468 victorias, por encima de 2 000 partidos dirigidos y un promedio de triunfos de 639 no se obtienen por obra de la casualidad. Hay que poseer atributos como disciplina, carácter, respeto hacia sus jugadores, muy en especial cuando estos son estrellas (Omar Linares, Luis Giraldo Casanova, Pedro Luis Lazo, Rogelio García, etc.), cada uno con sus características.

Fuentes sabía escuchar a los miembros de su colectivo de dirección antes de tomar decisiones. Intercambiar criterios con sus subordinados. Podía discutir con un árbitro sin perder la compostura. Esos elementos de su personalidad lo ayudaron a ganarse el respeto de todos, dentro y fuera del terreno y fueron la causa principal de sus triunfos.

Hay solo otro director con más de 1 400 victorias y único con más de 2 700 desafíos. Nacido en Buey Arriba, Granma, Carlos Martí Santos tiene el título indiscutible de ser el «veteranísimo» del béisbol cubano, pues comenzó su carrera al frente de los equipos de su provincia en 1977, es decir, hace ya cuatro décadas.

Parecía que su longeva trayectoria no se vería coronada con un título nacional, después de haber triunfado en torneos en Holanda y Taipéi de China, este último en un mundial juvenil. Su perseverancia, unida a sus condiciones como la seriedad, la modestia y el conocimiento del béisbol, dieron al fin sus frutos, al ganar las Series Nacionales 56 y 57, lo cual lo llevó a dirigir en dos Series del Caribe y un Clásico Mundial.

El tercer director de equipo con más de mil triunfos ya no está entre nosotros. José Miguel Pineda falleció en el 2008, y dejó una estela de triunfos dirigiendo equipos como Granjeros, Vegueros e Industriales, entre otros. Es más recordado por su labor con nuevas generaciones de peloteros que vieron en él a un profesor abnegado del cual muchos aprendieron.

Otro sobresaliente mentor, Higinio Vélez, suma en su abultada colección de triunfos cuatro Series Nacionales con Santiago de Cuba, tres Series Selectivas, unos Juegos Olímpicos (Atenas-2004), Panamericanos de Indianápoils y otros torneos. Su mayor éxito fue el segundo lugar obtenido en el Primer Clásico Mundial, derrotando a poderosos equipos formados por peloteros de Grandes Ligas.

Una aclaración: en la relación de máximos ganadores no se encuentra Ramón Carneado por haber dirigido solamente durante cuatro temporadas a los Industriales, con balance de 103 victorias, 66 reveses y cuatro títulos, sin dudas un estratega de alto nivel.

CORNELIUS MCGILLICUDDY

Un nombre y un apellido tan largos pedían a gritos que lo acortaran y, por esa razón, todos lo conocían por Connie Mack. Sus 50 años dirigiendo al mismo equipo, los Atléticos de Filadelfia, desde 1901 hasta 1950, le permitieron ser el actual recordista de juegos ganados, perdidos y en total: nadie ha llegado, y difícilmente alguien consiga llegar, a 7 679 partidos dirigidos. Tiene, además, otra marca en su poder: jamás estuvo en un estadio de béisbol en uniforme, si no elegantemente vestido de cuello y corbata, además de sombrero o bombín.

Detrás de Connie Mack se sitúa otro gran conocedor del juego, John McGraw, de quien se afirma fue el primero en utilizar a un lanzador relevo para salvar un desafío: Claude Elliot, en 1905. Un fiero competidor, se cuenta que McGraw multaba a sus peloteros si se atrevían a confraternizar con los rivales y no les permitía reírse mientras estaban en el dugout. Ganó en total tres Series Mundiales y diez campeonatos de la Liga Nacional, además de desarrollar una exitosa carrera como jugador, con promedio de 333 de por vida.

Ya en nuestros tiempos está Tony La Russa, quien a sus 73 años puede sentirse orgulloso de sus triunfos en Series Mundiales dirigiendo a los Atléticos de Oakland y posteriormente a los Cardenales de San Luis, dos títulos con estos últimos. Es uno de los cuatro managers en ser nominado como el mejor en ambas ligas del béisbol de Grandes Ligas.

Cuarto lugar en victorias, otro mentor longevo es Bobby Cox, pues se retiró a los 77 años. Ganó una Serie Mundial con los Bravos de Atlanta, 14 títulos de división, 15 apariciones en play off y cinco campeonatos de la Liga Nacional. Ostenta un récord difícil de igualar: fue expulsado de un terreno en ¡158 ocasiones!

Por último, una mención a otro mentor triunfador en grado superlativo, Joe McCarthy, ganador de siete Series Mundiales dirigiendo a los míticos Yankees de New York desde 1931 hasta 1946, una marca solo igualada por otro director de los Mulos de Manhattan, Casey Stengel, quien ocupa el onceno lugar entre los máximos ganadores de juegos, con 1 905 frente a 1 842 derrotas y un average de 508.

MLB | EXPLORANDO A LOS SEGUNDAS BASES Y EL ASCENSO INICIAL DE YOÁN MONCADA EN 2018

Por Yirsandy Rodríguez

Este no es realmente el inicio de año en que puedes decir: ¡Los segundas bases de las Mayores están rompiendo la liga!

No. Sin embargo, tenemos de todo un poco en la competencia: Jugadores con un excelente inicio, algunos candidatos a regreso del año, el comienzo serio de una carrera MVP y figuras delante entre los fondistas que van camino a disputar el Guante de Oro. Todo eso suena interesante y, si agregamos el escándalo de esta semana cuando se conoció que Robinson Canó había consumido PED, contamos con la noticia polémica entre los ilustres defensores en la posición número “4” dentro de las Grandes Ligas.

Prospectos estrellas en ascenso

Ozzie Albies: Esto parece una locura: Ozzie tiene 100% de contacto en la zona de strike. La métrica que evalúa su contacto por cada swing en la zona estaba intacta, sin problemas de balance, según FanGraphs antes de este jueves por la noche. Esto explica parte de su habilidad para golpear: Su por ciento de swing-foul es de 72.7, y el de swing-strike de 7.3. Es decir, las pelotas que no ha podido alcanzar han estado fuera de la zona de strike. Detrás de todo eso, él lidera a los intermedistas de MLB en ISO (.315), slugging (.598) y va 3rd en wOBA con .384. Puede dar energía corriendo y su poder ya es apreciable con esos 13 jonrones para liderar a los bateadores de la Liga Nacional.

Yoán Moncada: ¿Este gran inicio de Moncada no es lo que estábamos esperando? ¡Yeah!, el cubano intermedista de los White Sox es de lo mejor en el infield de las Mayores. Basta con analizar cómo su trabajo ha superado la media de los segundas bases, y ver de la manera que este inicio podría darle mucho más calor de cara a la segunda mitad de la temporada. Esperamos pocos días en el DL durante el resto del calendario. Vamos a mirar algunos números de contacto y destreza con el madero:

Lo estás viendo ahí: Moncada es superior a la liga en casi todos los parámetros menos en la disciplina en el home plate. Ok, vamos a decir que eso se aprende con el paso del tiempo… El cubano tiene un altísimo -22.7% negativo en su tasa de paseos sobre strikeouts, pero suple varias métricas de poder con habilidad de contacto-fuerte y poder-ocasional intermitente. Ha producido 128 wRC+, sacándole a la liga 34 por ciento, su golpe-duro (Hard%) es 15% mayor al del segunda base de remplazo y, a un poco menos de contacto en la zona de strike, obtiene la ventaja en el enganche a pitcheos en la periferia.

Su defensiva es élite, y creo que puede alcanzar un Guante de Oro en el futuro. Sé que nos enfocamos siempre en el bateo, pero deberías ver algunas de sus grandes joyas defensivas:

Ganador inicial de la carrera por el Guante de Oro

Kolten Wong: El intermedista de los Cardenales es el defensor más completo de la liga: Lidera DRS (más-5) y su alcance es genial, con RZR (.897). Sin embargo, José Altuve todavía tiene titilando la métrica que más me llama la atención en las pepitas de Baseball Info Solution: OZZ, bolas atrapadas fuera de la zona, reinando con 37. ¿Quiénes le siguen ahí? Brian Dozier (25), el intermedista de los Twins y Jason Kipnis (24) de los Indios de Cleveland.

Bateadores probados de regreso

Jed Lawrie: A pesar de que está alcanzando la base con menos paseos que en 2017 –9.1% por 15.5%–, el veterano de los A’s encabeza titulares de liga en wOBA (.400) y wRC+ (155). Su línea de .325/.385/.550 es refrescante, pero la mejor manera en que puede mantener eso es haciendo trascender su .368 BABIP. No creo que pueda llegar a septiembre, pero sí parece irse por encima del .319 récord de su carrera, y eso le podría ofrecer su temporada más caliente en Grandes Ligas.

Howie Kendrick: Mientras Daniel Murphy regresa, el veterano de 34 años está golpeando .302/.331/.477, y ese calor está ayudando a encender la estufa de los Nats. Solo mantén algo en perspectiva: ¿Quizás Kendrick pueda extender su calor… quizás no? El problema aquí es que ha hecho todo eso siendo el 22nd entre 24 intermedistas en contacto general –solo 58.8%.

¡Bienvenido el Jugador de primer impacto!

Dixon Machado: Oye, estos numeritos no asustan, ¿verdad?: .228/.266/.310, con .264 BABIP y apenas .254 wOBA. No obstante, eso podría cambiar si el venezolano de 26 años sigue pegándole sólido a la pelota. Recuerda, esta es su primera prueba importante de vida, y su 28.1% de line drive supera a la liga (21.6%) y no se ve mal.

El caminante inicial que puede caerse

Scooter Gennett: Voy a pensar que Scooter puede sobrevivir más que un castillo de naipes, pero ese .372 BABIP se ve demasiado bueno para ser real. Cuando lo miras un día, a veces –solo a veces– él parece un tipo de swing interesante, pero camina poco y su poder de mayor exhibición ya lo regaló con el juego de cuatro jonrones en 2017. ¿Que puede superar su año de 2016 con .315 wOBA y 56 RBIs para los Brewers? Ok, vamos a decir que sí.

Los contendientes a la breakout-season

José Altuve: ¿Él ganará el premio M-V-P? Bueno, seguramente habrá muchos que me acompañarán en ese pensamiento… ¿o no? Viendo a Altuve, estamos en presencia de un jugador especial: Él tiene tanta energía, que es difícil predecir cuándo se va a caer de la élite. ¡Tiene mucho talento para todo, hombre!

Ozzie Albies: Ya que Ian Kinsler está en un declive inicial y Robinson Canó fue suspendido 80 juegos por consumir sustancias ilegales, Albies aparece de nuevo y con más fuerza. ¿Quiénes podrían quitarle el titular?… Obviamente, falta demasiado para saber y palpar quién de estos chicos llegará a septiembre con menos lesiones y descensos en sus picos de rendimiento. Para Albies todo será nuevo y, para Moncada, por ejemplo, el experimento de una temporada completa es un reto de estreno. Él había jugado siempre a partir de la segunda mitad de campaña, así que todavía tenemos varias historias por delante.

.