Bagwell, Raines y Rodríguez elegidos al Salón de la Fama

Por Eric Núñez  

NUEVA YORK — Iván Rodríguez, el líder de más juegos como receptor en la historia, se convirtió el miércoles en el cuarto pelotero de Puerto Rico en ser elegido al Salón de la Fama del Béisbol.

Jeff Bagwell y Tim Raines también se sumaron a la clase de 2017.

Rodríguez, quien fijó un récord con 13 Guantes de Oro a lo largo de una carrera en la que estableció como uno de los mejores cátchers de todos los tiempos, ingresa a Cooperstown tras su primer año en la papeleta y se une a sus compatriotas Roberto Clemente, Orlando Cepeda y Roberto Alomar.

Con 45 años, Rodríguez queda como el miembro más joven del Salón de la Fama.

Bagwell recibió el mayor respaldo en la votación de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica, con el 86.2% en su séptimo año de elegibilidad, seguido por Raines con el 86% en su décimo y último intento.

Rodríguez alcanzó un 76% al conseguir apenas cuatro votos más de los necesarios para el mínimo de 75%.

Se convirtió en el jugador número 52 que logra ser elegido en el primer año. Emula a Clemente, quien fue elevado en una elección especial en 1973, tres meses después de su fallecimiento en un accidente aéreo.

Trevor Hoffman y Vladimir Guerrero, en tanto, se quedaron fuera por muy poco. A Hoffman le faltaron cinco votos y al dominicano Guerrero, quien debutaba en el papeleta, 15.

Aunque volvieron a quedar fuera, Barry Bonds y Roger Clemens registraron un aumento significativo de votos que indica que podrían alcanzar la cifra necesaria en los próximos cinco años en los que podrán estar en consideración.

Los Orioles desean quitarle el bate a pelotero cubano para convertirlo en lanzador


Por JORGE EBRO

Baltimore está fascinado con el brazo del jugador de Camaguey y hará todo lo posible por convertirlo en serpentinero antes de que sus opciones en las Menores hayan finalizado y su ventana de oportunidad se cierre por completo.

Álvarez, quien lanzó 32.1 entradas entre el 2006 y el 2009 en Series Nacionales, se resiste a la idea de guardar el madero y se aferra a su sueño en los jardines, pero el momento y sus 28 años de edad pudieran llevarlo por un sendero diferente al de sus deseos.

Al final, si del cambio depende su futuro en las Mayores, no tendrá otro remedio que encaminarse a la lomita.

Estás todavía fresco de Venezuela, ¿de qué te sirvió este invierno?

“De mucho. Estoy listo, a un ciento por ciento, para iniciar la primavera gracias a la calidad de ese béisbol, al nivel que debes enfrentar. Creo que he elevado mi nivel un poquito más”.

¿Entonces en este 2017 veremos tu salto definitivo a las Mayores?

“Pienso que sí. Este va a ser mi quinto año con Baltimore y sé cómo conducirme, cómo se juega este béisbol. Lo principal es que me den la oportunidad. Solo quiero que me la den para poner los números y resolver los problemas”.

¿Te sientes presionado, como una especie de ahora o nunca?

“En ningún momento tengo presión. La presión la tuve al salir de Cuba en el 2012. Desde que llegué aquí creo que he hecho bien las cosas en cualquier nivel de béisbol en que me han puesto. Solo hay que prepararse para cuando llegue el momento”.

¿Cuán de cierto hay en que Baltimore quiere convertirte en lanzador?

“Es cierto, totalmente verídico. Lancé un poco en Cuba, pero ahora mismo soy bateador. Cuando llegue la primavera, veremos cuáles son las condiciones que el equipo me pone. Pero antes que nada soy bateador”.


¿Pero no te cierras a la posibilidad de ser lanzador?

“No, para nada. Si eso me permite establecerme en Grandes Ligas y las cosas fluyan para mí y para mí familia, pues estoy dispuesto a considerar el cambio y hacer lo posible para que funcione”.

Vamos a suponer que te digan: se acabaron los jardines y vete al montículo…

“Eso lo hemos estado hablando con mi agente, con el equipo. Eso se está hablando con mucha fuerza, pero repito, mi primera opción es formar parte de los Orioles como jardinero, como bateador. Digamos que esa movida al box sería una última opción”.


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/deportes/beisbol/article127247764.html#storylink=cpy

Cubanos-Americanos Hosmer y Arenado jugarán por EEUU este Clásico Mundial 

Por Yusseff Díaz 

El incialista Eric Hosmer y el antesalista Nolan Arenado serán parte de la alineación estadounidense este Clásico Mundial de Béisbol. Los dos peloteros decorados son parte de una alineación fuerte de los norteños que lo hacen favoritos, con la República Dominicana para el campeonato del torneo.

Hosmer quien es hijo de una madre cubana y un padre americano, bateo .266 con 25 vuelacercas y remolcó 104 carreras con los Reales éste año. El joven miamense también fue nombrado el jugador mas valioso del juego de estrellas está campaña. El toletero no solamente es un peligro con el bate pero con el guante también, ganando 3 guantes de oro en 5 años.

Arenado quien es hijo de un padre guantanamero y una madre boricua fue un candidato para el jugador mas valioso esta temporada, terminando quinto en la votación. Sus 41 cuadrangulares y 133 remolcadas lo dejaron como el lider del circuito mayor por la segunda campaña en línea. 
El antesalista ganó un bate de plata por segundo año consecutivo, guante de oro por la cuarta campaña en línea, y fue al juego de estrellas por la segunda vez en su carrera.

Estos dos jóvenes representan a nuestras raíces en posiblemente el equipo más fuerte del torneo y el eventual campeón del ese mismo torneo. Ojala un día podríamos ver estos dos con la franela de las 4 letras en un Clásico, pero bueno no cuesta soñar.

El fin de una era

Escucharle a Víctor Mesa que quiere solo estar tranquilo y descansar puede parecer surrealista. Esas acciones no tienen mucho que ver con el sujeto de la oración, un hombre hiperactivo, que, aunque nos cueste creerlo, no dirigirá más a los Cocodrilos de Matanzas y, salvo alguna propuesta muy tentadora, tampoco volverá a ningún otro banquillo de las Series Nacionales de Béisbol.

Este es el fin de una era en nuestra pelota, y como suele suceder en el universo deportivo, ha llegado con un estrepitoso fracaso. En los clásicos de las bolas y los strikes, por ejemplo, Villa Clara ganó tres coronas seguidas a inicios de los noventa y después sufrió una maldición de 18 años sin saborear las mieles del éxito.

La «Aplanadora» santiaguera y los talentos de la generación siguiente en suelo indómito conquistaron seis títulos en una década, para luego sumirse en una crisis que los tiene en las colas de las clasificaciones, sin perspectivas inmediatas de rescatar los lauros de las gloriosas etapas pasadas.

La gran diferencia es que esas dinastías antes mencionadas coronaron sus campañas con trofeos, algo que no ha podido conseguir Matanzas en la cruzada de Víctor Mesa, a pesar de que en las últimas seis Series ningún elenco ha ganado más partidos. Un total de 373 victorias en 588 encuentros cosechó el mentor con los Cocodrilos, pero en postemporada se fue con balance negativo de 26-31.

La debacle tomó matices dramáticos en el Victoria de Girón, su feudo inexpugnable en fases clasificatorias (196 triunfos y solo 72 derrotas), donde en play off cayeron en un abismo de 13 victorias y 18 descalabros, con fatídico 3-8 en los últimos tres años.

Tres partidos en casa perdieron en la semifinal del año anterior contra Pinar del Río, y ahora los imponentes Alazanes granmenses les recetaron la misma dosis, enterrando al equipo que impuso récord de 70 sonrisas en campeonatos de 90 juegos.

¿Qué razones podríamos esgrimir para explicar este precipitado naufragio? En primer lugar, quisimos ver a Matanzas como un súper equipo y no lo era, básicamente porque estaba compuesto por nativos ya en la curva descendente de sus carreras y otros remiendos, descartes de otras provincias que encontraron allí una puerta de escape para seguir jugando en la máxima categoría del béisbol nacional.

Insisto, no creo que Matanzas haya sido un equipo reforzado desde el primer día. Jefferson Delgado llegó de la Liga Azucarera, descartado de las huestes villaclareñas, donde también dejaron «libres» a Yohandry Ruiz o Yosvany Pérez.

¿Quién quería y quién recuerda a Adrián Sosa en la capital? ¿Alguien se ha preguntado en dónde andaba Ramón Licor antes de volver a encaramarse en una lomita? ¿Contaban con Yasiel Santoya, Jarok Sandoval o William Luis en sus provincias? ¿Alguien demandaba a Alexander Rodríguez o Irandy Castro, quienes después de salir de sus terruños tampoco triunfaron con Industriales? Dudo que alguien se atreva a sacar una prueba de que esos jugadores fueron «robados» a sus territorios para reforzar a Matanzas.

Está también el caso de Yordanis Samón, la gran incorporación de los Cocodrilos para la Serie 56, quien llegó a los dominios matanceros por voluntad propia, y no precisamente por una petición u oferta de Víctor Mesa o las autoridades yumurinas.

Al margen de estos puntos endebles dentro de la novena, Víctor falló en decisiones de pequeños momentos que otra vez terminan costándole la gran celebración. Fue en ocasiones apresurado en el manejo de su cuerpo de lanzadores, incluso, con los jugadores de posición, a quienes sacaba antes de la mitad de cualquier pleito para aumentar las prestaciones defensivas.

Nos tomó un tiempo darnos cuenta, pero el 32 no tenía la completa confianza en sus hombres, sabía, a pesar de las 70 victorias y todos los halagos, que no disponía de una constelación de estrellas.

Pruebas hay muchas, pero tal vez la más clara es Yoanni Yera, ganador de 13 choques en la etapa regular y líder en ponches, quien tuvo que esperar al tercer desafío de la semifinal para realizar una apertura, y en el decisivo séptimo, tras retirar a nueve hombres en fila, fue sacado apresuradamente por permitir tres jits y una carrera en el cuarto inning.

La película se repitió año tras año, pero el rodaje ya ha terminado y la cinta no tiene un final feliz. Víctor Mesa se marcha de Matanzas sin el título que tanto anheló, él y todos los parciales de los Cocodrilos.

¿Se queda a deber? A mi entender, no. Revivió la pasión por el béisbol en toda la urbe yumurina y los llevó a seis podios consecutivos después de 14 años en el ostracismo. Eso tiene un valor, y tal vez solo seamos capaces de apreciarlo en toda su medida durante los próximos años.

​POSIBILIDAD DE 3 CUBANOS EN QUEBEC EN 2017

Por Fabian Caballero Troche 
El acuerdo entre el Capitales de Quebec y de la Federación de Béisbol de Cuba continuará en 2017 con el regreso de tres jugadores del 2016 y la posibilidad de añadir una cuarta. El gestor de Patrick Scalabrini obtuvo luz verde para abrir el jardinero Roel Santos, jugadores de cuadro interior Yordan Manduley y Yurisbel Gracial mientras que un lanzador también se podría añadir en las próximas semanas.
Acompañado por el presidente Michel Laplante, Scalabrini tomó su pasaje a Cuba la semana pasada para formalizar la renovación del acuerdo para una cuarta temporada consecutiva. En Manduley y Gracial, el gestor podrá contar con dos pilares en la zona del estadio, mientras que Santos se destacó en su papel como el primer bateador de la alineación.
“Se consolida nuestro cuadro interior está prácticamente resuelto. Ellos son fuertes jugadores en defensa y también llevar un toque ofensivo, especialmente en el caso de Gracial. Cuando terminó la temporada pasada, tuve el deseo de llevar ellos este año. Me encantó que trajo en 2016. Ellos mostraron esfuerzos para aclimatarse, además de un rendimiento satisfactorio de béisbol! “Jubilados Scalabrini que espera tener más de confirmación a finales de este invierno para el último miembro del cuarteto.
por lo tanto Manduley convertirse en el primer jugador de la isla caribeña de jugar tres temporadas en Quebec. sin embargo sólo jugó dos partes en 2016 debido a una lesión en la espalda que le obligó a perderse el resto de la temporada. En términos de Gracial y Santos, que va a hacer su segundo verano en Quebec después de una primera prueba con éxito.
Los tres también se han enfrentado en las semifinales de la Cuba la semana pasada Serie Nacional. Santos y Manduley (Granma) tuvo un mejor Gracial (Matanzas) en 7 juegos y participa al mismo tiempo en la gran final el miércoles.
Las dos partes también discutieron el caso de la llegada de la selección nacional cubana para una segunda temporada. Como se anunció a principios de diciembre, dos formaciones internacionales visitan el Can-Am en 2017. Corea del Sur, Japón y Venezuela también están en la carrera para ocupar una de las dos plazas disponibles. Un anuncio oficial se llevará a cabo más tarde en la primavera.
Recordemos que Yuniesky Gurriel había comenzado a rodar la pelota en el año 2014 al convertirse en el primer cubano que unirse a un equipo de América del Norte con el consentimiento de las autoridades cubanas. Alexei Bell, Ismel Jiménez y Yordan Manduley habían acompañado a la estación siguiente.

¿Seria la Serie Latinoamericano la próxima opción para Cuba?

Por Yusseff Díaz 

En luz de la revelación ayer que Cuba no sería  invitado mas a la Serie del Caribe , tendrá que ir como miembro de la Confederación de Béisbol del Caribe, Seria la Serie Latinoamericano la próxima opción para Cuba ?

La Serie Latinoamericana  es un evento deportivo de béisbol disputado por los equipos campeones de las ligas invernales profesionales que conforman la Asociación Latinoamericana de Béisbol Profesional(ALBP)Colombia (LCBP), México (LIV), Nicaragua (LBPN) y Panamá (LPBP). Su formato es el mismo que el de la Serie del Caribe, pero el nivel de talento esta un paso por debajo del Clásico caribeño.

Como la Serie Latinoamericano no está alineada con MLB Cuba no estuviera amarrada para las leyes del embargo estadounidense y pudiera ser miembro en pleno del ALBP. Debido a la impertinencia de Cuba para negociar con MLB y su resistencia a entregarce al profesionalismo, creo que esta sería la mejor opción para la Mayor de las Antillas.

¿Podrá Cuba remplazar una Colombia o Nicaragua se ellos fueron ratificados como miembro de la Confederación de Béisbol del Caribe? Eso también sería otra opción y en el futuro muy cercano también se podría ver un juego de campeonato entre el campeón de los dos torneos, especialmente si Cuba se hiciera miembro del ALBP, basado en la atracción que es el equipó antillano.

Hay un futuro muy incierto para el béisbol cubano, con la destitucion de Higinio Vélez  y Heriberto Suárez rumoreadas y Victor Mesa y Yosvany Aragon tomando sus puestos, podría Cuba al fin tomar el próximo paso y convertirse en una liga profesional? Pero hay algo muy seguro, que si Cuba no cambia  pronto nuestra querida Serie Nacional estuviera al borde de su extinción.

Cuba no será invitada más a Serie Béisbol del Caribe

La presencia de Cuba en la Serie de Beisbol del Caribe será eliminada luego de la versión 59 que se montará en Culiacán, México, a partir del próximo 1ro. de febrero.
El abogado Juan Francisco Puello Herrera, comisionado de beisbol del Caribe, dijo que luego de esta próxima asistencia cerrarán el ciclo de Cuba, país que ha actuado en tres eventos anteriores con una invitación especial. Cuba fue campeón del clásico 2015.
Cuba no tiene liga de beisbol profesional, y han actuado por dicha invitación, que siempre ha tenido la anuencia de la oficina de Grandes Ligas. El bloque comercial de Estados Unidos a Cuba impide que se le considere un socio normal del beisbol caribeño.

Juan Francisco Puello, comisionado de beisbol del Caribe, declaró ayer en La Semana Deportiva que los cubanos no serán invitados nuevamente, y que su última actuación posiblemente ocurra en Culiacán el mes próximo.
“Ellos, los cubanos, han participado como invitados, pero no son parte de la estructura de la Confederación de Beisbol del Caribe, así que no seguirán participando, a menos que cumplan con los requisitos de convertirse en una liga profesional igual a las demás”, dijo Puello, al comparecer al programa que se transmite los domingos a mediodía por CDN Sports Max. Puello conversó con los anfitriones del programa periodistas Héctor J. Cruz, Melvin Bejarán, José Luis Mendoza y el ex pelotero de grandes ligas Miguel Batista.
Puello también señaló que la Confederación de Beisbol del Caribe deberá cambiar algunos formatos a corto plazo porque el clásico caribeño no puede sostenerse como está ahora mismo.

 Lo primero, cambiar la fecha de la Serie, que deberá terminar a más tardar el 4 de febrero y así no coincidir con la apertura de entrenamientos de Grandes Ligas.
“Eso significará que deberemos empezar los torneos a principios de octubre, digamos el día 1ro, para terminar mucho antes cada campeonato”, dijo Puello, quien está en el puesto de comisionado desde 1992.
 Dijo que la Serie del Caribe también deberá ampliar su cantidad de miembros, citando a Nicaragua, Panamá y Colombia como los países que juegan beisbol profesional y con mayor posibilidad de integrarse.
 Aclaró, además, que están hablando con la Federación Internacional de Beisbol para fines de hacer un torneo caribeño teniendo como invitados a los campeones de los países asiáticos, entre ellos Taiwán, Korea, Japón.
 “Algo sucederá, no sabemos qué cosa, pero estamos en camino de ampliar nuestra estructura. No creo que la Serie del Caribe desaparezca, pero tenemos que hacer cambios”, expresó Puello.

 De otro lado, Puello expresó que no tiene interés en volver a la liga dominicana de beisbol profesional, de la cual fue presidente durante 8 años en el período 1984-92. Se le dijo que posiblemente el Dr. Leonardo matos Berrido se retire al final de su actual mandato (a mediados de año), y que su nombre ha sido citado por distintas fuentes.
 “Es posible que sí me hayan citado, pero no tengo interés en ello”, dijo enfáticamente.

(Tomado de Listin Diario)